Historia de la Gramática

Antes de abordar el estudio de cada una de las etapas que componen la Historia de la Gramática, quizás sea necesario revisar de forma breve la propia definición de esta disciplina, a fin de poder entender esta evolución histórica, dentro de su contexto adecuado.

También te puede interesar:

Definición de Gramática

De esta manera, se puede comenzar por decir entonces que –aun cuando éste es un concepto en suspenso, siempre revisado por cada nueva generación de teóricos- en reglas generales, la Gramática es vista como una disciplina lingüística, cuyo principal propósito es estudiar la Lengua, para así poder entender cuáles son los principios y reglas por los cuales ella se rige. No obstante, es importante decir que en la actualidad esta aproximación, no se hace desde un punto de vista prescriptivo, es decir, con intención de normar y regular dicha Lengua, sino que el estudio de este sistema de signos se aborda desde un criterio descriptivo, por medio del cual se pretende estudiar la realidad del habla, para poder comprender cuáles son las reglas que rigen una Lengua, y que ésta ha desarrollado a través de su proceso natural de evolución.

Historia de la Gramática

Por otro lado, la Historia de la Gramática puede definirse a su vez como el conjunto de teorías y estudiosos que se han sucedido en tiempo, y cuyo punto en común siempre ha sido entender la Lengua. Por lo general, estos grandes estudiosos, así como sus concepciones gramaticales, provienen de pueblos  de gran tradición literaria, es decir, pueblos que encontraron en su Lengua un gran atractivo y objeto de estudio. A pesar de que son cientos los nombres que conforman la Historia de la Gramática, quizás los más importantes para entender la evolución de esta teoría son los siguientes:

Panini

Por lo general, el común denominador opta por creer que fueron los griegos los pioneros en interesarse por la Lengua y su estructura. No obstante, el primer gran antecedente en la Historia de la Gramática es Panini, gramático indio que se destacó por su gran interés por entender el Sánscrito. De hecho, los historiadores reconocen a su obra Astadhiaia  como la primera gramática. De esta manera, surgida en el siglo 480 a.C. la gramática de Panini se entregaba al estudio del Sánscrito, enfocándose en los mecanismos relacionados con la formación de las palabras, así como cuál era la raíz que imperaba en ellas. Incluso, la obra de Panini ha sido de tanta importancia que ha resultado esencial para comprender posteriormente esta Lengua, permitiendo hasta la traducción y entendimiento de algunos de los antiguos textos sagrados de esta cultura.

Los griegos

Sin embargo, en cuanto occidente, los pioneros en adentrarse en el estudio de la Lengua fueron los antiguos griegos, civilización de la cual resaltan, nombres como Sócrates y Aristóteles, filósofos clásicos griegos, quienes abordaron la Lengua, así como su existencia, origen y funcionamiento, desde una posición totalmente filosófica. Por consiguiente, durante el desarrollo de la Grecia clásica, aun cuando sus grandes filósofos disertaron sobre la naturaleza del Lenguaje y su funcionamiento, en realidad no se puede hablar de ningún tratado completo de Gramática, sino hasta que en el siglo II a.C. el estoico Crates de Malos escribió su tratado completo de Gramática griega, el cual es tenido en la actualidad como la obra más importante de esta civilización.

Empero, Grecia también fue la cuna de Dionisio de Tracia (170 a. C. – 90 a.C.) importante gramático, a quien se le atribuye haberse formado como discípulo de Aristarco y haber escrito la obra Tékne Grammatiké (Arte gramática) la cual siglos después sería llevada por los árabes a occidente, convirtiéndose en uno de los textos de referencia de la Edad media, siendo esencial para la posterior edificación de las gramáticas latinas y europeas. Igualmente, en la actualidad es entendida como la primera gramática griega, en términos modernos.

Los romanos

Posteriormente, uno de los grandes herederos de los conocimientos sobre Gramática que habían desarrollado los griegos, fueron los romanos, quienes se nutrieron sobre todo de las categorías y terminología usada por estos en sus estudios gramaticales, dando con esto inició la gran corriente que alimentaría con el devenir del tiempo la Gramática tradicional. En la actualidad, muchas de esas palabras y denominaciones forman parte del cuerpo teórico de la Gramática. Sin embargo, según han apuntado algunos especialistas, pese a que entre estas culturas hubo un gran intercambio de conocimientos a nivel gramatical, ninguno de estos pueblos dio un paso en el camino de entender cómo sus lenguas estaban relacionadas.

Edad Media

Pese a lo que puede llegar a pensarse sobre el gran oscurantismo de la Edad Media, esta fue una etapa -sobre todo en los últimos estadios de esta época- en donde se dieron grandes avances en términos gramaticales, los cuales nacieron y caminaron de la mano de las importantes traducciones que hicieron los árabes de los antiguos textos griegos, logrando traerlos de nuevo al presente, y además expandiéndolos a lo largo de Asia y Europa. Así mismo, durante los años de la Edad Media, y después de las grandes invasiones árabes, algunas de las lenguas más importantes, como la hebrea, la árabe e incluso aquellas habladas por los pueblos cristianos se vieron en la necesidad de convivir, dando paso a una de las instituciones más relevantes de esa época: La Escuela de Traductores, surgida en Toledo hacia el año 1035, y que es artífice de que algunos de los más importantes textos de oriente hayan sido conocidos por occidente.

