Importancia del agua en los seres vivos

Biología, naturaleza y afines

Definición del Agua

En el ámbito de la Naturaleza, se conoce como Agua al elemento, cuyas moléculas se encuentran compuestas por dos átomos de hidrógeno y uno de oxígeno, respondiendo a la fórmula química H2O.

Con respecto a sus propiedades físicas y químicas, los científicos han señalado que el Agua posee una densidad de 1.000 kg/m3. De igual forma, la Ciencia ha indicado que este elemento natural alcanza el punto de ebullición a los 100 °C, así como una masa molar equivalente a 18,01528 g/mol. No obstante, más allá de sus propiedades, la real importancia de este elemento natural es el de resultar vital para los seres vivos, así como para la proliferación de la vida.

Ciclo del Agua

En este sentido, una de las principales contribuciones del Agua al funcionamiento, reproducción y continuidad de la vida sobre el planeta es el Ciclo del Agua, proceso natural por medio del cual el agua se recicla, cambia de estado y alimenta tanto la tierra, los ríos, los océanos, así como a las plantas y animales, interviniendo incluso como elemento vital en los ciclos reproductivos de algunas especies de animales y plantas. De acuerdo a la Ciencia, este ciclo ha estado presente desde hace billones de años, resultando indispensable para el funcionamiento del planeta, e incluso se piensa que se encuentra estrechamente relacionado a la aparición de la vida en la Tierra.

Resulta pertinente entonces, hacer una breve descripción de cada una de las fases que presenta este ciclo, a fin de poder señalar también cuáles son sus contribuciones precisas en cada uno de sus estados o sus momentos. A continuación las fases del ciclo del agua:

Evaporación: esta fase se caracteriza por la conversión del agua del estado líquido a estado gaseoso, debido a la influencia de los rayos solares, los cuales provocan el calentamiento del líquido creando entonces vapor de agua. Así mismo, las plantas también aportan al menos 10% de las emanaciones de vapor que llegan a la atmósfera. El vapor de agua cumple con la función de mantener el calor de la radiación solar sobre la tierra, manteniendo la temperatura necesaria para conservar la vida en el planeta. De igual forma, durante este proceso, los océanos liberan oxígeno a la atmósfera, siendo esta la principal fuente de este elemento a la atmósfera.

Condensación: una vez que el vapor del agua sube a cierta altura dentro de la atmósfera, tiene lugar el proceso de condensación, por medio del cual se crean las nubes, cuerpos de agua, conformados por diminutas gotas de agua, las cuales inicialmente resultan un poco más livianas que la atmósfera, por lo cual pueden flotar y desplazarse de un sitio a otro, gracias a la acción del viento. Este estado del agua, permite que este elemento viaje de un sitio a otro, garantizando que casi todas las zonas del planeta cuenten con el vital líquido.

Precipitación: es el proceso por medio del cual el agua contenida en las nubes cae a la tierra en forma de lluvia. Lo cual contribuye con la alimentación y renovación de las fuentes de agua, como ríos, lagos y océanos. Igualmente, las lluvias son la principal fuente natural de riego para las plantas y distintas especies de la flora.  Sin embargo, este elemento no siempre se precipita en forma de agua, en ocasiones caen a la tierra en forma de granizo o nieve.

Infiltración: igualmente, una vez que el agua ha alcanzado la superficie terrestre, comienza un proceso de filtrado hacia el subsuelo, proceso por medio del cual los minerales y compuestos de este elemento llegan al sustrato, sirviendo de alimento a la vegetación en general, así como a las corrientes de agua subterráneas. Una vez ocurrido todo el proceso, éste vuelve a repetirse una y otra vez, dando origen a las estaciones, así como la función de garantizar la vida sobre el planeta.

Importancia del Agua para los seres vivos

Revisando las funciones que cumplen cada una de las fases del ciclo del agua, se puede inferir entonces la importancia que tiene el agua para los seres vivos. A continuación se presentarán algunas de las contribuciones vitales de este elemento:

1.-  Ingerir agua a diario resulta vital para los organismos vivos, sobre todo para los animales mamíferos, los cuales en su composición física contienen cerca de 70% de líquido, por lo que su consumo es necesario para la realización de funciones orgánicas indispensables para la vida.

2.- De igual forma, el uso externo del agua es necesario para garantizar la hidratación de la piel, sobre todo en los humanos.

3.-  Así mismo, los humanos utilizan el agua para limpiarse y lavar sus utensilios, garantizándose medios d hábitat mucho más higiénicos, evitando contraer enfermedades o infecciones que coloquen en riesgo su vida.

4.- También, el agua es necesaria para la vida de las plantas, por lo que los humanos usan este elemento para implementarla en sistemas de riesgo, que garantizarían el alimento de las distintas sociedades. De forma natural, las lluvias también riegan la flora silvestre, vitales para el sustento de especies animales, que permiten el desarrollo de las distintas cadenas alimenticias.

5.- Por otro lado, el agua hace posible la vida de los océanos, ríos y lagos, entre otras fuentes de agua, que sirven como medio esencial para la vida de cientos de especies de peces, así como de plantas y bacterias. Sin contar con el importante aporte de oxígenos a la atmósfera.

6.- A nivel industrial, el agua también cuenta con una importante participación, incluso como fuerza generadora de energía eléctrica, sin embargo el vertiginoso crecimiento de las fábricas y la poca conciencia mental ha hecho que esto contribuya a la contaminación del agua, lo cual coloca en riesgo la vida misma, pues sólo el 1% del agua existente es apta para el consumo animal y humano.

Imagen: pixabay.com

Importancia del agua en los seres vivos

¿Conoces acerca de...?

Se habla de: