Instrucciones para un guía de turismo

La precaución y la agilidad deben ser características fundamentales de un guía. Si se cuenta con tales aptitudes, cumplir con las responsabilidades propias de la profesión resulta algo muy sencillo.

También te puede interesar:

«Hombre precavido vale por dos»; no sólo se tiene que confirmar todo el itinerario, sino reconfirmarlo. De ese modo el transporte, los alimentos, el hotel, las diversiones y demás, no se omitirán ni causarán tropiezos en el viaje. Esto se realiza días antes de partir.

Por lo general, un tour comienza y termina en un aeropuerto, el cual causa cierto estrés en la gente, ya que cuestiones como el registro, las colas, las revisiones y otros requerimientos suelen ser molestos. Es allí donde entra el guía del tour a hacer más fáciles las cosas, haciéndose cargo de ello, por ende debe estar media hora antes de que lo indiquen las disposiciones de la línea aérea y antes que el primero de sus viajeros.

Se debe estar muy pendiente de los pasajeros, como si se trataran de niños pequeños al cuidado de sus padres, que en este caso sería el guía. Durante el vuelo se hace uso de la presentación ante la tripulación y se supervisa lo que concierne en los ejercicios que recomiende la aerolínea para evitar problemas de salud y estar al tanto de las bebidas y los alimentos.

Al llegar al destino, al igual que al momento de partida, el guía se asegura de que todo el equipaje ha llegado sin daño y conduce a las personas en grupo con sus respectivas maletas hacia el autobús con quien trabaja el tour, que generalmente, están a la salida del aeropuerto esperando con un cartel. Para evitar inconvenientes que no faltan, como que un pasajero se quede atrás, se hace una verificación de la presencia de todos los miembros. Sería bochornoso si se quedara alguno.

Antes de bajar del autobús, se da la información respectiva de los horarios y del registro del hotel. Es recomendable no bajar a la tripulación hasta realizar los requerimientos del hospedaje y dar todas las instrucciones del caso. Como siempre, el guía es el primero en llegar y el último en irse, así que alrededor de 20 minutos luego de que se retiren,  se debe permanecer al alcance de los turistas para resolver cualquier inquietud e indicarles el número de la habitación del mismo.

La lista maestra es un instrumento muy importante, porque permite verificar todo y a todos. En ésta, se registra cada viajero y su equipaje, al inicio y al final del tour, así como en cada actividad.

Un tour es una especie de integración, pues el objetivo general de muchas personas al momento de viajar es compartir y conocer gente y lugares nuevos. Por eso es necesario que el guía los haga relacionarse en las horas de la comida y por ende, debe conocer la psicología de cada uno para poder relacionar los tímidos con los extrovertidos en un instante oportuno.

En el bus se pueden presentar conflictos entre los mismos pasajeros, para evitarlos se hace una rotación en la asignación de lugares al mismo tiempo que se informan las reglas de seguridad y de esa forma, se reafirma la autoridad del guía. Todo esto entra en el manejo y distribución de la gente, lo cual es una estrategia relevante cuando se dirige una comunidad.

En los aspectos de comida y alimentación es donde radica la mayoría de dificultades, debido a que siempre hay alguien exigente en su paladar y con dietas especiales. El equilibrio emocional y del genio del guía es algo indispensable, pues cuando uno de los turistas comience a criticar o se salga de casillas por su comida, no se debe caer en el juego, sino resolver la situación con serenidad y todo se arreglará a la perfección.

Un guía de turistas es una persona recursiva, creativa y dinámica y convierte el paseo en algo muy agradable. Dentro de esa recursividad, por ejemplo, está el llevar a la gente a conocer sitios opcionales, los cuales no están dentro del programa, pero que si no hay inconvenientes con los operadores, dinamizan y complementan la aventura.

Otro detalle es el ánimo que debe impartir el guía en las personas. Es todo un animador, puesto que debe mantenerlos entretenidos, bien sea con folletos, mapas, libros, fotos, revistas que pueden leer durante el trayecto. Una lista de juegos sencillos motiva la participación de todo el grupo. Todo esto se efectúa mientras el recorrido en el autobús.

Existe un personaje que aparte del guía, también es un experto en turismo y puede hacer más ameno y completo el viaje y se trata del chofer. Él puede ir indicando los panoramas interesantes y contestar preguntas a pesar del tráfico y la concentración que debe mantener sobre la carretera. Con él se cuadran las paradas de descanso, con el fin de que el estrés jamás se manifieste en nadie, permitiendo estirar las piernas, ir al baño, comprar golosinas, etc.

Cuando uno se va de viaje algo que no puede faltar son las compras, de manera que este aspecto no se puede desdeñar desde el punto de vista de la seguridad. Por esta razón se recuerda a los viajeros los artículos que pueden ingresar al país cuando regresen, si se ha ido al extranjero.

Hay variedad de clases de tours, entre los que se destacan los cruceros, los ecoturismos, entre otros. Todas las estrategias y recomendaciones escritas en este ensayo aplican para cualquiera de estos; vale la pena aclarar que en un ecoturismo se requieren guías especializados, pues es muy diferente lo urbano a lo rural.

Instrucciones para un guía de turismo
abril 30, 2015
Se habla de:     

Ver más Artículo al azar