La repetición designativa

Ampliar este tema:

Un discurso escrito persigue una intención comunicativa, puesto que su autor hace uso de un código específico, a fin de plasmar un mensaje, esperando que otros lo lean y entiendan por completo su contenido. En este sentido, todo discurso escrito –aunque en realidad esto se aplica también al discurso oral- debe poseer coherencia y sentido, a fin de que su contenido pase de forma íntegra al interlocutor, sin ningún tipo de obstáculos o tropiezos.

Coherencia y Cohesión

De esta forma, el hablante ha desarrollado durante la evolución del lenguaje algunos métodos que le permitan mantener en orden dos dimensiones que todo discurso necesita, a fin de poder ser catalogado como un discurso con sentido, comprensible y de provecho. Resulta pertinente entonces explicar brevemente cuáles son estas dimensiones y a qué parte del discurso afecta directamente:

Coherencia

Con respecto a esta dimensión del discurso, los especialistas refieren que consiste básicamente en la cualidad que presenta un discurso de contar con una conexión coherente entre las distintas ideas que se van desarrollando a lo largo de cada uno de sus párrafos. En este sentido, un discursos contará con ideas determinadas en cada uno de sus párrafos, pero la coherencia del discurso hará que estas estén conectadas, y conformen el desarrollo de una idea general, por lo que sus párrafos no sólo estarán relacionados, sino que se necesitarán entre sí.

Cohesión

Por otra parte, así como los párrafos de un texto deben guardar cierta relación y coherencia entre sí, cada una de las oraciones de esos párrafos deben establecer relaciones de orden y cohesión, haciendo que cada uno de estos párrafos, en cuanto a su contenido también sea coherente. Así mismo, cada oración debe estar estructurada de forma ordenada y en concordancia a la sintaxis que maneja la lengua en el cual se escribe el discurso.

Repetición designativa

En cuanto a la Repetición Designativa, se puede señalar en primera instancia que es uno de los tantos recursos, pertenecientes al ámbito de la cohesión del discurso, el cual está dirigido a evitar repeticiones innecesarias, que puedan llevar a causar ruido dentro de alguna de las oraciones que conforman los párrafos de un discurso. De esta forma, la Repetición –sea Designativa o Léxica- es usada por el hablante como forma de garantizar la cohesión del discurso.

Así mismo, la Repetición Designativa puede ser definida como el proceso gramatical, en donde se usan deícticos (palabras cuyo significado depende del contexto y se usan para señalar algo que ya se ha mencionado) como elementos referenciales, a fin de establecer relaciones anáforas con elementos ubicados al principio de la oración, evitando así la repetición innecesaria de palabras o expresiones a lo largo del desarrollo del texto.

Ejemplos de Repetición Designativa

De esta forma, entre algunos de los ejemplos que pueden encontrarse, dentro del Español, sobre Repetición Designativa se encuentran los siguientes:

  • Yo vivo en Corrientes, mi mamá vive cerca de mí (la expresión “cerca de mí” establece una relación anáfora con “Corrientes”, por lo que se evita la repetición).
  • Jaime estará en este salón, ustedes en aquel (igualmente, “aquel” establece una relación anáfora con el sustantivo “salón”, evitando que deba ser mencionado dos veces en el texto).
  • Compré tomates y zanahorias, María también compró, y además llevó lechuga  (en este caso el verbo “compró” acompañado de la coma viene a establecer una relación anáfora con los sustantivos “tomates y zanahorias”, evitando su repetición).

Imagen: pixabay.com

La repetición designativa

Bibliografía ►


Ver más Artículo al azar