Los animales más letales del mundo

Ampliar este tema:

Existe una frase común que dicta que “la naturaleza es sabia”. Igualmente algunos movimientos artísticos han idealizado el hecho de regresar a nuestros orígenes primitivos, sin embargo el hombre sigue desarrollándose en base a seguir apartándose día a día de ese entorno natural.

Al respecto se podría especular que ese intento por mantener a raya todo lo que no sea humano, y dejar la naturaleza fuera de nuestro hábitat, lejos de una locura, responde al instinto de conservación del humano por permanecer alejado de aquello que puede dañarlo fatalmente. Si nos detenemos a pensar en el carácter salvaje de la naturaleza y en la fragilidad del ser humano ante ella, nos daremos cuenta que la elección de aislarnos y construir refugios donde estar a salvo no es tan descabellado. En este sentido basta sólo con pensar en los depredadores, los animales salvajes o las picaduras de aquellos animales ponzoñosos para darnos cuenta que la civilización se ha desarrollado con la idea de protegernos, aunque al final hayamos creado en ella cosas que igual nos destruyen.

En esta ocasión daremos algunos ejemplos de los animales más venenosos del mundo, a fin de que te hagas una pequeña idea de qué peligros corremos los seres humanos ante ellos. Claro, con esto no estamos desdeñando la naturaleza y ensalzando la vida en la urbe, podemos vivir en la naturaleza el tiempo que queramos, siempre y cuando seamos conscientes de los peligros que conlleva esto para que así como en la ciudad, en la naturaleza también nos cuidemos que aquellas cosas que pueden poner fin a nuestras vidas.

A continuación una lista de los cinco animales más venenosos del mundo:

Medusa

A pesar de que existen varias especies –uno más venenosos que otros- se cree que los especímenes más letales son la medusa de cuatro ojos y la medusa avispa, la cual habita en aguas australianas y cuyo aspecto es totalmente desconocido pues nadie ha sobrevivido a su encuentro para describirla o registrarla. La superficie de este animal marino se encuentra llena de pequeñas ampollas llenas de veneno que podrían matar a por lo menos sesenta hombres adultos. En contacto con la piel humana estas neuro-toxinas entran rápidamente al torrente sanguíneo provocando un intenso dolor, atacando también el sistema nervioso y el corazón. De acuerdo a los expertos, el dolor es tan fuerte que la mayoría de las víctimas de esta picadura entran en estado de shock no pudiendo llegar a la orilla y muriendo ahogados.

Esta y otras variedades de medusa han cobrado la vida de por lo menos unas seis mil personas en aguas marinas de distintas latitudes. Aquellos que han sobrevivido afirman que el dolor se extiende durante semanas. Si llegas a ser víctima de una picadura, o alguien cercano lo es, se recomienda el uso del vinagre, pues sus componentes pueden mitigar un poco las acciones de las neurotóxinas que han quedado sobre la piel, a fin de detener su ingreso al sistema sanguíneo.

Pulpo de anillos azules

También perteneciente al reino marino, este espécimen habita las aguas del Océano Pacífico siendo identificado por los expertos como uno de los animales más venenosos del mundo. Su picadura es indolora, pero su veneno actúa con rapidez, causando en la víctima parálisis muscular, paro respiratorio y finalmente la muerte. Con su pequeño tamaño, que no llega a superar los veinte centímetros (con los tentáculos abiertos) este minúsculo animal porta la cantidad de veneno necesaria para provocar la muerte de casi treinta adultos. Lo peor de todo es que no existe antídoto conocido, por lo que la picadura de uno estos animales puede simplemente resultar mortal.

Cobra Rey

Ya en tierra firme la cosa no parece mejorar. Así encontramos a la Cobra Rey, una devoradora de serpientes que con sus casi seis metro de largo constituye uno de los animales más venenosos del planeta tierra. En cuestión de tres horas puede matar a un hombre adulto. Algunos expertos afirman que el veneno de esta cobra no es el más letal de todas las especies de serpientes que existen, sólo que la Cobra Rey tiene la facultad de inyectar por lo menos cinco veces más veneno que cualquier otra serpiente en el mundo, lo que la convierte en una asesina eficiente.

Araña errante brasileña

Perteneciente al reino de los arácnidos, encontramos a esta especie registrada en el Libro Récords de Guinness como una de las arañas más venenosas del mundo. Originaria de Brasil, puede llegar a medir hasta diecisiete centímetros de largo, y constituye además una de las especies más agresivas que existen. Aunado a esto no le temen a los humano y por el contrario se pueden encontrar en zonas pobladas, donde acostumbran a esconderse dentro de las casas, en la ropa o los zapatos. Su mordedura provoca un intenso dolor, así como parálisis muscular, que puede terminar en insuficiencia respiratoria y finalmente la muerte. Su habilidad de esconderse en zonas pobladas la hace responsable de un gran número de muertes.

Pez globo

Otro de los animales más venenosos del mundo y que puede matarte en la mesa de tu restaurante favorito lo constituye el Pez Globo. Considerado una exquisitez en países como Japón y Corea sólo puede ser preparado por cocineros con licencia para prepararlos, pues un solo error en el corte adecuado de la carne de este pescado podría terminar con la vida de los comensales. Una vez probado su veneno, el cuerpo reacciona con una inflamación masiva de lengua y labios, así mismo se producen vómitos, taquicardia y parálisis muscular, sobreviniendo posteriormente la muerte por asfixia, sin que nada pueda salvarlos, ya que no existe un antídoto conocido para el que es considerado uno de los animales más venenosos del mundo.

Fuente de imagen: pixabay.com

Los animales más letales del mundo

Bibliografía ►

Se habla de:         


Ver más Artículo al azar



x