La arquitectura griega clásica

En el ámbito histórico, se conoce como Arquitectura griega a las manifestaciones estructurales y construcciones desarrolladas por la antigua civilización que habitó Grecia, incluyendo las islas del Egeo, el Peloponeso y las colonias de Italia y Asia Menor, por un lapso de mil años, comprendidos entre el año 900 a.C y 100 d.C, aun cuando se cree que las primeras manifestaciones arquitectónicas como tal pueden ser fechadas a partir del siglo VI d.C.

Construcciones griegas

En cuanto a las distintas construcciones y edificaciones propias de esta Arquitectura, los especialistas han indicado que el protagonista es el Templo griego, el cual básicamente se convierte en el ícono y símbolo por antonomasia de la arquitectura del pueblo griego. Así mismo, suelen ser las estructuras que más se conservan, incluso si se encuentran actualmente como ruinas. El templo destaca principalmente dentro de la cultura griega no sólo por ser la construcción de más amplia presencia a lo largo del territorio, sino por su concepción como parte del paisaje en donde se erigía, al igual que por sus líneas elegantes y el carácter plástico de su concepción, lo cual lo convertía en Arquitectura y en una pieza artística en sí mismo.

Por otro lado, también destacan los teatros al aire libre, edificaciones alrededor de las cuales se desarrolló gran parte de cultura de esta civilización. Se cree que la primera edificación de este tipo puede ser fechada hacia el año 350 a.C. Entre otras construcciones de gran importancia dentro de la civilización griega se encuentra el ágora (plaza pública), el mausoleum (llamada también tumba o monumento), así también como las columnas que servían de ornamento y sostén a las distintas construcciones.

Materiales propios de la Arquitectura griega

Otro punto crucial y característico de una Arquitectura específica son los materiales con los que son elaborados sus edificios. En cuanto a la griega, destacan principalmente los siguientes:

  • Ladrillos: se caracterizaba por –a diferencia de otras culturas- no haber pasado por el proceso de cocción. Se usaban principalmente para construir las paredes de las casas de los pobladores griegos.
  • Madera: eran el material principal con el cual se construían los soportes, vigas y techos de las viviendas.
  • Piedra caliza: ésta era utilizada en las construcciones de mayor tamaño y suntuosidad, como por ejemplo edificios públicos o religiosos.
  • Mármol: eran empleado en la construcción de templos y edificios gubernamentales.
  • Bronce, terracota, mármol: estos materiales eran usados como base de los ornamentos y detalles decorativos de las distintas construcciones.
  • Adobe: ladrillos hechos en base a barro y paja, la cual era destinada y usada para las edificaciones de las personas de menores recursos.
  • Tejas: fueron introducidas a la Arquitectura griega alrededor del año 700 a.C, en donde comenzaron a ser empleadas para proteger de la acción de clima los grandes y costosos templos. Las primeras en su estilo, contaban con forma de “s” y eran muy costosas de fabricar, sin embargo su gran capacidad de evitar el agua y su resistencia al fuego bien valían la pena.
  • Pintura: a pesar de que la acción del tiempo le muestra a la civilización actual las grandes construcciones griegas como edificaciones pulcramente blancas, en su momento éstas no eran así, sino que sus constructores usaban pinturas brillantes, dando como resultado vistosos edificios, donde predominaba casi siempre el color rojo o azul.

Órdenes de la Arquitectura griega

Dentro de la teoría de la arquitectura clásica, se conoce con el nombre de “Orden arquitectónico” a los distintos sistemas de construcción y decoración que producen un lenguaje y estilo arquitectónico determinado, único y distinguido entre los otros, lo cual puede verse manifestado explícitamente en los elementos, formas y detalles de sus edificios. En este sentido, los historiadores distinguen dentro de la Arquitectura griega tres órdenes específicos:

Orden Dórico

Se reconoce como el primer Orden concebido por la Arquitectura griega. De esta forma, se constituye también como el más antiguo. Así mismo, se caracteriza por su sencillez y por ser un estilo clásico. Recibe el nombre de Dórico por la relación que se cree existe con la Doria, una de las raíces del Arte griego, la cual se encuentra emparentada con las culturas de las antiguas civilizaciones europeas propias de la Edad de los Metales.

Contaba con una decoración sencilla y austera, caracterizada principalmente por la ausencia de basa en sus columnas, las cuales presentan simplemente fuste y capitel, así como unas 20 estrías dispuestas de forma vertical, alrededor de ella. Igualmente, sus columnas tienden a ser más anchas en la parte inferior, e ir reduciendo su diámetro a medida en que se acerca al techo. Se cree que este estilo nació primeramente en Grecia continental, a partir del año 600 a.C, difundiéndose desde allí al resto del territorio. Templos como el de Apolo en Corintio o el del Partenón de Atenas son claros representantes de este orden.

Orden jónico

Este orden, por su parte, es bautizado jónico, por creerse que guarda parentesco con la jonia, arte desarrollado por las civilizaciones de Asia Menor. Fue principalmente usado por los arquitectos de la ciudad de Jonia, así como por los de algunas ciudades de las islas del Egeo, siendo el sello arquitectónico de la civilización helénica.

Se distingue principalmente por contar  con muchos más detalles decorativos, los cuales trataban de reflejar el poderío y esplendor de Atenas, como capital reinante, por lo que su difusión en el resto del territorio encontró un poco de resistencia, puesto el carácter político integrado a su ejecución. Sus columnas, como parte de sus edificaciones más llamativas, contaban con un capitel en donde había presencia de dos volutas (dos espirales que nacían del equino de la columna). Estas columnas se distinguen también por su voluptuosidad, llegando en algún momento del desarrollo de este orden arquitectónico a ser sustituidas por escultura de muchachas, las cuales reciben el nombre arquitectónico de cariátides. Algunas de las principales construcciones pertenecientes a este estilo son el templo Erecteión (ejemplo claro del uso de cariátides), el Pérgamo y la Biblioteca de Celso.

Orden corintio

Es el último orden desarrollado por la civilización griega, así que por ende también el más reciente. De acuerdo a lo señalado por los historiadores, este estilo arquitectónico era destinado principalmente a la construcción y decorado de las edificaciones inspiradas o dedicadas a las deidades femeninas del Partenón griego.

Se distingue de sus antecesores por ser un orden mucho más recargado y elaborado. Sus columnas resaltan por la presencia de un capitel, el cual era decorado con Hojas de Canto, originando la forma de una canasta invertida. Dentro de las construcciones más destacadas dentro de este estilo arquitectónico se encuentra el templo de Zeus Olímpico en Atenas, así como el monumento Linterna de Lisícrates, el cual fue erigido en Atenas.

 

Imagen: pixabay.com

La arquitectura griega clásica
julio 21, 2016

Ver más Artículo al azar