Así mismo, durante la Edad Media, otro pueblo que dio grandes avances en cuanto al estudio de su lengua fue el pueblo judío. En este sentido, la mayoría de las fuentes optan por señalar al lexicón judío como una de las grandes obras gramáticas de este pueblo, pues constituyó el primer gran inventario del léxico de este pueblo. En cuanto a esta obra, se podría decir incluso que es uno de los primeros atisbos de diccionario del que puede tenerse referencia durante esta época. Igualmente, el pueblo judío fue pionero en los estudios filológicos, al entregarse al estudio del Antiguo Testamento, con el fin de poder estudiar la evolución de su lengua, a través de las palabras contenidas en este libro sagrado.

Otros de los gramáticos más importantes de la Edad Media son Elio Donato, gramático de origen africano, que con su Ars grammatica, compuesta durante el siglo IV D.c. llegó a convertirse en una de las referencias más influyentes de la Gramática durante la Edad Media, junto con la Tékne Grammatiké que Dionisio de Tracia había compuesto siglos antes. Finalmente, otra de las obras de gran relevancia durante la Edad Media es la Gramática castellana de Antonio Nebrija, que compuesta en 1492 se erige como una de las primeras gramáticas del Español, así como la fuente de la que beberán las posteriores gramáticas románicas.

Renacimiento

Durante esta etapa, a pesar de los grandes avances que se dieron a nivel cultural y artístico, algunos estudiosos son de la opinión de que en términos gramaticales no se avanzó mucho en el conocimiento de cada lengua en particular. En este sentido, los historiadores señalar que durante la Edad Media, occidente y oriente avanzaron pasos importantes hacia la concepción del estudio comparativo de las Lenguas. No obstante, el redescubrimiento de las antiguas obras griegas y el enamoramiento hacia el mundo clásico, hizo que también naciera una corriente que pretendía estudiar todas las lenguas, según los cánones gramaticales impuestos por los conocimientos griegos, y en algunas ocasiones, incluso por la forma como funcionaba esta lengua.

Edad moderna

Habría que esperar todavía al siglo XVIII para que occidente avanzara sobre el surgimiento y evolución de una concepción comparativas de las lenguas, la cual arrojó como resultado la creencia de que todas las Lenguas parecían tener un origen en común. Quizás el más ferviente promotor de esta teoría haya sido el filósofo alemán Gottfried Wilhelm Leibniz (1646 – 1716) quien afirmaba que todas las lenguas habladas en Europa se encontraban de alguna forma emparentadas con las lenguas habladas en Asia y África, pues estas debían proceder de una lengua originaria, a la cual este filósofo llamó Indoeurpeo.

Edad contemporánea

Desde el siglo XVIII hasta la actualidad, la Gramática ha vivido también grandes cambios de enfoque y método. Sobre el siglo XIX puede destacarse por ejemplo el gran auge que tomó el estudio comparativo de las lenguas, así como el intento de aproximarse a la Lengua desde una perspectiva sistemática, para lo cual occidente volvió sus ojos sobre la antigua obra de Panini, la cual de alguna manera contenía en su germen la noción de que la lengua –como sistema de signos al fin- podía ser estudiada desde un punto de vista sistemático. No obstante, durante este momento, existían también algunas escuelas que persistían en no abandonar el modelo gramático greco-latino.

Un siglo más tarde, durante las décadas del siglo XX, comenzó a surgir otra visión sobre las Lenguas, la cuales básicamente puede describirse por el interés de estudiar cada lengua dentro de su propio modelo, así también como el inicio de la creencia de que la Lengua no puede ser un objeto que se estudie desde su modelo intangible, sino que debe colocarse especial atención a su realidad concreta: el habla. Dentro de los muchos nombres que resaltan durante estos años, cobra especial atención el de Ferdinand de Saussure, lingüista suizo y padre de la Lingüística general, y quien es el pionero sobre la visión dicotómica del Lenguaje, así como la noción de la Lengua como un sistema de signos realizada a través del habla. Así mismo, el Lenguaje comienza a ser visto también como una realidad compuesta por varios niveles, dentro de los cuales la Gramática es una disciplina que se encarga de estudiar aquel relacionado con las estructuras sintácticas. Otra de las grandes figuras del siglo XX es el lingüista estadounidense Noam Chomsky, padre de la Gramática Generativa, disciplina que se aproxima a la Lengua, con el fin de entender los principios bajo los cuales se originan las distintas normas, a fin de poder predecir a su vez cómo deben producirse las combinaciones y construcciones sintácticas, gramaticalmente correctas.

Otro de los grandes cambios que puede destacarse en cuanto a la Gramática del siglo XX es el cambio que se ha operado de una visión prescriptiva, la cual rigió durante toda la evolución de la Gramática, y que pretendía ver a esta disciplina como la materia mediante la cual se lograba estudiar y normar la Lengua, por una concepción descriptiva de la Gramática, en donde se asume que esta materia debe abordar el Lenguaje, con la intención de observar su comportamiento y las Leyes que lo rigen, para así poder entenderlo desde su propia dinámica y principios.

Imagen: pixabay.com

 

Historia de la Gramática
julio 23, 2017

Ver más Artículo al azar