Las dimensiones paralelas del universo

Primeramente, habría que comenzar explicando qué significa la palabra dimensión. Siguiendo la lógica de su etimología, dimensión es una medida; pero si asimilamos su acepción a términos espirituales, místicos, mágicos y ocultistas, una dimensión es un nivel de Consciencia.


Lo más reciente:

 

Millones de niveles de Consciencia existen dentro del Universo interior y es que muy bien lo dicen las Leyes Universales: “como es arriba, es abajo”. Entonces como es afuera es adentro. Nosotros tenemos millones de dimensiones adentro. Por eso Jesús decía: “El Reino de los cielos se encuentra dentro de vosotros mismos, aquí y ahora.”

 Afuera, en el mundo exterior de la forma densa, también las hallamos.

Dimensión Número Uno: es la distancia entre un punto y otro; es decir, una línea. Esta dimensión es enteramente lineal y en ella habitan seres mono-cerebrados (con un solo cerebro, el emocional), como bacterias, virus, ciertas clases de gusanos, etc. Mejor dicho, allí es el mundo de los seres sin columna vertebral que se mueven de un punto a otro punto de forma plana. Se le ha considerado como el mundo del tritocosmos o mundo de los átomos.

 Dimensión Número Dos: es el mundo de la superficie. Dos medidas, dos dimensiones: largo y ancho. Esto corresponde al desplazamiento de una línea en el espacio. Entonces en esta dimensión todo lo encontramos con medidas al cuadrado, como el kilómetro cuadrado, metro cuadrado, etc. Aquí viven los seres con dos cerebros (motor instintivo sexual y emocional) o bicerebrados que ya poseen columna vertebral como los perros, gatos, jirafas, ratones, etc. Todos ellos ven en dos dimensiones superpuestas.

Analógicamente, hacia adentro, vemos que esa es la dimensión de la personalidad, que es superficial y hueca. Una apariencia.  Está gobernada por 96 leyes y en ocultismo práctico se le ha denominado como el “limbo” o “pasillo al infierno”.

 Dimensión Número Tres: tres dimensiones que son: largo, ancho y profundo. Es el mundo del volumen. Aquí encontramos a los animales intelectuales equivocadamente llamados seres humanos, que podemos percibir en esas tres medidas. Así podemos percibir todos los objetos y animales  con sus medidas cúbicas y con las dos dimensiones anteriores incluidas.

La ventaja sobre los seres que habitamos en esta tercera dimensión, es que poseemos un tercer cerebro que es el intelectual, con el cual podemos llegar a la Auto Realización Íntima del Ser, a diferencia de cualquier otro animal. En otras palabras, podemos convertirnos en seres superiores a un humano y a un animal convencional, en Súper Hombres en todo el sentido de la palabra.

Otra característica relevante en este mundo tridimensional, gobernado por 48 leyes, es que en él tenemos un cuerpo físico que en realidad es un laboratorio completo y perfecto de energías cósmicas, que si conectamos a otro cuerpo pero de polaridad contraria, hombre y mujer unidos sexualmente, con el debido procedimiento esotérico y correcto, lograríamos la creación de seres angélicos, habitantes de las dimensiones superiores.

 Dimensión Número Cuatro: ésta es la dimensión del tiempo. Por eso, en esta dimensión está perfectamente programada la duración del cuerpo físico y de cada una de las formas densas de la tercera dimensión. Y esto debido a que es la parte superior del mundo tridimensional, condicionado también por las 48 anteriores pero en modo superior a la materia. Es tetradimensional.

Aquí habita uno de nuestros cuerpos internos que es el Cuerpo Vital, estrechamente ligado al agua que nos constituye físicamente, casi el 90% de nuestro cuerpo es agua. Y de acuerdo a la pureza de esas aguas del organismo, depende nuestra salud y duración de vida. Esta es la dimensión a la que se teletransportan los barcos y naves desaparecidas en el Triángulo de las Bermudas. Es el mundo paralelo al que los Sabios Mayas entraron y desaparecieron en la Conquista Española.

Dimensión Número Cinco: aquí encontramos al pasado, al presente y al futuro en una eternidad, en un eterno aquí y ahora. Es la dimensión del mundo astral o mundo de los sueños. A esta dimensión ingresa el alma cuando el cuerpo físico se duerme. Es la eternidad. Pero en esta quinta coordenada nos encontramos con que hay dos en una. Está el Mundo Astral y está el Mundo Mental. Cada mundo tiene un cuerpo correspondiente: cuerpo astral y cuerpo mental.

El mundo astral está gobernado por 24 leyes, la mitad de las físicas; por eso allá la gravedad no existe y podemos volar, atravesar paredes, etc. Y el mental, por 12 leyes, con una naturaleza atómica dando una velocidad igual a la de la luz.

Dimensión Número Seis: de aquí para arriba nos encontramos con las dimensiones espirituales más elevadas. Ésta sexta dimensión contiene en sí misma, a los Planetas donde residen los Cristos. Condicionada por sólo 6 Leyes y también tiene contenidas dos dimensiones:

Causal: el mundo de las causas es de una naturaleza eléctrica, conformado por los electrones de nuestros átomos. Está muy relacionada con nuestro Verbo o Palabras, que son las causas que se convierten en efectos y por lo tanto, son creaciones que se materializan el Cuerpo Causal es el alma humana y no lo tenemos. Debemos fabricar uno.

Bhúdico: es la sexta dimensión superior. Nuestro Cuerpo Bhúdico, el cual sí tenemos, allí vive, también regido por 6 leyes, pero de una naturaleza magnética, que corresponde a los protones de nuestros átomos. El Causal es nuestra alma humana, pero el Bhúdico es nuestra Alma Divinal.

Dimensión Número Siete: a ésta se le cataloga como el mundo de la Gran Realidad. El Mundo del Espíritu o de Luz. Aquí vive muestro Padre, nuestro Dios interior particular. Está sujeto a 3 Leyes: Padre, Hijo y Espíritu Santo. Los Indostantes le llaman Atman o Cuerpo Átmico.  Es la dimensión más cercana al Absoluto y tiene una naturaleza fotónica. Este cuerpo también lo tenemos y es nuestro Íntimo.

 

 

Las dimensiones paralelas del universo
abril 23, 2015
Se habla de:         

Ver más Artículo al azar