JD Mooney, concepto de Administración

Definición de Administración

Aun cuando son varias las definiciones que existen sobre la Administración, dependiendo de las distintas corrientes y teóricos, básicamente esta disciplina se puede definir como el proceso o la gestión humana, encaminada a Planificar, Organizar, Dirigir y Controlar los procesos referentes al uso y explotación de los recursos, en aras de conseguir la mayor eficiencia posible en la obtención de metas empresariales de carácter preciso.


Lo más reciente:

Elementos de la Administración

En sintonía con este concepto, algunos teóricos de la Administración han aconsejado también precisar la definición de cada uno de los componentes de esta teoría, a fin de propiciar su cabal  y amplio conocimiento. Es decir, comprender la totalidad y alcances de la Administración, en base al entendimiento de cada una de sus fases, tareas e implicaciones. A continuación, entonces, una breve descripción de cada uno de los parámetros estipulados en el concepto Administración:

Planificar: es considerada por convención el paso o fase inicial de todo proceso administrativo, pues es en este momento en que el Administrador o grupo de Administradores deberán hacer un inventario de los recursos con los que se cuenta, así como las metas que se desean conseguir, a fin de organizar tareas, procesos, proyectos, y fijar metas y fechas, en aras de poder proyectar el trabajo que seguirá la empresa por un tiempo determinado en su camino a conseguir el mayor bienestar posible. En otras palabras, el proceso de Planificación ayudará al Administrador a poder establecer un mapa, que le permita ver con claridad prioridades, fortalezas, tareas, fases, recursos y metas por cumplir.

Organizar: en segundo lugar, cuando se haya podido planificar a dónde llegar o cómo conseguir aquello que se desea, el Administrador deberá realizar un trabajo organizativo, en el cual decida cómo será la Departamentalización que tome para su empresa, la delegación de funciones, la estructura de personal, la compra de recursos materiales, y en fin todos los elementos que deberá tener a mano a la hora de comenzar el proceso administrativo. Es decir, en esta etapa, en base al mapa trazado en el proceso de Administración, se deberá decidir quién asume cuáles proyectos.

Dirigir: igualmente, una vez realizados las fases de planificación y organización, el proceso administrativo requerirá de un líder que estimule al talento humano y supervise el funcionamiento de cada uno de los departamentos, sus funciones y resultados. Ese líder es el Administrador, cuya función principal será la de dirigir el proceso administrativo. Esta fase es de suma importancia, pues aun cuando la planificación y la organización hayan sido exitosas, y sea de alta calidad, la falta de dirección o de una dirección adecuada en el momento de su ejecución puede acarrear que el proceso administrativo fracase, por lo que se necesita cohesión y guía.

Controlar: igualmente, el proceso de dirección y puesta en práctica de las ideas surgidas durante los proyectos de planificación y organización debe ir estrechamente relacionado al proceso de seguimiento, es decir de Control. En esta fase, el Administrador o grupo de Administradores deberán mantener siempre el control y supervisión de los procesos emprendidos, a fin de que se mantengan acordes a lo planificado y en complimiento de los tiempos y procesos definidos con antelación. Así mismo, este proceso o parte de la Administración será la encargada de poder corregir cualquier falta o desviación que esté ocurriendo en el desenvolvimiento del ejercicio administrativo.

Recursos: básicamente, los recursos de una empresa son aquellos elementos que el Administrador podrá usar o invertir, a fin de obtener las metas que se ha trazado, durante las fases de planificación y organización. De acuerdo a la teoría de la Administración los recursos de los que dispone una empresa, se basan en cuatro ejes fundamentales:

  • Recursos Humanos: de esta forma es denominado el personal con el que cuenta una industria o compañía. Sin embargo, en los últimos tiempos existe una discusión sobre su uso, pues distintas corrientes de pensamiento señalan que considerar “recurso” a un empleado antepone una visión explotadora, por lo que prefieren denominarlo “Talento Humano”.
  • Recursos Financieros: constituido por aquellos bienes económicos con los que cuenta la empresa, es decir, el capital del cual dispone.
  • Recursos Materiales: son aquellos bienes inmuebles que tiene la empresa, en los que se contemplan las máquinas, edificios y demás mobiliario.
  • Recursos de información: constituido en la capacidad de la Empresa de darse a conocer en el mercado, así como de mantenerse actualizado en el campo que ocupa.

Definición de Administración según J.D. Mooney

Entre las diversas teorías sobre Administración que existen, destaca la del teórico J.D. Mooney, la cual conceptualiza a esta disciplina de la manera siguiente:

 “Es el arte o técnica de dirigir e inspirar a los demás, con base en un profundo y claro conocimiento de la naturaleza humana”.

Con respecto a esta definición de J.D. Mooney, la mayoría de los expertos en Administración han coincidido en resaltar que este teórico coloca el foco en el proceso de Dirigir, que debe asumir un Administrador, señalando también que no sólo se deberá Direccionar los procesos, sino ser un verdadero líder, que inspire a los demás a comprometerse con el proyecto y las metas señaladas. De esta forma, JD Mooney indica también que la Administración es una disciplina que surge de un profundo conocimiento de la naturaleza humana, con lo que no sólo indica el carácter psicológico implícito, sino que circunscribe totalmente la disciplina de la Administración en un campo social.

Imagen: elpensante.com

JD Mooney, concepto de Administración
marzo 28, 2016
Se habla de:                     

Ver más Artículo al azar