Los grupos vocálicos

Es probable que, previo a definir y mostrar los distintos ejemplos que se desprenden de la categoría “Grupos vocálicos, sea necesario revisar algunas definiciones, que permitirán establecer el contexto teórico preciso de esta combinación de letras.

Definiciones fundamentales

De esta forma, será pertinente entonces revisar algunos conceptos importantes, en el ámbito gramatical, como por ejemplo las definiciones de Palabra y de Sílaba, pues ellas ayudarán a entender las implicaciones ortográficas que poseen los pares vocálicos. Igualmente será de ayuda pasar revista sobre las definiciones de consonante y vocal. A continuación, cada una de estas definiciones:

Palabra

Lo primero que deberá destacarse es que el concepto Palabra no constituye una noción de la Lingüística, sino de la Gramática, disciplina dentro de la cual es definida como toda unidad léxica, conformada por una combinación de sonidos articulados –cuando se trata del discurso oral- poseedora de un significado fijo y perteneciente a una categoría gramatical específica. Así mismo, la noción de “palabra” puede ser aplicable al ámbito de la escritura, siendo definido dentro de este como la cadena de símbolos, usados para representar los sonidos del habla.

Sílaba

Por su parte, la sílaba será considerada también como una noción gramatical, y explicada como cada uno de los golpes de voz, en base a los cuales se constituye una palabra. Así mismo, otras fuentes prefieren explicar la Sílaba como el conjunto de sonido articulado, producido entre dos breves interrupciones –inicial y final- las cuales resultan prácticamente imperceptibles. Por otro lado, algunos autores son de la opinión de que la sílaba viene a representar precisamente las pausas que surgen entre cada columna de aire emitida por los pulmones, durante el ejercicio articulatorio. Un ejemplo de sílabas puede ser por ejemplo aquellas que conforman la palabra “casa”:

ca-sa

Al revisarla, se podrá observar cómo esta palabra está conformada por dos golpes de voz, o por dos sílabas. De igual manera, teniendo en cuenta cada una de estas sílabas, podrá inferirse también que por lo general toda sílaba está conformada –en término ortográficos- por la combinación de una letra vocal y una consonante.

Consonante

Para definir la Consonante, será necesario entonces recurrir a la definición que da la fonética sobre los sonidos consonánticos, considerados como todo sonido del habla, que ocurre gracias a un Punto de Articulación, en el cual un ente articulador fijo hace contacto, dentro de la cavidad bucal, con un punto articulador móvil, lo cual constituye también una barrera física, que modifica la salida de dicha columna. Por otro lado, en la dimensión escrita o gramatical, la Consonante será el símbolo escrito que representará estos sonidos consonánticos, en donde la columna de aire, que emerge de los pulmones se encuentra entonces con la barrera física, producida por el contacto de dos órganos articuladores.

Vocal

Por el contrario, la fonética considera que los sonidos vocálicos son aquellos que se producen precisamente cuando la columna de aire viaja a través de la cavidad bucal sin que nada se interponga en su camino, así mismo, este tipo de sonidos se caracterizan por su sonoridad, es decir, por la capacidad que tienen de hacer vibrar las cuerdas vocales, a su paso por la cavidad laríngea. En el Español, los sonidos vocálicos son /a/, /e/, /i/, /o/, /u/. De igual forma, la tradición opta por clasificar estos sonidos de acuerdo a la intensidad o apertura que tiene la boca al momento de pronunciar cada uno de estos sonidos, y que originaría básicamente dos tipos de sonidos: abiertos o fuertes (a, e, o) y cerradas o débiles (i,u). En el sentido gramatical, las vocales serán las letras con las que se representan los fonemas o sonidos vocálicos.

Grupos vocálicos

Teniendo presentes estas definiciones, quizás entonces sí sea mucho más sencillo abordar la definición de Grupos vocálicos, los cuales son concebidos por la Gramática como aquellos sonidos o combinaciones de sonidos, conformados por dos o más sonidos vocálicos contiguos, que se encuentran dentro de la misma sílaba, y que en algunos casos, constituyen pares vocálicos inseparables. En este sentido, la Ortografía del idioma Español contempla algunos tipos de estos pares vocálicos o uniones inseparables, los cuales son nombrados y definidos a su vez, de la siguiente manera:

Diptongo

El diptongo será considerado una unión o combinación inseparable, establecida por un par vocálico, constituido a su vez por la unión de una vocal fuerte (a, e, o) y una vocal débil (i, u) o incluso por dos vocales débiles, las cuales se encuentran entonces en una misma sílaba. Entre los posibles diptongos en el Español son los siguientes: ai, au, ei, eu, oi, ou, ia, ie, io, ua, ue, uo, iu, ui. Igualmente en algunos casos, la letra y, cuando cumple función de vocal también puede generar también diptongos, al unirse inseparablemente a vocales cerradas: ay, ey, oy, iy. Algunos ejemplos de diptongos en el español serán los siguientes:

Agua, Europa, Baile, Rey, Aura, Auxiliar, Autismo.

Triptongo

También puede ocurrir que la unión inseparable no suceda entre dos vocales, sino entre tres vocales, que deben disponerse en el siguiente orden:

vocal cerrada (i, u) + vocal abierta (a, e, o) + vocal cerrada (i, u)

Algunas de las posibilidades de Triptongo en el Español serán entonces: iai, iei, ioi, iau, ieu, iou, uai, uei, uoi, uau, ueu, uou. Así también, se podrá distinguir entre los siguientes ejemplos:

Uruguay,  Miau, Semiautomático, Buey, Paraguay

Hiato

En cuanto al Hiato, este es considerado como la destrucción de un Diptongo, el cual sucede gracias al acento que recae en la vocal abierta, haciendo entonces que sí puedan separarse entre ellas. Algunos ejemplos de Hiato en el Español son los siguientes:

Día: Dí – a
Baúl: Ba – úl
Desearía: de- sea- rí- a
Cafeína: ca-fe-í-na
Psicología: psi-co-lo-gí-a

Pares vocálicos (dos vocales fuertes)

También puede ocurrir que el par vocálico esté conformado por la unión de dos vocales fuertes, las cuales a pesar de estar en posiciones contiguas, en realidad pertenecen cada una a sílabas diferentes, como ocurre en los siguientes ejemplos:

Leer: le-er
Toalla: to-a-lla
Teatro: te-a-tro
Fealdad: fe-al-dad
Aldea: al-de-a

Imagen: flickr.com

Los grupos vocálicos
septiembre 22, 2017
Se habla de:                                                                 

Ver más Artículo al azar