Los servicios complementarios

Administración, economía y afines

Dentro de la Administración de Empresas, cada día se hace más común la categoría de Servicios Complementarios, los cuales vienen a hacer mucho más sólidas y eficientes las gestiones de las compañías, así como mucho más placentera la experiencia de sus clientes. Sin embargo, vendría bien revisar específicamente la definición de este concepto empresarial.

Servicios complementarios

De esta forma, los Servicios complementarios pueden ser entendidos como ofertas de servicios con las que cuentan, de forma alternativa,  las distintas compañías, tanto si se trata de una empresa fabricante de productos, como de una que comercialice servicios. Por consiguiente, esta categoría servirá para nombrar todas aquellas ofertas que se le hagan al cliente, más allá del propósito central de la empresa, y con el fin de mejorar al máximo la atención prestada.

A pesar de que esta tendencia comenzó siendo habitual en las empresas de servicios, en la actualidad, la dinámica de la competencia comercial ha hecho que cada día sean más las empresas productoras que deciden diseñar dentro de su estructura de atención este tipo de servicios, a fin de que el cliente no sólo tenga relación con la empresa a la hora de adquirir un producto, sino que cuente con la oportunidad, a través de los servicios complementarios, de regresar, y de hecho sostener una relación comercial con la empresa, que pueda sostenerse en el tiempo.

Ejemplos de Servicios complementarios

No obstante, es importante también ejemplificar cuáles son este tipo de servicios, los cuales pueden ser prestados por todo tipo de empresas, independientemente del rubro o sector al que pertenezca. A continuación, algunos tipos de servicios complementarios, ofrecidos por empresas dedicadas a diversas ramas:

Ensambladora de autos

Un ejemplo de servicios complementarios provenientes de una empresa que produce bienes puede ser éste, en donde la empresa principalmente se encarga de ensamblar y fabricar automóviles, pero que como forma de ofrecer servicios complementarios a sus clientes y potenciales clientes puede crear departamentos encargados de brindar servicio técnico y mecánico a los automóviles de la marca, vender repuestos originales e incluso ocuparse directamente de ofrecer y tramitar pólizas de seguro que vengan a cubrir el vehículo vendido.

Inmobiliaria

Por su parte, las agencias inmobiliarias, las cuales cuentan con el propósito principal de vender apartamentos, pueden también contar con servicios complementarios, que le permitan al cliente todas las opciones o necesidades en un solo lugar. Por consiguiente, una de estas empresas, puede entrenar personal y crear servicios que le ofrezcan al cliente la oportunidad de ver varios inmuebles, según los filtros de búsqueda, así como formas o ayudas para tramitar créditos hipotecarios, o tener a su disposición –una vez arrendado o comprado el inmueble- servicios de pintura, albañilería, decoración, entre otros.

Hotel turístico

Así mismo, las empresas turísticas, como los hoteles, son otro ejemplo de compañías con sólidos Servicios complementarios, puesto que más allá del servicio central de hospedaje que brinda este tipo de empresa, ésta también puede trabajar en pro de ofrecer a su huésped servicios de restaurante, terminales bancarios, cajeros, farmacias, teléfonos públicos, servicios de transporte e incluso –bien sea propios o por convenios- la oportunidad de tomar tours o paseos guiados en la ciudad o espacio geográfico en donde se encuentran.

Centros de comunicaciones

Igualmente, las pequeñas empresas o compañías pueden ofrecer a sus clientes servicios complementarios. Un ejemplo de ello puede ser también un negocio de comunicaciones, que además de los servicios de teléfono e internet, les permita a sus clientes la posibilidad de sacar copias, plastificar documentos, envíos de fax, escanear documentos, redactar cartas, imprimir trabajos, así como la opción de comprar distintos productos de papelería, carpetas, hojas, lapiceros, etc.

Restaurante

Otro ejemplo de pequeño negocio con servicios complementarios lo constituye un restaurante, el cual además de vender la comida a sus clientes, en un espacio diseñado para su consumo, puede ofrecerle a estos otro tipo de servicios como por ejemplo un estacionamiento o parqueadero para sus vehículos, así como entregas a domicilio para aquellos usuarios que no deseen acercarse hasta el local.

Objetivo de los Servicios complementarios

Por consiguiente, este tipo de servicios busca explotar al máximo la eficacia y eficiencia de la empresa, teniendo como principal objetivo hacer de la experiencia de sus usuarios la más placentera, al tiempo que busca que estos no sean sólo clientes de ocasión, con los cuales se pierde contacto una vez hecha la adquisición del bien o servicio, sino que persigue fidelizar esta relación, haciéndola permanente, de forma que el cliente regrese siempre sobre la compañía, estableciendo un nexo comercial constante y sostenido. Así mismo, la oferta de los Servicios Complementarios busca también generar ingresos extras y constantes para la empresa, quien con ellos buscará no sólo diversificar sus formas de obtener más recursos y convocar más clientes, sino que hará que sus ingresos no sólo dependan de la venta del bien o servicio principal, lo cual aumentará el flujo de dinero y de clientes, beneficiando de esta forma, ampliamente, a la empresa.

Imagen: pixabay.com

Los servicios complementarios

¿Conoces acerca de...?

Bibliografía

El pensante (Marzo 13, 2017). Los servicios complementarios. Bogotá: E-Cultura Group. Recuperado de https://educacion.elpensante.com/los-servicios-complementarios/