Frases sobre la infidelidad

Según las tradiciones en casi todo el mundo occidental practicante de la monogamia, una vez que una pareja decide unirse en matrimonio –e incluso durante el noviazgo y la etapa de compromiso- ambos miembros deben guardarse mutua fidelidad, lo cual es visto por la Antropología como un acuerdo social que busca proteger la institución de la familia.

También te puede interesar:

Fidelidad y otros sentimi

entos

Sin embargo, la Fidelidad es una situación que no existe aislada en la relación de pareja, sino que se encuentra ligada a otras emociones y valores como por ejemplo la lealtad, la confianza, e incluso para algunas culturas es muestra directa de la vitalidad del amor que siente cada uno de los miembros de la pareja por el otro, de ahí que cuando esta se rompe puede arrastar consigo estos otros sentimientos.

De hecho para algunos, e incluso para las propias leyes civiles de la mayoría de los países occidentales- la infidelidad o adulterio son causantes directos de la separación, ya que una vez rota esta promesa, pueden darse varios escenarios, por un lado que aquel que haya sido infiel decida romper con su pareja para entablar una nueva relación con la otra persona, o que aquel miembro que ha sido engañado considere que no puede perdonar y salvar la relación. En algunas legislaciones, el adulterio es incluso un delito penado con cárcel.

No obstante, también son muchas las parejas que logran superar estas situaciones, lo cual conlleva un alto nivel de madurez, horas de terapia de pareja, la reconstrucción de la confianza, el reavivamiento de la relación, y sobre todo el firme compromiso de guardarse fidelidad mutua.

Frases sobre la infidelidad

Pese a lo doloroso que resulta para algunos esta situación, así como la necesidad que sienten otros e evitar esta experiencia como dé lugar, la infidelidad romántica es más común de lo que algunos están dispuesto a aceptar, no en vano se ha convertido en el argumento de grandes obras literarias, el tema principal de guiones cinematográficos o la emoción de donde nacen cientos de canciones.

En consecuencia, se podría decir entonces que la infidelidad romántica es uno de los temas de los cuales se alimenta la creación humana, lo cual también hace posible –a través de los pensamientos y obras de los hombre más importantes de la historia- ver cómo ha sido concebida la infidelidad a lo largo de los años o por las distintas generaciones. A continuación, algunas de las frases más célebres sobre esta situación romántica:

George Herbert

El adulterio es justificable: el alma necesita pocas cosas; el cuerpo muchas.

Esta frase del poeta religioso de origen británico, George Herbert (1593 -1633) coloca el acento sobre una de las facetas más cuestionadas sobre el adulterio: su esencia física. En este sentido algunos expertos han concebido que pocas veces la infidelidad tiene que ver con el fin de los sentimientos hacia la pareja, estando más relacionada con los deseos físicos y la atracción hacia un tercero. Para Herbert pareciera que la razón por la que la infidelidad romántica ocurre es precisamente porque su impulso surge en la parte más débil y necesitada del ser humano: el cuerpo.

Jean-Baptiste Racine

Para creerse infiel es preciso creerse amado.

Por su parte, este poeta trágico de nacionalidad francesa del siglo XVII, coloca la lupa en otro aspecto de la infidelidad, argumentando que el fallar a un lazo legal o eclesiástico, en el cual no había amor, no era suficiente para que quien lo hacía se considerara infiel. En consecuencia, solo el que estuviese involucrado en una relación amorosa, en donde amara y se supiera amado, podría ser realmente infiel. En resumen, según la perspectiva de Jean-Baptiste Racine se es infiel al amor.

Sören Aabye Kierkegaard

En ninguna cosa la infidelidad es más innoble y repugnante que en el amor.

Sin embargo, más allá del planteamiento de Racine sobre la necesidad de que exista el amor para poder hablar de infidelidad, este filósofo danés del siglo XIX, llamado Sören Aabye Kierkegaard expresaba en su momento que para él, aun cuando el humano pudiese ser infiel a muchas cosas, y en muchos sentidos, la peor de todas las infidelidades era la romántica, quizás porque se engaña precisamente al individuo que entrega su amor de forma desinteresada y confiada. En tal sentido, para este estudioso la infidelidad romántica es tanto innoble como repugnante.

Severo Catalina

La mujer perdona las infidelidades, pero no las olvida. El hombre olvida las infidelidades, pero no las perdona.

Otro de los grandes debates que se han dado durante la historia con respecto a la infidelidad es la forma de darse según si la víctima del engaño romántico es el hombre o la mujer. En este sentido, este periodista español del siglo XIX usaba esta frase en donde señalaba que cada género tenía su forma distintas de asumir esta situación, puesto que mientras las mujeres podían perdonar el engaño, así jamás lo olvidaran, el hombre –quizás en su orgullo herido- era capaz de olvidarse de una infidelidad, sin que esto significara poder perdonar a su pareja, lo que lleva a pensar también que al hombre le cuesta mucho más superar esta situación.

Joaquín Sabina

Los hombres engañan más que las mujeres; las mujeres, mejor.

Mucho más contemporáneo, pero en la misma línea sobre la forma en que cada género se comporta respecto a la infidelidad, pero ya no desde las víctimas sino de los ejecutores de la infidelidad, este canta autor español coloca el acento sobre un tema tabú en la sociedad: la infidelidad femenina, puesto que por tradición se considera que el único que es capaz de engañar es el hombre, mientras que a la mujer se le destina siempre el papel de engañada o de santa.

Sin embargo, Sabina señala que aun cuando el hombre engaña más, es decir, existen más hombres infieles, las estadísticas pueden estar alteradas si se considera que las mujeres –de acuerdo a la opinión de este compositor- son mejores engañando, ya que no se dejan descubrir en su infidelidad.

Gabriel García Márquez

Hay que ser infiel, pero nunca desleal.

Finalmente, se puede colocar como ejemplo esta polémica frase de Gabriel García Márquez, en la que el autor colombiano del siglo XX señala cómo se le puede dar cabida a la infidelidad –ya que es un acto físico- sin que esto en ninguna forma implique ser desleal a la pareja, lo cual quizás tiene que ver más con los sentimientos involucrados, los engaños, el maltrato u otras situaciones que pueden darse una vez que se ha roto la promesa de guardarse amor y fidelidad mutuas para siempre.

Imagen: pixabay.com

Frases sobre la infidelidad
noviembre 27, 2017
Se habla de:                     

Ver más Artículo al azar