Juegos de la Edad Media

De acuerdo  a la disciplina de la Historia, la Edad Media es el momento vivido por la civilización occidental, entre los siglos V y XV. En este sentido, la Historia también apunta, respecto a este período histórico conocido de igual forma como Medioevo, que su inicio está relacionado directamente con la caída del Imperio romano en Occidente (476 d. C) mientras que su final se considera determinado por el encuentro de las civilización europea con los habitantes originarios de América (1492).

Características de la Edad Media

Sin embargo, algunas fuentes históricas también identifican a la caída del Imperio bizantino, ocurrido en el año 1953, así como el final de la guerra de los Cien Años, e incluso con la invención de la imprenta por parte de Gutemberg con sucesos impactantes, que bien pudieran ser señalados también como el punto final de esta edad histórica, que se extendió por más de diez siglos (mil años), y que por lo general es señalada como una época de oscurantismo y dominio por parte de la Iglesia, en donde el conocimiento se mantuvo apresado en claustros generalmente manejados por la nobleza y el poder eclesiástico, condenando a las mayorías a la ignorancia.

No obstante, este veto a la educación y la información no evitó los profundos cambios sociales, de una civilización que poco a poco fue dejando atrás el monopolio exclusivo de la nobleza, y que por el contrario pasó de una organización netamente rural, a una sociedad que también contemplaba lo urbano, y lo feudal como base organizativa, y que en todo sentido preparó a la población europea para lo que viviría en los siglos futuros, con la Revolución Industrial.

Juegos infantiles de la Edad Media

Pero más allá de las características políticas y económicas de esta edad histórica, también pueden evaluarse las condiciones sociales de su población, así como sus relaciones e incluso sus costumbres y tradiciones. En este sentido, un punto que provoca bastante curiosidad en el público actual es poder conocer cómo se entretenían las personas, en una época en donde no existía electricidad ni los dispositivos electrónicos que existen en la actualidad.

Una buena manera de conocer la respuesta a esta incógnita es investigar sobre los juegos y pasatiempos, que algunas fuentes históricas determinan como los más populares de esta época. A continuación, por ejemplo, se pueden detallar algunos de los juegos infantiles de la Edad Media más resaltantes. Empero, es necesario destacar que aun cuando existe una buena lista de juegos para niños, durante la Edad Media, la infancia no era contemplada como ahora, por lo que muchos niños –de sobrevivir a las terribles condiciones sanitarias- trabajaban desde muy pequeños, sin que se conociera la importancia de su recreación o estudio:

Muñecas

Aun cuando la fabricación de juguetes era realizada por artesanos, resultando estos objetos sumamente caros para la población en general, los historiadores han fichado la fabricación de este tipo de juguetes durante el siglo XV. Así mismo, este tipo de objetos lúdicos son descritos durante sus primeras épocas como artefactos hechos y tallados en madera.

Juguetes para niños

Así mismo, se tiene noticia de algunos juguetes articulados, e incluso con sofisticados sistemas, durante los siglos XIV y XV, los cuales eran fabricados por artesanos, a pedido de personajes de la nobleza, para sus hijos.

Cuentos infantiles

Para aquellos que no tenían los medios económicos para acceder a estos costosos artefactos, la opción perfecta eran los juegos al aire libre, así también como juegos verbales, propios de la tradición oral. En este sentido, algunos historiadores han podido rastrear hasta la Edad Media algunos juegos infantiles que persisten hasta el día de hoy, como por ejemplo La Gallinita Ciega (en donde un niño con los ojos vendados busca a los otros), pares o nones, el churro, o simplemente contarse entre ellos algunas fábulas de Esposo, entre otros cuentos de la época.

Juegos y entretenimiento para adultos

Por su parte, los adultos, aun cuando también se sometían a extenuantes jornadas de trabajo, también encontraban momento para el esparcimiento, sobre todo debido a los distintos desarrollos que vivió la agricultura durante su evolución, o también a las condiciones climáticas, como por ejemplo durante la época de invierno. En cuanto a los distintos juegos o actividades lúdicas, en la que los adultos de la Edad Media ocupaban su tiempo, se pueden contar las siguientes:

Jey de Poume

De acuerdo a los historiadores, este juego se originó a mediados del siglo XIII, en Francia. Conocido también como Juego de Palmas, por su traducción al español,  consistía en lanzar una pelota, usando para ello la palma de las manos. Contó con bastante popularidad durante la Edad Media, incluso trascendiéndola hasta mediados del siglo XVII. Así mismo, los historiadores indican que durante su evolución, las palmas fueron cambiadas por raquetas, por lo que se señala este juego como uno de los antecedentes directos del tenis.

Soule

Otro de los juegos de pelota bastante populares durante la Edad Media era el Soule, el cual consistía en pelearse una pelota hasta hacerla regresar al punto de inicio. Por lo general se jugaba con una pelota fabricada en base a tejido animal (vejiga de cerdo) y pasto. El evento daba lugar a grandes combates, a través de prados y bosques. Se cree que este juego puede ser uno de los antecesores del fútbol moderno.

Las justas

Otra de las actividades recreativas más populares durante la Edad Media era la práctica de deportes y competencias físicas. Entre ellas resalta sobre todo las Justas, las cuales estaban totalmente alimentadas por el ideal caballeresco, sirviendo además de entretenimiento, entrenamiento y fuga de escape del sentimiento bélico, en los breves momentos de paz.

Este juego, básicamente consistía en el enfrentamiento de dos caballeros, montados sobre su caballo, lanza en mano. Ganaba el que lograra romper tres lanzas, en cada encuentro, o por el contrario tumbar a su oponente, lo cual era tomado como una lanza rota. Así mismo, este juego de gran vistosidad, era desarrollado de forma  pública, y llevado a cabo con lanzas de madera y escudos. De esta forma, constituía una actividad colectiva, en donde a pesar de que sólo podían participar personajes de la nobleza o la corte, el pueblo en general podía acercarse a disfrutar del espectáculo, al menos que los reyes decidieran lo contrario.

Ajedrez

Aun cuando el origen de este juego está ubicado en la India, durante el siglo VI d.C, llegó a gozar de gran popularidad en Europa, durante la Edad Media. De acuerdo a los historiadores, este juego fue llevado a occidente, por parte de los musulmanes, durante la invasión a España. No obstante, encontró en Europa terreno fértil, siendo de gran agrado para la nobleza y los señores feudales. Incluso llegó a ser visto como parte esencial en la educación de los caballeros, por su carácter bélico y estratégico. Según apuntan fuentes históricas, en principio no era jugado sobre un tablero, sino sobre un trozo de tela, unicolor. En este sentido, sería el siglo XIII el testigo de la incorporación del tablero blanco y negro. Así mismo, por algún tiempo fue prohibido al pueblo, considerándose una diversión exclusiva para nobles y caballeros.

Alquerque

Así mismo, entre los juegos más populares de la Edad Media resalta éste, descrito como un popular juego de mesa, originario también del Medio Oriente, y que llegó a Europa durante el siglo XIII, entre muchas de los legados culturales que dejó la invasión a España por parte de los musulmanes. De igual forma, los historiadores han indicado que este juego puede ser asumido como uno de los principales antecesores del juego actual de Damas.

Imagen: pixabay.com

Juegos de la Edad Media
agosto 29, 2016
Se habla de:                                 

Ver más Artículo al azar