Los tornados

Reconocidos por la Ciencia como el fenómeno atmosférico ciclónico mayor de densidad energética sobre el planeta, los tornados son definidos básicamente como masas de aire, que poseen una gran velocidad angular.

Características de los tornados

Con respecto a sus rasgos, las distintas fuentes meteorológicas han indicado que los tornados se distinguen principalmente por ser una masa de aire que se encuentra conectada por su extremo inferior con la superficie terrestre, y por su extremo superior con una nube de tipo cumulonimbus (ver más en Clases de nubes) aunque los científicos han apuntado que puede suceder también con una nube cúmulos.

Así mismo, a pesar de su enorme carga de energía, los tornados tienden a ser de poca extensión, siendo su tiempo de vida es también bastante corto, pudiendo durar entre algunos pocos segundos a menos de sesenta minutos, lo que considerando su gran fuerza ciclónica y destructiva es bastante conveniente. Igualmente, cuentan con distintas formas, sin embargo, estos fenómenos atmosféricos casi siempre toman la forma de una nube embudo, en donde la parte más estrecha toca la tierra, mientras que la base ancha está en contacto con la nube. En su base estrecha, se puede notar también, durante los primeros instantes de su formación, una nube conformada por polvo y desechos, arrastrados por la fuerza ciclónica del propio tornado.

En cuanto a la velocidad de sus vientos y su diámetro, las Ciencias meteorológicas señalan igualmente que los tornados son fenómenos atmosféricos que pueden tener vientos con velocidades que van desde 65 km/h hasta 450 km /h, mientras que sus diámetros pueden oscilar entre los 75 metros y los 2 kilómetros de ancho. Finalmente, los científicos han apuntado que un tornado puede recorrer, desde que se forma hasta que desaparece, hasta unos cien kilómetros.

Tipos de tornados

Igualmente, los meteorólogos distinguen entre distintos tipos de tornado, dependiendo de su forma, cantidad de vórtices y sobre todo la superficie sobre la que se han formado. En este sentido, se pueden señalar como principales formas de tornados, los siguientes:

Tornados de vórtices múltiples

Con este nombre se distinguen aquellos tornados que se caracterizan por manifestarse a través de dos o más columnas de aire con velocidad angular, las cuales comparten  una base superior común. A pesar de que pueden estar presentes en casi cualquier tipo de tornado, los científicos señalan que este tipo de manifestación suele estar relacionada con tornados de gran intensidad. Así mismo, los especialistas han indicado que cada uno de los vórtices presentes en este tipo de tornado se caracteriza por crear ciertas áreas, caracterizadas por su gran poder destructivo.

Conoce las propiedades medicinales del orégano Conocida en la antigüedad como “la alegría de la montaña”, el orégano es una de las plantas con más ...
El gato más grande del mundo Desde que el auge de los experimentos con las modificaciones genéticas en animales aumentó, se han e...
Las arañas más grandes del mundo Uno de los animales más temidos son las arañas. Y las hay de todos los colores y tamaños. Aunque sus...

Tornados satélites

Confundido a veces con los tornados de vórtices múltiples, los Tornados Satélites se caracterizan por estar constituido por una columna independiente, que tiende a orbitar alrededor de la columna principal, y que se distingue también por ser mucho más débil que ésta, hecho que lo diferencia tangencialmente del tornado de vórtices múltiples.

Tromba marina

Llamadas también Mangas de Agua, las trombas marinas básicamente son tornados que se forman y desplazan en el agua, bien sea sobre la superficie marítima o fluvial. Sin embargo, estas son clasificadas según su intensidad, pudiendo distinguirse dos clases:

  • No Tornádicas: este tipo de trombas se caracterizan por ser bastante débiles, así también como más comunes. Su poca energía las hace parecerse más a un remolino de polvo que a un tornado. Con forma de columna y de embudo, este tipo de tornados tienen un extremo sobre el agua, mientras que su base se mantiene unida a una nube tipo cumulus congestus. Por lo general, se pueden observar sobre aguas tropicales y subtropicales.
  • Tornádicas: por otro lado las trombas de agua tornádicas se caracterizan por poseer gran densidad energética, siendo consideradas literalmente como tornados sobre el agua. Se encuentran asociadas generalmente a fuertes tormentas, y cuentan con un gran poder destructivo, por lo que se les tiene clasificadas como fenómenos atmosféricos de gran riesgo.

Tromba terrestre

Este tipo de tornado se caracteriza por su poca fuerza, así como por tener un embudo de condensación liso, de pequeñas dimensiones y que casi nunca toca el suelo. Así mismo, la duración de las trombas terrestres son bastante cortas. Científicamente hablando es considerado como un tornado que no se encuentra dentro de los tornados mesociclónicos. A pesar de que pueden causar daños considerables, cuentan con menos fuerza destructiva que los tornados, estando más cercanos a las trombas de agua.

Escalas de clasificación de los tornados

En lo que corresponde a la categoría a la que pertenece un tornado, los científicos han diseñado distintas escalas, que buscan a través de diferentes procedimientos y parámetros clasificar este tipo de fenómenos atmosféricos, a fin de poder catalogar su fuerza. Al respecto, se emplean básicamente las siguientes escalas:

  • Escala Fujita-Person: esta escala clasifica a los tornados tomando en cuenta el tipo de daño y destrozos que determinado tornado ha dejado a su paso. Se encuentra conformada por  seis distintas categorías, que van desde la F0 (tornados bastante débiles) hasta tornados F5 (sumamente destructivos, capaces de arrancar edificaciones desde sus cimientos).
  • Escala TORRO: por su parte, esta escala mide la fuerza de los tornados, igualmente a través de sus consecuencias, sin embargo, cuenta con muchos más niveles, desplegándose desde el T0 (fenómenos débiles) al T11 (tornados de gran fuerza y alcance destructivo).

Imagen: wikipedia.org

Los tornados
noviembre 28, 2016