La variable cuantitativa continua

Dentro de la nomenclatura matemática, se conoce con el nombre de variable a la entidad usada dentro de las distintas operaciones, funciones y fórmulas, y que siendo representada generalmente con una letra (x, y, z, etc.) asume valores distintos, hecho del cual proviene su nombre.

Variables cuantitativas

No obstante, no existe un solo tipo de variable, sino que las Matemáticas distingue distintas clases, según las características que estas entidades van presentando. Un ejemplo de ello son las variables cuantitativas, las cuales se distinguen por tener la capacidad o cualidad de asumir valores netamente numéricas, es decir, que las variables cuantitativas serán aquellas que dentro de las operaciones matemáticas (algoritmos, funciones, fórmulas, proposiciones, etc.) adoptarán siempre cifras numéricas, diferenciándose así mismo de las variables cualitativas, entidades que adoptan a su vez cualidades o atributos y no valores expresados en números.

Variable Cuantitativa Continua

Sin embargo, las distintas clases de variables continúan su proceso de especificación, puesto que dentro de la clase de Variable Cuantitativa se distinguen las de tipo Continuas, las cuales se definen como aquellas entidades o variables que toman valores numéricos correspondientes a un valor fijo, perteneciente a un intervalo determinado, el cual además se encuentra siempre entre dos valores visibles, entre los cuales siempre se encuentra un posible tercer valor intermedio, cuya magnitud casi siempre toma la Variable Cuantitativa Continua.

De esta forma, este tipo de variables toman cifras numéricas a lo largo de un intervalo de valores, es decir, de un continuo numérico, hecho que a su vez le confiere la cualidad de no poder ser medida con exactitud, a diferencia por ejemplo de las variables cuantitativas discretas, las cuales pueden ser calculadas con exactitud. Por el contrario, la medición de las variables cuantitativas continuas siempre contará con un margen de error importante, puesto que dependerá constantemente de la precisión de los instrumentos de medición elegidos.

Ejemplos de Variables Cuantitativos continuos

En este sentido, dentro de las muchas variables cuantitativas continuas que pueden verse involucradas en los distintos tipos de operaciones matemáticas, se pueden nombrar algunas de las más cotidianas o comunes. De esta forma, algunos ejemplos de variables cuantitativas continuas serán las siguientes:

  • La estatura de una persona: 1,75 cm; 1,20 cm; 1,63 cm.
  • El peso de un objeto: 3,10 kg; 5,6 gr; 2,34 toneladas.
  • La distancia de un lugar: 2,8 km; 3,78 millas; 1,65 hectáreas.

Imagen: pixabay.com

La variable cuantitativa continua
enero 12, 2017

Ver más Artículo al azar