Los dos puntos (signos de puntuación)

Es probable que lo más conveniente, antes de avanzar sobre las distintas reglas ortográficas, que establece la Real Academia Española de la Lengua (RAE) en referencia al signo conocido como Dos puntos, sea revisar de forma breve la propia definición de este.

Los dos puntos

En consecuencia, de acuerdo a lo que ha señalado la máxima institución de la Lengua española, la Rae, los Dos puntos puede ser considerado uno de los principales signos ortográficos, el cual se encuentra representado por el signo (:) y es usado de forma general por introducir o presentar elementos del texto, al tiempo que llama la atención sobre estos.

Por otro lado, la Ortografía de la Real Academia Española de la Lengua también señala que los Dos puntos cumplen su misión de presentar  y destacar un elemento del texto, a través de la introducción de una pausa, en el desarrollo de este, la cual por su parte puede ser identificada igualmente como una pausa mucho menos a la introducida por el punto (.) o incluso por la coma (,).

Reglas ortográficas sobre el uso de los dos puntos

Con respecto a las distintas normas y reglas, promulgadas por la RAE en cuanto a la forma correcta de usar los dos puntos, se podrá distinguir entre aquellas ocasiones en donde es obligación anotarlo, y aquellas en donde por el contrario podría cometerse una falta ortográfica. A continuación, entonces, cada uno de estos casos:

Cuándo usar los dos puntos

En este sentido, la Real Academia Española de la Lengua señala que dentro de un texto se debe anotar siempre los Dos puntos, a riesgo de cometer un error ortográfico de omitir su uso, en las siguientes circunstancias:

Sufijo -paro / -para Quizás lo más conveniente, previo a abordar una explicación sobre el sufijo –paro / -para, sea reali...
Sufijo -sofía Antes de abordar una explicación sobre la definición del sufijo –sofía, quizás sea recomendable hace...
Sufijo -zuelo / -zuela Tal vez lo mejor, previo a abordar una explicación sobre el sufijo –zuelo / -zuela, sea hacer una br...
  • Siempre se anotarán dos puntos luego del encabezamiento de una carta. Por ejemplo: Muy señor mío: Le ruego que tenga en cuenta mi petición… Así mismo, la norma señala que después de los dos puntos deberá hacerse un aparte en el texto, dándole continuidad a este en una línea aparte, la cual comenzará por mayúscula inicial.
  • Al comienzo de un texto, de una conferencia o de un discurso. Por ejemplo: Señoras y señores: … / Distinguido público: …
  • En textos de carácter oficial, luego de las palabras: ordeno y mando, fallo, certifico, hago saber, declaro, suplica, expone, etc. Se acostumbra que el enunciado que sigue a continuación empiece con mayúscula. Es importante resaltar que en estos casos los dos puntos pueden ir seguidos de la conjunción “que”. Por ejemplo: HAGO SABER: Que por orden del señor alcalde / EXPONE: Que ha presentado la documentación necesaria y que… Los dos puntos no pueden ir precedidos por la conjunción que. Son incorrectas construcciones como ésta: Entonces él dijo que: “Sería conveniente que nos viéramos” (x).
  • Igualmente, deberán anotarse siempre Dos puntos cuando se vaya a introducir una cita textual en el discurso. Por ejemplo: ese día me vio a los ojos y me dijo: “no sabes cuánto te he extrañado.
  • Se escribirán Dos puntos a continuación de las expresiones verbigracia, a saber, por ejemplo, etc. En estos casos, el uso de los dos puntos, de acuerdo a algunas fuentes especializadas, dan al texto mayor intensidad expresiva que si se hiciera uso de la coma. Por ejemplo: En la conferencia se tocaron varios temas de gran importancia, por ejemplo: la necesidad de incluir a las personas con discapacidad en el entorno educativo, y la obligación que tienen los padres de acompañar dicho proceso.
  • Los dos puntos, se usan igualmente para introducir una enumeración explicativa. Por ejemplo: Es un alumno ejemplar: tiene inteligencia, estudia y respeta a los profesores.
  • Por otro lado, dentro del texto, se usan los dos puntos también para dar cierre a una enumeración, al tiempo de presentar un resumen de lo que el autor ha tratado de expresar con ella. Por ejemplo: Tuvimos un verano romántico, pacífico, cariñoso: todo lo que siempre habíamos soñado. En este caso, la palabra que sigue a los dos puntos debe ir en minúscula, excepto cuando se trata de una enumeración compuesta por varias oraciones independientes. Por ejemplo: Me gustaría que me aclararas lo siguiente: ¿Dónde estabas? ¿Qué pasó con mi celular? ¿Lograste comprar los libros?
  • También se hará uso de los dos puntos, cuando se encuentran dos oraciones seguidas, en donde una se expresa como consecuencia, causa o incluso resumen de la oración a la que precede. Por ejemplo: Nuca imaginé lo que sucedió: que mi propia hermana me robara la casa.
  • De acuerdo a lo que dicta la Academia deberán anotarse los Dos puntos, siempre que se vaya a introducir un ejemplo dentro del texto, se haya anotado o no la palabra “ejemplo”.
  • Finalmente, se hará necesario el uso de los Dos puntos después de la aparición de palabras, como las siguientes: esto, este, el mismo, lo siguiente, el siguiente u otras similares.

Cuándo no usar dos puntos

Así mismo, la Real Academia Española de la Lengua también contempla algunos otros casos en donde el uso de los dos puntos puede resultar en un error, y que básicamente serían los siguientes:

  • Nunca se anotarán dos puntos entre el verbo y su complemento directo. Por ejemplo será incorrecta la siguiente forma: En su habitación los investigadores encontraron: ropas, documentos y billetes.
  • De igual forma, tampoco se anotarán nunca los Dos puntos entre una preposición y el sustantivo o los sustantivos que la complementan. Por ejemplo, la forma correcta sería la siguiente: Los miembros del equipo se clasifican: en profesores y alumnos. Mientras que podría ser considerado un error la forma que se muestra a continuación: Los miembros del equipo se clasifican en: profesores y alumnos.
  • En último lugar, la Real Academia Española de la Lengua señalará que en ningún caso se podrá hacer uso de los Dos puntos después de la palabra “como” cuando esta cumpla con la función de introducir un ejemplo. Por ejemplo, sería un error la siguiente forma: Los mamíferos son un grupo constituido por animales como: el perro, el gato, la vaca (x). En este orden de idas, la forma correcta de esta oración sería sin los dos puntos, tal como se ve a continuación: Los mamíferos son un grupo constituido por animales como el perro, el gato, la vaca.

Imagen: pixabay.com

Los dos puntos (signos de puntuación)
octubre 25, 2017