Frases de despedida

Tal vez uno de los momentos más difíciles para el ser humano es despedirse de aquello que desea o quiere, pues ante el momento de separación su ego responde con el apego que se puede sentir respecto a aquello que forma parte de los afectos. Sin embargo, tarde o temprano, e incluso desde las más tiernas edades, el humano se enfrenta a esta situación, pues ella es parte de la diversidad de experiencias que marca la vida.


Lo más reciente:

No obstante, aun cuando natural, la Despedida es temida, sentida y llorada por los hombres, independientemente de la etapa de vida en que deban enfrentarla, puesto que la humanidad ha evolucionado relacionando el hecho de despedirse con el de renunciar, por lo que entonces se entiende la primera situación también como una especie de derrota ante la vida.

Quizás por esto, la Literatura, la Poesía y el pensamiento humano en general le ha dedicado una gran parte de su espacio a cantarle, pensar y sentir esta situación en donde el individuo  no le queda otra opción –bien sea porque es lo que debe hacer o porque es lo que la vida plantea- que decir adiós a aquello que ama, o al menos desea conservar.

Definición de Despedida

Empero, antes de abordar la exposición de algunas de las tantas frases célebres que existen en cuanto a la Despedida, se revisará la propia definición de esta situación humana, a fin de entender cada una de los pensamientos posteriores, en su justo contexto.

Pese a ser sin embargo una situación humana universal, al ser estudiada por varias corrientes del pensamiento humano, la Despedida cuenta también con varias definiciones, promulgadas desde las distintas disciplinas y artes que la han conceptualizado, por lo que escoger una sola definición sobre ella puede ser una tarea compleja. En consecuencia, la forma más objetiva de aproximarse a una definición de Despedida será tomar en cuenta el concepto expedido en su Diccionario por la Real Academia Española de la Lengua (RAE) texto en donde se pueden leer la siguiente acepción:

 Acción y efecto de despedir a alguien o despedirse.

Así mismo, al revisar dicho concepto, se encuentra que este refiere directamente al verbo Despedir, sobre el cual la RAE ha promulgado algunas de estas acepciones:

tr. Soltar, desprender, arrojar algo.

tr. Apartar o arrojar de sí algo no material.

prnl. Renunciar a la esperanza de poseer o alcanzar algo.

De esta manera, puede verse entonces cómo la idea de Despedida, de forma general, se refiere directamente a la obligación, llegado el momento preciso, de soltarse, apartarse, renuncia o desprenderse de algo o alguien. Al tomar en cuenta que el ser humano es una individuo de costumbres, apegos y sensación de posesión, puede entenderse entonces por qué la Despedida puede ser quizás una de las situaciones más difíciles de afrontar, sobre todo si se conoce definitiva.

Frases célebres de Despedida

Probablemente, esta sea la razón principal por la que se ha convertido en combustible para poemas, canciones, novelas, películas y demás creaciones artísticas, que tratan una y otra vez de asir el momento doloroso de despedir a alguien, para lograr explicarlo, articularlo, hacerlo consciente, esperando que quizás así no duela tanto.

Una muestra de la gran cantidad de páginas que le ha dedicado la Historia a la Despedida puede ser algunas de las tantas frases que las comprenden. A continuación, algunas de ellas:

Mario Quintana (1906 – 1994)

Las manos que dicen adiós son pájaros que van muriendo lentamente.

Un ejemplo de lo que la Poesía ha hecho con el concepto de Despedida es este verso del poeta brasileño Mario Quintana, quien comparaba a las manos que dicen adiós con el batir de alas de un pájaro, metáfora que se explica por medio del movimiento similar de ambas. No obstante, para Quintana, el pájaro que se despedía comenzaba también un proceso de agonía, puesto que por un lado Despedir a un ser querido es una pequeña muerte, y por otro lado, la Despedida también es un momento, efímero.

George Bernard Shaw (1856 – 1950)

No hay beso que no sea principio de despedida; incluso el de llegada.

Por otro lado, algunas corrientes también han señalado lo imposible que es evitar la Despedida, pues siempre que algo comienza o que alguien llega, en el principio de ambas situaciones ya existe el germen de su fin, de su despedida.

Tal vez por esto, el escritor irlandés George Bernard Shaw, bajo la lógica de que en todo nacimiento viene implícita la idea de la muerte, señalaba que en todo beso, refiriéndose específicamente al beso romántico, aun cuando sea el primero, esta también incluido el beso final. Es decir, toda bienvenida del amor debe sentirse teniendo en cuenta que ese amor también habrá que despedirlo llegado el momento.

