Frases de vida

Ampliar este tema:
  • La eutanasia, de acuerdo a muchas legislaciones, es el derecho de una persona de poner fin a su exist...
  • Se habla de matoneo escolar, o bullying, pero resulta que en la sociedad siempre nos estamos haciendo...

Desde el punto de vista fisiológico, la vida es definida como la cualidad de animación que tiene un ser, en el momento en que está vivo, y que pierde cuando muere. Es decir, que la palabra “vida” está relacionada con el hecho de estar animado, es decir, tener la capacidad de actuar, moverse y sentir por propia voluntad.

A nivel cronológico en cambio, la vida cobra otro significado pues mide el tiempo transcurrido desde el momento en que un organismo o ser llegó al mundo, cobró vida, cerrándose el conteo de ese tiempo, cuando dicho ser muere, es decir deja de vivir. Por su parte, y bastante relacionado con este hecho cronológico, la Poesía, la Literatura y la Filosofía ven “la vida” como ese transitar álmico y existencial que experimenta nuestra conciencia mientras se encuentra con impulsos vitales.

En este último sentido, el concepto de vida ha generado cientos de páginas, de las plumas de los más grandes pensadores y artistas, que como hombres mortales al fin y al cabo también sintieron angustia hacia lo efímero de la vida o lo paradójico que pueden resultar las cosas que en ella transcurren mientras pasa. A continuación, algunas de las frases más destacadas de algunos de los más importantes pensadores, escritores y artistas sobre el hecho existencial llamado vida:

Confucio

¿Me preguntas por qué compro arroz y flores? Compro arroz para vivir y flores para tener algo por lo que vivir. (Confucio)

Con una frase aparentemente doméstica, este Filósofo chino, quien vivió durante los años 551 a.C y 478 a.C, expresa una dicotomía existencial que apunta hacia la vida entendida por un lado como el mero hecho existencial y las funciones ligadas a esa permanencia y sustento, entre las que se encuentran acciones como vivir, dormir, cuidarse, asearse, entre otros procesos que ayudan al cuerpo a permanecer con vida; y por otro al hecho espiritual o filosófico que hace que la esencia que habita ese cuerpo sienta la motivación suficiente para seguir con vida. Pensamiento que unos siglos después completaría el hombre histórico Jesús de Nazaret cuando se refería a que “no solo de pan vive el hombre”.

Séneca

La mayor rémora de la vida es la espera del mañana y la pérdida del día de hoy. (Séneca)

Algunos siglos después, este célebre Filósofo romano del primer siglo de nuestra era apunta a un hecho inherente al humano, que aun en nuestros días sigue siendo un factor de angustia. En este sentido, ya en esa época, Séneca advertía sobre los inconvenientes existenciales que trae al hombre no vivir en el aquí y en el ahora, sino en constante expectativa por el futuro. Con referencia a esta práctica, Séneca coloca el acento en la complicación que puede traer esto para quien decida vivir así, pues además de la continua ansiedad que provoca la continua expectativa, por esperar algo que está por llegar, se pierde lo que se tiene en el momento: el presente, el cual transcurrido comienza a formar parte del pasado sin que se pueda recuperar el tiempo que se perdió esperando algo que además no se está seguro de que llegue.

Abraham Lincoln

Al final, lo que importa no son los años de vida, sino la vida de los años. (Abraham Lincoln)

Por su parte, este político estadounidense del siglo XIX parece referirse a la edad cronológica y la presencia o no de una muerte temprana. En ese sentido Lincoln hace uso de un juego de palabras para afirmar que en ocasiones encontramos hombres de gran edad que sin embargo han desperdiciado o no han aprovechado lo suficiente sus vidas, mientras que se pueden encontrar igualmente individuos que aunque parten a muy joven edad simplemente dejan tras de sí un gran legado. Así –para parafrasear este pensamiento de Lincoln-  no importan en realidad cuántos años se viva, mientras se viva de verdad.

Oscar Wilde

Lo menos frecuente en este mundo es vivir. La mayoría de la gente existe, eso es todo. (Oscar Wilde)

Con la misma intención de Lincoln, este novelista irlandés del siglo XXI, también hace énfasis en la importancia que tiene el hecho de vivir de verdad. Así mismo pareciera unir su pensamiento con el expuesto siglos atrás por Confucio donde señalaba que una cosa es el sustento y otro el por qué se vive. Así Wilde denuncia a la mayoría de sus contemporáneos, acusándolos simplemente de existir, es decir de ser seres animados. Sin embargo, este escritor apunta a que la vida es mucho más que el simple hecho de respirar.

Friedrich Nietzsche

Aquel que tiene un porqué para vivir se puede enfrentar a todos los «cómos». (Friedrich Nietzsche)

Igualmente, en esta oración, el reconocido filósofo alemán del siglo XIX, hace referencia nuevamente a ese tipo de estímulo o entusiasmo que va mucho más allá de las funciones vitales que le permiten al cuerpo mantener un nivel adecuado en entropía. De esta forma, Nietzche parece querer señalar que la principal herramienta con la que cuenta un ser humano para superar todos los obstáculos que se le atraviesen en el camino, es precisamente tener un motivo para hacerlo, dicho en otros término tener un por qué vivir.

Fuente de imagen: jpbarro6.wix.com

Frases de vida

Bibliografía ►

Se habla de:     


Ver más Artículo al azar