Los prefijos

Quizás lo más conveniente, antes de avanzar en una explicación sobre el concepto de Prefijos, sea revisar de forma breve algunas definiciones, que permitirán entender este morfema, propio de las Lenguas naturales, dentro de su contexto preciso.

Definiciones fundamentales

En este sentido, puede que también sea necesario delimitar esta revisión teórica a dos nociones específicas: la primera de ellas, la propia definición de Afijos, por ser la categoría morfológica donde puede ser clasificado el prefijo. Así también, será menester detenerse un momento en el concepto de Derivación, por ser este el proceso morfológico desempeñado por los prefijos dentro de las Lenguas naturales. A continuación, cada uno de ellos:

Los afijos

De esta manera, se comenzará por decir que la Lingüística define los afijos como un grupo de cinco morfemas, entre los que se encuentran los sufijos, prefijos, infijos, interfijos y circunfijos, los cuales cumplen con la función morfológica de unirse en un determinado lugar del lexema o raíz, a fin de constituir una nueva palabra, modificando a su vez a la palabra o lexema al cual se han unido, tanto de forma gramatical, cuando se trata de un afijo flexivo, o incluso semánticamente, lo cual resulta inherente a los afijos derivativos.

Aun cuando cada lengua natural tiene sus propios afijos, la Lingüística señala que este tipo de morfemas se encuentran presentes en todas las lenguas naturales estudiadas hasta ahora.

Derivación

Por su parte, la Derivación ha sido definida igualmente por la disciplina lingüística como un proceso de formación de nuevas palabras, la cual sucede cuando un afijo derivativo se inserta en el lexema, modificándolo, y dando como resultado una nueva palabra, la cual cuenta con la propiedad de ser totalmente independiente, tanto a nivel léxico como semántico.

Es decir, que aun cuando puede encontrarse relacionada con la palabra que le ha dado origen, en realidad el afijo derivativo ha creado una nueva e independiente partícula lingüística. Así mismo, la disciplina lingüística ha señalado que en las Lenguas naturales la mayor productividad de palabras por derivación proviene de los Sufijos, es decir, que la derivación por sufijación constituye el proceso morfológico de producción de nuevas palabras más activo en las Lenguas naturales.

Ejemplos de conjunciones En su Gramática, la Real Academia Española define la conjunción como la “palabra invariable” que enc...
El texto argumentativo En el ámbito del Análisis del Discurso, se conoce con el nombre de Texto argumentativo al discurso –...
Conectores de adicción Definición de Conectores de Adicción En el ámbito de la Lingüística, se conoce como Conectores de Ad...

Los prefijos

Una vez se han tenido en cuenta estos conceptos, puede que sea mucho más sencillo aproximarse entonces a la definición que ha dado la Morfología sobre los Prefijos, los cuales son entendidos por esta disciplina como aquellos morfemas dependientes átonos y derivativos, que cumplen con la función morfológica de anexarse de manera anterior al lexema, a fin de modificarlo, creando una nueva palabra, la cual contará con un significado diferente al que poseía el lexema del cual se ha originado. Un poco menos productivos que los Sufijos, los Prefijos constituyen también uno de los morfemas derivativos que participan de la creación de nuevas palabras, en las lenguas naturales.

De igual forma, la Lingüística ha señalado que no todas las partículas productivas de unión anterior al lexema pueden ser consideradas prefijos, pues para hacerlo deberán ser exclusivamente morfemas, átonos y derivativos, de lo contrario se está frente a un prefijoide, el cual puede estar constituido por un morfema tónico o un raíz culta, que se unen también de forma anterior al lexema, para generar una nueva palabra, pero no a través del proceso morfológico de la Derivación (unión de un lexema y un afijo derivativo) sino por medio de otros procesos como la Parasíntesis (unión de dos o más morfemas) o la Composición (unión de dos lexemas).

Ejemplos de Prefijos

Sin embargo, puede que la mejor manera de completar una explicación sobre los Prefijos sea ofrecer algunos ejemplos de este tipo de partículas, al menos en el Español, a fin de poder ver en la práctica cómo se comportan estos morfemas dentro de la Lengua, para modificar los lexemas a los que se anexa, creando nuevas palabras. A continuación, algunos de ellos:

Prefijo Re-

Este prefijo del Español, se asume como proveniente del Latín. Dentro de la lengua española cuenta con tres posibles interpretaciones:

Repetición: Renombar, Recaída, Reproducir.

Énfasis: Rebueno, Relindo, Reguapo.

Inversión: Reprobar.

Detrás: Recámara.

Prefijo Extra-

Por su parte, este prefijo del Español se considera que también proviene del Latín. Así también cuenta con varios significados dentro del Español, entre los cuales se encuentran los siguientes:

Que excede: Extraordinario, Extralimitado, Extraterrestre.

Sumamente: Extraplano.

Prefijo Pre-

En cuanto al prefijo Pre-, las diversas fuentes de Morfología del Español han señalado que este morfema se deriva etimológicamente de la voz latina prae, la cual ha sido traducida literalmente como “anterior en tiempo o espacio”.

En el Español, la partícula Pre- cuenta con esta misma carga semántica, aun cuando también puede ser interpretado en ocasiones como prioridad, o en otro sentido como aumentativo. Algunos ejemplos de su uso son los siguientes: Predecir, Prefijo, Preocupar, Prejuzgar.

Imagen: pixabay.com

Los prefijos
abril 20, 2018