Los signos de puntuación

Quizás lo mejor, antes de avanzar sobre cada uno de los distintos tipos de signos de puntuación, concebidos dentro de la Ortografía del Español, sea conveniente revisar de forma breve la propia definición de este conjunto de símbolos, a fin de poder entenderlos dentro de su contexto.

Los signos de puntuación

En consecuencia, habría que empezar por decir que los Signos de puntuación pueden ser definidos, de forma general, como el conjunto de símbolos ortográficos, por medio de los cuales se establecen límites y estructuras en las distintas oraciones y párrafos, que constituyen un texto. Por ende, se podría afirmar también que los Signos de puntuación cumplen con la función de  precisar, ordenar y jerarquizar las distintas ideas, que se van exponiendo a lo largo del discurso escrito.

Principales signos de puntuación

A pesar de que son varios los signos utilizados dentro de la escritura, para señalar o hacer referencia a ciertos órdenes o lugares dentro del texto, por regla general al hablar de Signos de puntuación se hace referencia a los nueve símbolos ortográficos más usados dentro de un texto escrito, los cuales pueden ser a su vez descritos de la siguiente manera:

El punto (.)

Este signo de puntuación es representado, tal como lo señala su nombre, por un punto (.) que es colocado de forma inmediata después de la última letra de la palabra que le precede. Dentro del texto escrito, el punto cumple con la misión de poner final a una oración o incluso a un párrafo.

La ortografía del Español concibe tres distintas clases para este signo, las cuales se diferencian entre sí según la dimensión de la pausa que introduce el punto entre las oraciones o párrafos. A continuación, una breve explicación de cada uno de ellos:

  • Punto y aparte: este tipo de punto es usado para poner punto final a un párrafo, y dar paso a uno nuevo, por lo que entonces la pausa que introduce al texto es larga. Siempre que aparezca un punto y aparte, deberá ser colocado inmediatamente después de la última palabra del párrafo, al tiempo que en todos los casos el texto que continúe después de este punto deberá comenzar con mayúscula y en una línea diferente.
  • Punto y seguido: representando una pausa más breve, el punto y seguido cumple con la función de separar ideas u oraciones dentro de un párrafo. Igualmente, será escrito de forma inmediata a la última palabra de la idea que se quiere cerrar, mientras que a oración que le sigue deberá ser anotada con mayúscula inicial, dejando un espacio entre el punto y la palabra que se anota a continuación.
  • Punto final: por su parte, el punto final establece la pausa definitiva de todo texto. Es el signo que indica que el discurso ha llegado a su final.

La coma (,)

En cuanto a la coma (,) esta es descrita de forma general como un signo de puntuación, cuya principal misión será la de introducir breves pausas dentro del texto, así también como señalar en donde comienza y cuándo termina una oración, por lo que la coma entonces serviría también para mostrar de forma separada las diferentes ideas de un texto. Igualmente, dentro de las enumeraciones, la coma sirve para separar cada uno de los elementos que se nombran.

Teniendo entonces la cualidad expresa de servir de separador, o de marcar el fin de una oración, la Ortografía es clara al momento de indicar que nunca, bajo cualquier circunstancia se deberá anotar una coma entre el sujeto y la acción.

Punto y coma (;)

Por su parte, el punto y coma (;) constituirá un signo de puntuación que cumplirá varias funciones dentro del texto. En primer lugar, podrá ser usado para unir, como una sola frase, dos oraciones, como por ejemplo:

Fuimos al Cine. Compramos palomitas de maíz → Fuimos al Cine; compramos palomitas de maíz

Así también, el punto y coma podrá ser empleado dentro de enumeraciones, en donde los elementos que se cuentan son bastante extensos. De esta forma, el punto y coma cumpliría el mismo papel que la coma dentro de las enumeraciones. Por ejemplo: fuimos de compras, y nos trajimos un mantel rojo para tu tía; una caja de cristal para Marina; tres envases de vidrio para que tu mamá pueda organizar los condimientos.

En algunos usos, se acepta igualmente que el punto y coma pueda introducir ciertas oraciones que son precedidas por conjunciones como por ejemplo: no obstante, pero, aun, aunque, empero, sin embargo. En estos casos, el punto y coma es colocado de forma anterior.

Los dos puntos (:)

Así mismo, dentro de los diferentes signos de puntuación, se conoce con el nombre de dos puntos a un signo que sirve igualmente para introducir una pausa en el texto, la cual sin embargo es mucho menor que la que presenta el punto, aun cuando las fuentes académicas indican que no puede decirse que sean mucho menor que la pausa presentada por la coma.

En este sentido, la función de los dos puntos será la de llamar la atención sobre el texto, que está por presentarse o introducirse, y que siempre guardará una estrecha relación semántica con el texto que precede a los dos puntos. Básicamente, los dos puntos (:) son usados para introducir enumeraciones o citas textuales.

Las comillas (“”)

Bien si se opta por usar comillas dobles (“”) o comillas simples (`´) este signo de puntuación es usado generalmente para delimitar frases específicas, a fin de señalar que estas son citas textuales, provenientes de otro texto. Sin embargo, las comillas también pueden ser usadas para delimitar palabras o expresiones específicas, a fin de llamar la atención sobre su significado. De esta forma, las comillas cumplen la función general de resaltar el contenido o sentido de una palabra u oración.

Paréntesis (); corchetes [] y llaves {}

Estos tres signos de puntuación, que siempre deberán ser usados en pares, es decir, contando con la presencia del signo de apertura y el signo de cierre, fungen como limitantes de enumeraciones o expresiones. De esta forma, sirven para introducir incisos en el texto, a fin de poder expresar alguna explicación o aclaratoria.

Signos de interrogación (¿?)

Por su lado, los Signos de interrogación también funcionan en pares, debiéndose anotar igualmente el signos de apertura y el de cierre. Cumplen la función de delimitar y a la vez señalar las distintas oraciones interrogativas que pueden ocurrir dentro del discurso. En el español, la forma correcta de usar estos signos indica que en todo momento deben ser anotados ambos en la oración, sin dejar espacio entre la palabra y el signo, y sin anotar punto final después del signo de cierre, ya que este lo posee. Por ejemplo: ¿Carmen estará lista para el viaje del viernes?

Signos de exclamación (¡!)

Al igual que las comillas o los signos de interrogación, los Signos de exclamación deberán funcionar siempre en pares, siendo anotado igualmente el signo de apertura y el de cierre. Su principal misión es delimitar oraciones, con sentido exclamativo. Al momento de anotarse, no deberá existir ningún tipo de distancia entre la palabra de la oración exclamativa y el signo. Igualmente, nunca deberá colocarse un punto después del signo de cierre, puesto que este lo contiene. Por ejemplo: ¡Cuánto tiempo ha pasado!

Guion (-)

Otro de los principales signos de puntuación será el guión, el cual es representado por una raya de menor extensión, bastante parecida al signo menos (-). Su función dentro del texto será tanto para unir como para separar palabras. En este orden de ideas, la Ortografía del Español indica que el guion será empleado por ejemplo cuando se quieran unir palabras compuestas: teórico-práctico; aun cuando también puede ser empleado a la hora de separar una palabra a final de la línea, o una palabra en sus respectivas sílabas.

Raya (—)

Un poco más extensa que el guion, la raya cuenta con varias funciones dentro del texto. Por un lado, puede ser usada para introducir los distintos textos de un diálogo, así también como para anotar incisos dentro del texto, a fin de que se hagan explicaciones o aclaraciones en referencia a lo que se ha expresado.

Imagen: pixabay.com

Los signos de puntuación
octubre 22, 2017

Ver más Artículo al azar