Justificación en trabajos escritos

Idiomas y lenguaje

Probablemente, antes de entrar de lleno a la definición y ejemplos de aquello que se entiende como Justificación de un trabajo escrito, sea mejor comenzar definiendo el concepto de Metodología, a fin de brindar contexto conceptual a la Justificación.

Definición de Metodología

De esta forma, las distintas fuentes teóricas coinciden en señalar como Metodología al conjunto de reglas, por medio de las cuales se norman los procedimientos que comprenden un trabajo de investigación, tanto si se trata de uno inherente al campo científico, como de alguno que se inscriba en el ámbito humanístico. En este sentido, la Metodología será básicamente el conjunto de etapas y procedimientos que construyen el método por medio del cual se abordará el estudio de un objeto o fenómeno específico.

Definición de Justificación

Por su parte, dentro de la Metodología aplicada para la redacción de una investigación, se tiene como norma incluir la Justificación, la cual no es otra cosa que un texto destinado a explicar al lector o lectores los objetivos y motivaciones que inspiran el trabajo en cuestión. Así mismo, a través de la Justificación, el autor trata de darle asidero a su investigación, es decir, exponer de forma convincente y precisa cuál es la utilidad de su trabajo, dejando en evidencia las soluciones o aportes que conlleva.

Cómo debe escribirse la Justificación

Con respecto a los formatos e ítems que deben ser abordados durante la redacción de la Justificación de un trabajo escrito o proyecto, la mayoría de las fuentes metodológicas tienden a coincidir en los siguientes:

  • Debe ser un texto directo, que desde su primera línea devele el objetivo del trabajo o investigación que presenta.
  • Así mismo, por cuestiones de estilo académico, la Justificación debe estar redactada siempre en tercera persona del plural, y nunca a nombre propio.
  • En cuanto a su extensión, no debería superar las diez líneas, a fin de que sea lo suficientemente precisa y clara. No obstante, se pueden encontrar justificaciones mucho más extensas, lo cual siempre dependerá del número de objetivos que el autor se proponga alcanzar.
  • Igualmente, la redacción debe ser precisa y sin rodeos, a fin de que cada línea venga a aportar luz sobre las razones y motivos que movieron al autor a la investigación realizada.
  • Por consiguiente, la Justificación debe ser redactada también en un lenguaje claro, sencillo y preciso. Así también, se debe evitar el uso de adjetivos calificativos, sino que por el contrario debe mantener un lenguaje objetivo.
  • Finalmente, se puede decir que entre una de las principales exigencias de la Justificación de un trabajo escrito está la de ser fiel al contenido que realmente se aborda dentro del texto, así como los aportes genuinos que conlleva, a fin de no generar falsas expectativas y futuras decepciones en el lector.

Estructura de la Justificación

De igual forma, aun cuando la mayoría de las Justificaciones de trabajos escritos no supera el párrafo de diez líneas, esto no quiere decir que el texto no sea redactado según una estructura precisa. En este sentido, resulta pertinente explicar cada uno de los momentos que debe tener una Justificación para adecuarse a lo que dicta la Metodología sobre ella:

  • Explicar al lector sobre qué tratará la investigación que tiene en sus manos, así si este se encuentra también realizando una investigación podrá saber de forma inmediata si debe avanzar en el texto o simplemente este no toca el tema que le interesa desarrollar.
  • Seguidamente, en una o dos líneas se deberá contextualizar o explicar las razones que motivaron a la realización de dicho trabajo.
  • De inmediato, el autor debe exponer cuáles son los aportes que hace su investigación, bien si esta viene a comprobar una teoría, refutarla, aportar luces sobre incógnitas comunes, brindar soluciones a problemas determinados, mostrar una forma alternativa de realizar un proceso determinado, etc.

Ejemplo de Justificación

Teniendo en cuenta entonces las normas por las cuales debe regirse la redacción de una Justificación, así como la estructura que este tipo de texto metodológico debe seguir, resulta pertinente exponer un ejemplo de lo que podría ser la Justificación de un trabajo escrito:

El presente trabajo tiene como objetivo estudiar las distintas barreras físicas y sociales que vive la persona con Síndrome de Down a la hora de procurar su inclusión social, tanto en el área académica como económica, hecho que aun cuando ha aumentado su incidencia en las sociedades actuales sigue sin normalizarse. En este sentido, esta investigación busca precisar cuáles son los principales obstáculos sociales que impiden que este proceso se lleve a cabo exitosamente, mostrando además soluciones posibles, a través de la generación de dinámicas de conocimiento, reconocimiento, cooperación y solidaridad, orientadas a brindarle a la Persona con Síndrome de Down herramientas sociales indispensables para su adaptación, así como a la Persona regular, a fin de que entienda las diversas formas en las que puede ser beneficioso para su salud y desarrollo el convivir en un ambiente de aceptación, respeto, valoración y equidad.

Imagen: pixabay.com

Justificación en trabajos escritos

Bibliografía

El pensante (enero 15, 2017). Justificación en trabajos escritos. Bogotá: E-Cultura Group. Recuperado de https://educacion.elpensante.com/justificacion-en-trabajos-escritos/