Los centros energéticos del cuerpo humano

Es más que necesario y prioritario conocer todo acerca de los siete centros energéticos que poseen nuestros cuerpos físicos. No se trata de los chacras, porque ellos son los centros energéticos del alma.


Lo más reciente:

Son varias las posibilidades que tenemos para desarrollarlos, ponerlos en equilibrio y comenzar a disfrutar de las ventajas tan formidables de haberlos regenerado. Pero ante todo, lo primero es saber que tenemos siete centros localizados a lo largo de la columna vertebral. Cada uno de ellos cumple una función específica, maneja una energía determinada y se halla en pésimas condiciones por algunos tipos concretos de defectos psicológicos.

Este es un tema indispensable en ele estudio y práctica de un amante de la Sabiduría y de las Ciencias Místicas Ocultas. Y la razón de esta aseveración radica en que los siete centros son siete procesadores de energía y al ignorar todo esto, gastamos la energía inútilmente y ella es el material alquímico, la fuente del poder, la vida misma, el Espíritu mismo.

Necesitamos aprender a ahorrar la energía y es factible si comprendemos esta cuestión del equilibrio de los centros.  Estamos hablando de una práctica que debe ejecutarse de instante en instante, de momento en momento, porque segundo a segundo estamos gastando la valiosa energía.

Primer centro: SEXUAL. Ubicado en el Coxis, primera vértebra de la columna. Allí se procesa la Energía Sexual, cuya función es Crear. O bien crea hijos de carne y hueso, o crea demonios psíquicos que nos duermen aún más la Consciencia y nos envían rápidamente a la muerte y a los mundos infiernos.

Cada espermatozoide es un Ser. Sólo uno basta para formar un hijo. Pero al eyacular se expulsan cerca de 400 millones de zoospermos, y cada uno va a crear y a fortificar el Ego animal que es el conjunto de esas millones de formas equivocadas de ser. Pero igualmente, este poder creador puede dar vida y fabricar los Cuerpos Existenciales del Ser, con los cuales podemos vivir y reinar  en otros mundos paralelos. Los famosos cielos y para ello es obligatorio jamás fornicar. Este centro procesa los defectos de la pereza y está muy relacionado con el sentido del tacto.

Segundo Centro: INSTINTIVO. Éste se ubica a la altura del Hueso Sacro. Aprehender es su función correcta. La incorrecta es desear codiciosamente y las reacciones instintivas mecánicas.  Hay diferencia entre Aprehender y aprender. La primera es de la Consciencia; la segunda, del ego.

La energía de este centro es la Vital y se halla relacionado con el sentido del Gusto. La codicia y sus detalles conviven en este centro saqueándolo todo el tiempo de su valioso tesoro, afectando principalmente la salud del cuerpo físico, el desarrollo de las células y todos los procesos naturales del organismo. De aquí vienen las enfermedades.

 Tercer Centro: EMOCIONAL INFERIOR. En el plexo solar, o más exactamente en el ombligo, se ubica este centro. Su función objetiva es Sentir. Pero hay dos clases de emociones: las de la Consciencia y las del ego. Las del Espíritu o Consciencia son por ejemplo, las experimentadas en trances shamadicos, místicos y devocionales. Al escuchar la música clásica de los compositores como Beethoven, Mozart, Bach, Wagner, etc. Al servir desinteresadamente a algún otro Ser. La Satisfacción de estar vivo y amar. La alegría de la naturaleza.

Por el contrario, los toros, los chismes, la música moderna, la desesperación, el afán, el estrés, las novelas, etc., son emociones enteramente negativas y desequilibran este centro, ocasionando la pérdida valiosísima de la energía Emocional, la cual tiene bastantes poderes ocultos. La lujuria y sus hijos lo tienen dominado. El olfato es el sentido que allí se procesa.

 Cuarto Centro: INTELECTUAL INFERIOR. Se localiza a la altura del corazón. Su función concreta es pensar,  bien sea en planes, proyectos, fantasías, lecturas, análisis, proyecciones, etc. Dicen que el origen de las obras está en los pensamientos. Los pensamientos son totalmente creadores, puesto que cada centro está trabajando en esencia con Energía Sexual, pero enfocada según su función. Con nuestro incesante diálogo interno lo agotamos rápidamente. La energía que se agota es la Mental y el Orgullo con sus legiones lo dominan. Relacionado con el sentido del Oído.

Quinto Centro: MOTOR. Aquí se gesta el movimiento y la locomoción. La facultad de hablar radica aquí. Se halla ubicado a la altura de la laringe sobre la columna vertebral. Lo desequilibramos con nuestra palabrería y charlatanería insubstancial. Utilizando equivocadamente el verbo. El Poder del Verbo es sumamente Creador y Divino. Las palabras son Sagradas, por ende, para equilibrar este centro debemos pulir el Verbo.

La ira y sus miles de manifestaciones diminutas lo agotan incesantemente. El sentido que maneja es la vista.

Sexto Centro: EMOCIONAL SUPERIOR. Estos dos últimos centros, localizados en la cabeza, en el entrecejo y en la coronilla, glándulas Pituitaria y Pineal, son los centros místicos de la Consciencia, pero están inutilizables debido a que los cinco inferiores se encuentran en completo desequilibrio. Este centro superior tiene la función del Auto Juicio y la Auto Observación. Por eso su sentido es la Clarividencia o Tercer Ojo. Las legiones de la gula y los excesos lo dejan inservible.

Séptimo Centro: INTELECTUAL SUPERIOR. En plena Glándula Pineal se ubica. Su función es Saber, hallar la Sabiduría. Su Energía es la más elevada, la del Espíritu Puro y el defecto de la Envidia inmediatamente lo desconecta.

En estos ensayos, podrás encontrar de manera detallada cómo equilibrar cada uno de los centros de la máquina humana y así, desarrollar poderes y facultades espirituales  sorprendentes e inimaginables. Lo principal es auto observar cada centro y negarse a sí mismo, en relación a todos esos defectos descritos en cada centro. De esa manera, se ahorrará la Energía y grandes prodigios pueden lograrse con ella.

 

Los centros energéticos del cuerpo humano
abril 23, 2015
Se habla de:         

Ver más Artículo al azar