Las mejores adivinanzas para niños

La adivinanza es un tipo de acertijo, de complejidad variable, en donde a través de una composición en rima se busca describir indirectamente un objeto o incluso se hace que las letras que conforman el nombre del objeto sobre el que se pregunta formen parte de ésta, a fin de que el interlocutor logre descifrar a través de su inteligencia y razón la verdad.

También te puede interesar:

Propósito de la adivinanza

En cuanto al principal objetivo de este tipo de composiciones, algunos especialistas han indicado que el propósito principal es incentivar algunas áreas cognitivas de la persona como la curiosidad, el razonamiento  y la conciencia del lenguaje, por lo que las adivinanzas están dirigidas específicamente a reforzar las áreas de capacidad verbal y análisis. De esta forma, en cuanto a las adivinanzas dedicadas a los más pequeños, la mayoría están compuestas en relación a objetos cotidianos, a fin de que el niño comience a cobrar conciencia del entorno y de sus capacidades intelectuales, estimulándolas a través del juego.

Así mismo, debido también a la naturaleza lúdica de este tipo de entidades, las adivinanzas constituyen también una importante fuente de entretenimiento, convirtiéndose entonces en el centro de algunas actividades infantiles, tanto verbales como escritas, fomentando también el trabajo grupal, pues aun cuando el niño pueda enfrentarse a las adivinanzas escritas en solitario, siempre existirá el deseo de plantearle el reto intelectual a sus semejantes, incentivando entonces la comunicación.

Las mejores adivinanzas para niños

Con respecto a cuáles son las mejores adivinanzas para niños, bastaría resaltar que esta elección o calificación dependen de cada lengua, puesto que siendo parte del patrimonio cultural de cada nación, la frecuencia de uso y los criterios de sus usuarios son los que determinarán cuáles son las mejores composiciones en este sentido. Sin embargo, se podrían exponer cuáles son las adivinanzas más populares del Español de América. A continuación, algunas de ellas:

Adivinanzas de animales

Por lo general, el Español cuenta con distintas adivinanzas infantiles sobre los animales, así como sus características y ortografía, cumpliendo así la misión de entretener e incentivar algunos conceptos y conocimientos. Entre ellas resaltan las siguientes:

Ejemplo 1:

Mi tía Cuca tiene una mala racha, ¿quién será esta muchacha?
Respuesta: La cucaracha

En esta adivinanza, se descompone la palabra “cucaracha” en dos, haciendo que ésta aparezca dentro de la propia propuesta, apuntando entonces a estimular en el niño la noción de cómo se puede formar una palabra, e incluso cómo se pueden probar distintas palabras con ésta.

Ejemplo 2:

¿Qué animal tiene las cinco vocales?
Respuesta: El murciélago

Así mismo, esta adivinanza, además de estimular en el niño la pronunciación de palabras de gran extensión, a fin de reforzar este proceso, también busca hacer que el niño cobre conciencia de la ortografía de la palabra “murciélago”, logrando a través de un proceso de reflejo inmediato que el niño comience un proceso de análisis de diferentes palabras, fortaleciendo su capacidad de razonamiento como hablante.

Ejemplo 3:

Canto en la orilla, vivo en el agua, no soy pescado, ni soy cigarra.
Respuesta: La rana

Igualmente, se pueden emplear adivinanzas en donde no se haga referencia directa a la palabra exacta que se busca adivinar, sino que se realiza una composición, en base a la descripción precisa del objeto sobre el cual se construye el enigma. En este caso, se estaría incentivando la capacidad de raciocinio del niño.

Adivinanzas sobre alimentos

Otro amplio tema inherente a las adivinanzas infantiles lo constituyen los alimentos, en cuyo caso también se busca estimular los hábitos de alimentación saludables, fomentando las adivinanzas destinadas a frutas y vegetales, las cuales cobran especial importancia durante los primeros años de educación, como mecanismo para lograr que el niño se habitúe a sus nombres y formas, lo cual ayudará a la incorporación de estas en la dieta diaria. Algunas de las adivinanzas más destacadas en este sentido, serán las siguientes:

Ejemplo 1:

Capote sobre capote, capote de frío paño, aquel que llora por mí me está partiendo a pedazos.
Respuesta: La cebolla

Esta adivinanza describe las características físicas de la cebolla, al tiempo que señala una de sus principales características: hacer llorar a las personas. De esta forma, se estimula a que el niño comience a prestar atención en los elementos y consecuencias con los que cuenta a su alrededor, a fin de incentivar tanto su curiosidad como atención.

Ejemplo 2:

Choco me dice la gente, late mi corazón. El que no sepa mi nombre, es un gran tontorrón.
Respuesta: Chocolate

Otro ejemplo de cómo elaborar adivinanzas en base a la descomposición o presentación de la propia palabra a adivinar en el postulado de la adivinanza es este acertijo, en donde se presenta dividida en dos la palabra “chocolate”, a fin de que el niño cobre interés por el lenguaje, a través del planteamiento lúdico de éste.

Ejemplo 3:

Zorra le dicen, aunque siempre del revés. Se lo come el japonés y plato muy rico es.
Respuesta: El arroz

También apuntando al lenguaje, se presenta esta adivinanza en donde se introduce al niño en el concepto de “palíndromo”, haciéndolo consciente de que algunas palabras pueden ser leídas de derecha a izquierda, y viceversa, cobrando sentidos distintos. De esta forma, a través del carácter poético y lúdico del lenguaje, se estimula en el niño el interés por leer y escribir, base de cualquier aprendizaje.

Adivinanzas sobre las partes del cuerpo

Finalmente, otra clase de adivinanzas bastante comunes son aquellas que se encuentran orientadas a las distintas partes del cuerpo, las cuales cumplen con el objetivo pedagógico de hacer que el niño cobre conciencia sobre las partes de su cuerpo, como base del autoconocimiento, el autocuidado y el autoestima. Algunas de las más resaltantes en este sentido serías estas:

Ejemplo 1:

Si sopla el aire, a la cara viene. Quien es calvo no lo tiene.
Respuesta: El pelo

A través de la descripción del elemento a adivinar, se estimula en el niño la conciencia sobre las partes de su cuerpo, en este caso de su cabello, así como la diversidad que existe al respeto, en el caso específico de quien cuenta con él y quién no. De esta forma, el niño a través del juego cobre conciencia de sí mismo, y por ende de los otros, incentivándose entonces las capacidades sociales.

Ejemplo 2:

No hay ningún día del año en que pueda descansar; siempre en tu pecho cantando ando, con mi rítmico tic-tac.
Respuesta: El corazón

También existen adivinanzas que buscan señalar órganos internos del cuerpo del niño, lo cual lo puede hacer cobrar conciencia sobre su cuerpo, así como sobre la necesidad de cuidarlo, más allá de los conocimientos generales de la anatomía humana. De esta forma, la adivinanza no sólo estaría estimulando el juego didáctico con el lenguaje, sino que también ayudaría a reforzar conocimientos básicos y generales, esenciales en las primeras etapas del desarrollo infantil.

Imagen: pixabay.com

Las mejores adivinanzas para niños
julio 20, 2016
Se habla de:             

Ver más Artículo al azar