Los sistemas complejos

Para las Ciencias Físicas, un Sistema Complejo puede ser descrito como aquel  que se encuentra compuesto por varias partes, entre las que se establecen interconexiones complejas, que a su vez originan propiedades emergentes, posibles gracias a la interacción conjunta de los elementos que conforman este tipo de sistema.

También te puede interesar:

En este sentido, la Física también se da a la tarea de señalar que los Sistemas Complejos son aquellos capaces de crear información adicional, es decir, propiedades o información que antes no eran percibidas por el observador, y que de ninguna manera podía ser creada de forma aislada por cada uno de los elementos que constituye el sistema.

Características de los Sistemas Complejos

Con respecto a los distintos rasgos que pueden ser clasificados como características propias de los Sistemas Complejos, las cuales además los diferenciarían de otros tipos de Sistemas como los Simples o los Complicados, se pueden tomar en cuenta los siguientes:

  • En primer lugar, los Sistemas Complejos se distinguen por tener varias partes o subsistemas, las cuales se encuentran conectadas entre sí.
  • Así mismo, además de la interconexión que existe entre los distintos componentes del Sistema, estos a su vez presentan interdependencia entre ellos.
  • Igualmente, los componentes de los sistemas complejos cuentan con la capacidad de crear información adicional, casi siempre constituida por propiedades emergentes.
  • Así también, los Sistemas Complejos se distinguen por ser diversos, adaptativos y dependientes del camino, es decir que sus capacidades o resultados son consecuencia directa de las acciones de cada una de sus partes, más que de las condiciones que se presenten en un momento determinado.

Ejemplos de Sistemas Complejos

Entre la mayoría de Sistemas que pueden ser identificados como Sistemas Complejos, resaltan especialmente aquellos correspondientes con la naturaleza. En este sentido, algunos claros ejemplos de Sistemas Complejos lo constituyen los siguientes:

El planeta Tierra

De acuerdo a lo que han señalado los científicos, el planeta terrestre puede ser considerada como un gran Sistema Complejo, conformado por varios subsistemas como el Campo magnético, el Campo gravitatorio, el Campo magnético, los fenómenos de la Geodinámica e incluso la propia Humanidad y los ecosistemas que habitan sobre ellas.

Ecosistemas

Así mismo, los Ecosistemas constituyen Sistemas Complejos, que pueden ser definidos como diversos conjuntos de seres interdependientes, los cuales habitan y se interrelacionan a su vez con el ambiente o hábitat en donde hacen vida.

Ciudades

Las ciudades son otro ejemplo de Sistemas Complejos, puesto que ellas a su vez están integradas por varios componentes y subsistemas que se desarrollan de forma interdependiente, originando propiedades emergentes. Otro ejemplo social de Sistemas Complejos es la propia Humanidad, puesto que cada individuo puede ser considerado a su vez como un subsistema.

Ejemplos de Sistemas Complejos

Finalmente, entre otros de los ejemplos que se pueden citar para traer a colación los Sistemas Complejos se encuentran aquellos fenómenos correspondientes a la geodinámica, como por ejemplos los volcanes. Así mismo, resaltan los individuos humanos y animales, las sociedades e incluso la conciencia humana, la cual es un sistema compuesto por varios elementos que producen información adicional en base a su funcionamiento interdependiente.

Imagen: pixabay.com

Los sistemas complejos
noviembre 20, 2016

Ver más Artículo al azar