Menú vegetariano para Año Nuevo

Hogar, salud y belleza

Generalmente, la cena de Año Nuevo occidental tiene como protagonista la carne de cerdo o de pavo, por ser animales relacionados en este hemisferio con la prosperidad, la riqueza y la celebración, lo cual hace que casi no exista mesa en el que se encuentren ausentes durante noche buena.

Cenas vegetarianas de Año Nuevo

Sin embargo, no todo el mundo –bien sea por decisión o por necesidad- cuenta con la posibilidad o el deseo de llevar a su mesa durante la celebración de Año Nuevo una de estos platos, encontrándose con el reto de ofrecer a sus invitados, o procurarse a sí mismo, un platillo elegante, delicioso y totalmente a la altura de una celebración de este tipo. Ante estas circunstancias, los vegetales pueden ser uno de los grandes aliados, ya que además de sus saludables componentes y su rico sabor, también cuenta con gran diversidad y colorido, lo cual se traducirá en preparaciones creativas, que de seguro serán tema de conversación obligado durante las fiestas, y más allá.

En consecuencia, bastará solo un poco de creatividad y talento culinario, para transformar los vegetales escogidos en suntuosas comidas, con las cuales acompañar los banquetes de Año Nuevo, e incluso de cualquier otra celebración, haciendo que este tipo de menú incluso no sea necesariamente una opción de alguien vegetariano, sino que pueda convertirse en una elección familiar para comenzar el año probando nuevas tradiciones o costumbres.

Menú vegetariano de Año nuevo

De esta manera, una vez se ha comprendido que decidirse por una opción vegetariana no implica renunciar a una fastuosa y elegante cena de Año Nuevo, sino que abre una gran puerta de exquisitas opciones, se está preparado entonces para comenzar la aventura de preparar todo un menú de Año Nuevo en base a vegetales, el cual podría estar conformado por ejemplo por las siguientes recetas:

Entrada: bolitas de brócoli

Aun cuando podrían ser usadas perfectamente como abrebocas, estas bolitas de brócoli pueden ser también consideradas la opción ideal para la entrada de un menú navideño. Para prepararlas será necesario tener a mano los siguientes ingredientes: un (1) brócoli mediano y fresco / cuatro (4) claras de huevo / dos (2) cucharadas soperas de harina de maíz extrafina / ochenta (80 gr.) gramos de queso parmesano / una (1) cebolla cabezona blanca / un (1) pimiento / y un (1) puñado de cilantro.

Al momento de iniciar con la preparación, se deberá lavar y trocear el brócoli, a fin de cocinarlo en agua hirviendo por lo menos unos diez o doce minutos, a fin de que adquiera una textura al dente. Llegado este punto, se deberá sacar del agua, y procesar en una licuadora o ayudante de cocina, para luego reservarlo durante un momento.

Por otro lado, se deberá realizar un sofrito en base a la cebolla, el pimiento y el cilantro, los cuales deben haber sido picados finamente. Cuando el sofrito esté en su punto, se debe añadir el queso, revolver un poco, y agregárselo al brócoli procesado, para así mezclar los ingredientes, hasta obtener la mezcla más homogénea que se pueda. Aprovechando la consistencia de la masa, se harán bolitas, las cuales se pasarán por una masa fina hecha con las claras de huevo y la harina, antes de freírlas en aceite caliente. Se pueden comer tanto calientes como frías, y acompañar de alguna mayonesa natural.

Remedio para la pérdida de apetito Tal vez una de las situaciones que más preocupación puede provocar en ...
Recetas a base de ñame En el ámbito de los tubérculos, se conoce con el nombre de Ñame a la r...
Propiedades curativas de la avena Quizás lo mejor, antes de avanzar sobre las distintas propiedades cura...

