La Patria boba

Ampliar este tema:

Dentro de la Historia colombiana, se conoce con el nombre de Patria boba aun periodo de seis años, ocurrido entre el año 1810, luego de sucedida la Independencia colombiana, a raíz de los hechos del 20 de julio de ese año, y 1815, momento en que los realistas logran retomar el país, sellando su triunfo con la toma de Santa Fe de Bogotá.

¿En qué consistió la Patria Boba?

De acuerdo con las distintas fuentes históricas, el período denominado la Patria Boba fue básicamente un episodio histórico, caracterizado por una profunda inestabilidad política, sufrida en la naciente república. Inestabilidad que tenía su razón en las profundas guerras intestinas entre las distintas regiones y grupos políticos, que no se colocaban de acuerdo con el método o forma de gobierno que deseaban para la recién lograda nación.

Por consiguiente, los blancos criollos, que acababan de lograr el triunfo sobre las autoridades españolas, se debatían entre aquellos con vocación centralista, que concebían un poder único que tomara las decisiones desde Santa Fe de Bogotá, versus los federalistas, quienes por el contrario estaban convencidos de que la mejor forma de gobierno era una en donde cada provincia y región tuviese sus propias autoridades, y fuese autónoma del poder central. No obstante, estas diferencias de pensamiento iban mucho más allá de meras posiciones, originando por todo el territorio colombiano una lucha de poderes, en donde cada quien deseaba alzarse en armas, para hacerse con el poder de su región.

¿Qué consecuencias trajo a la Independencia colombiana?

Así las cosas, con el tiempo esta lucha de poderes fue inclinando el país hacia una forma de gobierno más federal que centralizada. Sin embargo, esta tendencia no fue para nada organizada, pues en realidad lo que existía era un gobierno central que día a día luchaba por mantener la autoridad sobre una nación, en donde desde cada rincón se levantaba una nueva autoridad, proclamando su soberanía, independencia y autonomía, en medio de los posibles levantamientos de otros, que tenían los mismos deseos de posesionarse. De hecho, durante este período se separaron algunas provincias, como por ejemplo Tunja, Cartagena, Antioquia, Neiva, Mariquita, Popayán, Neiva y Pamplona, regiones que contaban a su vez con autoridades, que desconocían cualquier poder del gobierno central sobre los destinos de sus territorios.

No obstante, la consecuencia histórica más importante de esta llamada Patria Boba no fue tan solo la falta de orden político e institucional de la nueva nación, sino que este mismo desorden y falta de cohesión originó a la larga que las victorias obtenidas a raíz de la declaración de Independencia peligraran de forma importante, puesto que cuando las fuerzas españolas arremetieron nuevamente contra la Patria colombiana, encontraron una nación dividida, sumergida en sus propios conflictos, en lugar de estar firme en la defensa de la Patria, ante un enemigo que no había abandonado sus deseos de reconquista. Como consecuencia, los españoles pudieron avanzar a través del territorio colombiano, ganando posiciones que les permitieron finalmente entrar triunfantes de nuevo a Bogotá, al mando el Teniente General Pablo Morillo, el día 26 de mayo de 1815, en la acción histórica que se llamó a su vez la Reconquista, y que tenía como misión recuperar y reestablecer el Virreinato de la Nueva Granada.

Después de la Patria Boba

Empero, las fuerzas independentistas colombiana, con el general Simón Bolívar al frente no detendrían su lucha, para recuperar la Libertad, pese a que esto tomaría al menos tres años de luchas y batallas. A pesar de que Bolívar tenía plena conciencia de que la división de la Patria ponía en riesgo la propia existencia de ésta, sus esfuerzos unificadores no fueron suficientes para que los criollos siguieran su llamado. Ante la victoria contundente de Morillo, a Bolívar no le queda otra opción que huir hacia el exilio a Haití, mientras que muchos patriotas son encarcelados o fusilados, y el General Francisco de Paula Santander se queda en los llanos del Casanare, tratando de reorganizar su ejército, sin poder contar con la ayuda de tropas venezolanas, las cuales se encontraban desplegadas también en batalla, en el territorio venezolano, al mando de Páez.

Durante su estadía en Haití, Simón Bolívar logra ayuda de esta patria, logrando embarcarse en una misión, que sin embargo fracasa. Posteriormente, en el año 1817, Simón Bolívar logra apoyo de los ingleses, volviendo con fuerzas, armas, recursos  y hombres al territorio venezolano, desde donde emprende la lucha por liberar a la Gran Colombia de las fuerzas realistas. De esta manera, junto al general José Antonio Páez logra vencer algunas fuerzas españolas. Cuando se siente un poco más seguro, deja a Páez al frente de la contienda, y viaja con sus tropas rumbo a Colombia, para unirse al general Santander en la lucha por recuperar la patria colombiana, victoria que logra el 7 de agosto de 1819, con el triunfo del Ejército Libertador en la Batalla de Boyacá, contra las tropas realistas, comandadas en esa ocasión por el lugarteniente, José María Barreiro.

Imagen: cuadro «Llorente», inspirado en una escena sobre la Historia de la Independencia de Colombia / Autor: Briyotome / Fuente: wikipedia.org

La Patria boba

Bibliografía ►


Ver más Artículo al azar