Frases sobre los hermanos

Se puede definir al hermano –o hermana- como al pariente consanguíneo, o por adopción, que comparte los mismos padres, o al menos uno de ellos, y con el cual, según la evolución de la civilización actual, por lo general, se convive durante gran parte de la infancia y la crianza.


Lo más reciente:

Relación entre hermanos

Sin embargo, la relación de hermandad, aun cuando puede llegar a ser una de las más sólidas y empáticas, también tiene tendencia a derivar en uno de los nexos más competitivos y conflictivos de las relaciones humanas y familiares, puesto que –como explican algunas corrientes psicológicas- en realidad se trata de dos o más individuos, que durante sus primeras etapas de desarrollo, se ven obligados a competir y rivalizar por los recursos materiales, el cuidado y cariño de los padres, e incluso por el espacio o lugar propio, lo que puede generar que a la larga, si no existe una orientación adecuada de los adultos –padres, responsables y orientadores- una relación de enemistad y resentimiento.

No obstante, casi nunca estas rivalidades infantiles, basadas totalmente en un instinto primario de supervivencia, logran trascender negativamente a la edad adulta, momento en que la mayoría de los hermanos comprenden que aparte de sus padres, sea que estos duren muchos años o se vayan prematuramente, son los hermanos los parientes más cercanos, y en realidad lo único que a la larga tendrán de ese primer hogar o núcleo familiar de donde provienen. Por ende, en algún momento de la etapa adulta –si no es que han sido hermanos súper unidos desde el principio- las diferencias de edad o caracteres tienden a desaparecer, dejando que florezca una relación de amor, fraternidad, solidaridad y cariño, que puede perdurar durante el resto de la vida, siendo esto último el mejor escenario para la conformación psicológica positiva de la persona, puesto que además de la propia familia que formará, seguirá contando con el respaldo de su familia originaria.

Frases sobre hermanos

En este sentido, tanto por lo conflictiva que puede ser como por la necesidad de transformarla en un sólido y fraternal laso, la relación de hermanos o la hermandad ha sido un tema que ha ocupado a algunos de los más grandes pensadores de todos los tiempos, así como de casi todas las culturas, quienes también se han pronunciado a través de la concepción de refranes o pensamientos populares, lo cual revela el carácter esencialmente humano que reviste este tema, y sobre el cual se pueden rescatar algunas frases como las siguientes:

Proverbios chino

Ayuda a tu hermano a cruzar el río, y verá que tú también llegaste a la orilla. (Proverbio chino)

Aun cuando este pensamiento puede ser visto de forma mucho más espiritual, es decir, en donde la categoría de “hermano” puede estar usándose como sinónimo de “prójimo”, en realidad es aplicable tanto para la relación del individuo con sus semejantes, como de éste con sus parientes de sangre o crianza, con los cuales comparte el nexo de hermandad. Por consiguiente, el pueblo chino, instaba al individuo a comprender que todo acto de solidaridad o ayuda en realidad era una acción que terminaba por beneficiar mutuamente a los involucrados, pues al ayudar al hermano a sortear un obstáculo, se avanza por un camino trae la recompensa de la meta para los dos.

Cuando dos hermanos trabajan juntos las montañas se convierten en oro. (Proverbio chino)

En el mismo sentido, y también proveniente de la cultura china, esta frase reitera la importancia de la unión y el trabajo colectivo entre hermanos, pues de este nexo surge la fuerza necesaria para construir grandes hazañas. Por consiguiente, según se infiere de este pensamiento, se debe propiciar el trabajo mancomunado entre semejantes, pues para colocar una analogía con algún refrán propio del Español “en la unión está la fuerza”.

Jean Baptiste Legouve

Un hermano es un amigo dado por la naturaleza. (Jean Baptiste Legouve)

Por su parte, este escritor francés del siglo XIX, apuntaba hacia el lazo de fraternidad y amistad que debe existir entre los hermanos, pues –para este dramaturgo europeo- los hermanos pueden ser considerados casi como aquellos amigos, o compañeros de vida, que además de los importantes nexos afectivos que pueden tener en común, comparten además una carga genética, pues la naturaleza les ha brindado el miso origen y los mismos genes.

Brandy Norwood

Nada puede parar que ame a mi hermano (Brandy Norwood)

Por su parte, la actriz y cantante contemporánea, de origen estadounidense, Brandy Norwood ha acuñado esta frase que viene a llamar a la reflexión tanto a aquellos hermanos que lograron –de haber existido- superar sus diferencias, así como a los que no lo han hecho todavía o se encuentran en medio de un conflicto con sus hermanos, puesto que las rivalidades infantiles pueden convertirse en divergencias mucho más profundas en la adultez, frente a problemas legales o de propiedades. Sin embargo, esta joven estrella es enfática en recordar que lejos de estos bienes o diferencias, en realidad siempre debería prevalecer el amor por los hermanos.

Hesíodo

Nunca califiques a un compañero igual que a un hermano. (Hesíodo)

Por lo general, en la época actual, y sobre todo en las generaciones más jóvenes se estila considerar a los amigos como verdaderos hermanos, pues las vivencias y lo que se comparte con ellos puede hacer surgir este sentimiento totalmente fraternal. No obstante, la voz antigua de este filósofo poeta griego, del siglo VII a.C. parece viajar a través de las centurias para advertir que por mucho que se puede llegar a querer a un amigo, éste nunca podrá ocupar o superar el lugar de un hermano verdadero, con quien además de los nexos de amor existen nexos de sangre, y todo un mundo familiar compartido.

James Boswell

Los que no tienen hermanos o hermanos miran con algún grado de envidia inocente a aquellos que los tienen. (James Boswell)

A pesar de que durante la infancia, o en algunos momentos de la juventud, la competencia entre hermanos pueda llevar a algún individuo a desear ser hijo único, en realidad –según este escritor y abogado británico-  este nexo familiar es alguno de los que más puede generar “envidia” bienal en quien no tuvo la dicha de tener hermanos, siendo obligado a pasar una infancia en soledad, durante la cual probablemente añoró los hermanos y conflictos que quien tuvo la dicha de tener, rechazaba con desdén. No obstante, se podría concluir entonces, que siempre es mejor tener hermanos, aunque se pelee con ellos, que añorar por siempre el haber tenido uno.

Maya Angelou

No creo que el accidente del nacimiento haga hermanos o hermanas. Ser hermano es una condición que hay que trabajar. (Maya Angelou)

Por su parte, esta escritora afroamericana del siglo XX, colocaba el acento en algo de vital importancia: el cultivar el vínculo de hermandad. En este sentido, parafraseando a esta autora contemporánea, la naturaleza sólo da un pequeño aporte en emparentar genéticamente a dos individuos, convirtiéndolos en hermanos. Sin embargo, los involucrados se ven en la obligación y la responsabilidad de cultivar dicho vínculo, pues al ser una relación humana, esta debe basarse en nexos de confianza, respeto, admiración, solidaridad, cariño, bondad, honestidad y amor, entre otros valores que convertirán este nexo en uno de los más sólidos, pues está respaldado por el sello sanguíneo, el cual no obstante a penar es el primer eslabón de una larga cadena de trabajo y empeño mutuo. La hermandad es una nexo que debe construirse, cultivarse y protegerse.

Imagen: pixabay.com

Frases sobre los hermanos
abril 26, 2017
Se habla de:                         

Ver más Artículo al azar