Sopa: crema de champiñones

Una vez disfrutadas las entradas, se podrá continuar la cena de Año nuevo con una deliciosa crema de champiñones, la cual además de su increíble sabor, agregará un toque bastante sofisticado al banquete. Para prepararla, se necesitará contar con los siguientes elementos: dos (2) dientes de ajo / una (1) cebolla / un (1) tallo de ajo porro / dos (2) libras de champiñones / tres (3) dientes de ajo / medio (1/2) litro de caldo de vegetales / un cuarto ( ¼ ) de nata / aceite de oliva / sal  / pimienta.

Para continuar con la preparación, se deberán picar muy finamente el ajo, la cebolla, el ajo porro y los champiñones, pasa posteriormente sofreírlos en abundante aceite de oliva, hasta que comiencen a trasparentar. Llegado este momento, se agregará el caldo de vegetales, y se le permitirá a la preparación cocinarse por unos quince minutos.

Cumplido este lapso, se deberá llevar la preparación a la licuadora, en donde se procesará hasta obtener una mezcla bastante homogénea, momento en que se vuelve a llevar la preparación a la olla en donde se ha cocinado, para agregar la nata, la sal y la pimienta. Se le permitirá cocinarse a fuego lento, hasta que espese, y removiendo continuamente, para evitar que se formen grumos. Se sirve caliente, se pueden agregar de adorno algunos champiñones al dente y en láminas.

Plato principal: lasaña de espinaca

Otra buena forma de innovar en lo que a materia de cenas de fin de año se refiere será la lasaña de espinaca, para la que se necesitará tener a disposición un (1) paquete de láminas de lasaña / una (1) libra de espinacas frescas / cuatro (4) tomates maduros / una (1) cebolla grande / un (1) diente de ajo / ochenta (80 gr.) gramos de queso parmesano rallado / doscientos cincuenta (250 ml) mililitros de salsa bechamel, previamente preparada/ una (1) cucharada de azúcar / sal / pimienta / un (1) puñado de hojas de albahaca fresca.

Se comenzará por colocar al fuego una olla, con un poco de sal, a la cual se le agregarán las espinacas, una vez alcanzado el punto de hervor, dejándolas cocinar por un lapso de diez minutos. Posterior a esto, se escurrirán, y se picarán finamente, para luego llevarlas a un recipiente, en donde se mezclarán con dos (2) cucharadas de salsa bechamel y un poco más de la mitad (50 gr. aproximadamente) del queso parmesano.

Aparte, se deberá colocar en una sartén, aceite de oliva y las verduras finamente picadas, comenzando por el ajo y la cebolla, a las cuales se le agregará el tomate, pelado y picado, una vez comiencen a transparentarse, finalmente se agregará sal, una pizca de azúcar, pimienta y unas hojitas de albahaca fresca, para así dejar cocinar la salda unos veinte minutos más. Así mismo, se pasarán las láminas de lasaña por agua caliente buscando que se ablanden un poco, según como indique el paquete comercial.

Hecho esto, se tomará el molde y se comenzará el armado de la lasaña, para lo cual se alternarán capas de crema bechamel, pasta, la mezcla de espinaca y la salsa de tomate. La última capa, deberá llevar bechamel y queso parmesano. Finalmente, se lleva al horno, para gratinar el queso. Este plato se sirve caliente, y se puede acompañar de alguna ensalada.

Postre

Para un postre digno de una elegante cena no se necesita una receta muy complicada, por lo que un hermoso plato de frutas, acompañado de algo de crema batida, entregará un postre nutritivo, fresco, práctico, pero sobre todo, delicioso y elegante, para cerrar con broche de oro un año, y recibir de brazos abiertos el nuevo ciclo que comienza.

Imagen: pixabay.com

Menú vegetariano para Año Nuevo


¿Conoces acerca de...?

Bibliografía

El pensante (diciembre 31, 2017). Menú vegetariano para Año Nuevo. Bogotá: E-Cultura Group. Recuperado de https://educacion.elpensante.com/menu-vegetariano-para-ano-nuevo/