Brock Thoene

Siempre es más difícil que te dejen atrás que ser el que se va.

Aun cuando el foco de la Despedida siempre está en aquel que la da, y no en quien la causa yéndose, en realidad el acto en sí involucra siempre estos dos protagonistas: el ser que se va y aquel que se queda despidiéndose.

En tal sentido, el afamado autor estadounidense Brock Thoene señala en este frase que según su concepción en la Despedida el papel más sencillo es para aquel que se va, mientras que el trago más amargo es para quien se queda.

Al analizar esta frase se puede ver que quizás ciertamente el que se va llena su visión con paisajes nuevos, que lo hacen cambiar y pensar cada vez menos en lo que ha dejado atrás, mientras que el que se queda, lo hace en un lugar lleno de recuerdos, que le traerán a la mente, momento a momento, la conciencia sobre ausencia de quien se ha marchado.

George Eliot (1819 – 1880)

Solo en la agonía de despedirnos somos capaces de comprender la profundidad de nuestro amor.

Así mismo, la Despedida ha sido idealizada por la Poesía como el momento trágico en que los amantes se separan sintiendo el desgarramiento de perder al complemento del alma. La razón de esta luz dramática con que se ilumina la idea de Despedida puede estar en esta frase de la escritora Mary Anne Evans, que usaba el seudónimo George Eliot, para quien la Despedida marcaba en los amantes el momento más difícil: ser conscientes del profundo amor que se tenían, justo cuando ellos no podían permanecer más tiempo juntos.

Henrik Ibsen  (1828 – 1906)

Solo lo que se pierde es adquirido para siempre.

Otra de las visiones que existen respecto a la Despedida es cómo este evento logra que una situación o relación, aun cuando perdida sea integrada para siempre en el recuerdo. En este orden de ideas, el poeta y dramaturgo noruego, Henrik Ibsen, señalaba que solo aquello que se pierde, aquello de lo cual el individuo se despide, puede ser poseído para siempre.

Esto quizás sucede porque al momento de perder algo, esto se traduce en dolor y en recuerdos, sentimientos que están dentro del individuo, y que por ende poseerá hasta que el final de sus días, a diferencia de los efímero que puede ser la relación con cosas, procesos o personas del exterior, con las que todo es incierto.

Mario Benedetti (1920 – 2009)

Se despidieron y en el adiós ya estaba la bienvenida.

No obstante, no todas las Despedidas son para siempre, algunas simplemente marcan momentos de separación temporales, por lo que aun cuando duelan, por la necesidad constante de estar junto al ser amado, al menos guardan en ella la esperanza de la próxima bienvenida, la cual de seguro exacerbará el amor, puesto que en algunos casos de hecho algún adiós momentáneo en el amor, y su próxima bienvenida alegra y da color a la celebración amorosa.

Al menos así parecía pensar el poeta uruguayo Mario Benedetti, para quien toda Despedida entre amantes parece conservar en sí la próxima bienvenida, o al menos la esperanza de esta si la Despedida sucede de forma definitiva.

Gandhi (1869 – 1948)

No existen las despedidas entre nosotros. Allí donde estés, te llevaré en mi corazón.

Para algunos poetas y pensadores, en cambio, las Despedidas no existen, puesto que una persona difícilmente puede separarse o despedirse de aquello que lleva dentro de su corazón, así la separación en físico suceda.

Por ende, tal como señalaba en esta oración el luchador y pensador indio, Gandhi, señalaba que independientemente en donde estén ubicadas geográficamente las personas relacionadas por lazos de amor, para ellos no pueden existir las separaciones o despedidas, en tanto que simplemente por estar cada uno en el corazón del otro ya se sienten presentes.

Ernie Harwell (1918 – 2010)

Es hora de decir adiós, pero las despedidas son tristes y prefiero decir hola. Hola a una nueva aventura.

Para otros, en cambio, más que el hecho de que la Despedida no exista, en realidad lo que sucede es la decisión de cambiar de enfoque ante ella, para así no tener que verla como el fin de un ciclo, sino como la oportunidad de comenzar otro momento de la vida desde cero.

Un ejemplo de esa visión lo señalaba Ernie Harwell, comentarista deportivo estadounidense, quien señalaba que llegado el momento de las despedidas era mejor no pronunciar el triste adiós, sino que era mejor decidirse por el esperanzador “hola”, dándole así la bienvenida a las nuevas aventuras que siguen a todo final.

Imagen: pixabay.com

Frases de despedida
mayo 31, 2019
Se habla de:                 

Ver más Artículo al azar