Metátesis recíproca

Idiomas y lenguaje

Es probable que lo más conveniente, previo a abordar la definición de Metátesis recíproca, sea revisar de forma breve algunos conceptos, indispensables para entender la naturaleza y contexto lingüístico en el cual ocurre este tipo de fenómeno.

Definiciones fundamentales

En consecuencia, quizás lo mejor sea comenzar por la noción de Cambio fonético, así también será necesario aproximarse a los conceptos de Cambio condicionado y Metátesis, categorías lingüísticas necesarias para comprender qué ocurre exactamente cuando se habla de una Metátesis recíproca. A continuación, cada una de estas definiciones:

Cambio fonético

Con respecto al Cambio fonético, la Lingüística se ha dado a la tarea de explicarlo como un fenómeno lingüístico que tiene lugar en el nivel fonético-fonológico de la Lengua, cuando se presenta una alteración en la articulación de algún sonido de la Lengua. No obstante, esta disciplina también señala que no siempre el Cambio fonético ocurre de la misma forma, y que en él se pueden distinguir al menos dos niveles: uno, que sería definido a su vez como puramente fonético, en donde las alteraciones ocurrirían simplemente en la producción de los sonidos, sin que se viera involucrado el fonema con el cual se relaciona el alófono que varía; y otro nivel, en donde además del sonido verbal se alteraría el fonema, además del propio inventario fonológico de la Lengua.

Cambio condicionado

Así como la Lingüística considera varios niveles para el cambio fonético, también señala varios tipos o clases de ella, cuyo principal criterio diferenciador responde a las causas detrás de cada fenómeno. Uno de estos tipos de cambios fonéticos serán los cambios condicionados, conocidos igualmente como cambio fonético sistémico, y que son definidos a su vez como un tipo de cambio fonético que tiene lugar en un sitio preciso de la cadena de habla, debido a la influencia que un grupo de fonemas puede ejercer sobre otros, lo que hace entonces que se hable también de un tipo de cambio que ocurre dentro de un contexto determinado, no aleatorio. Por lo general, acotan algunos autores, este tipo de cambio casi siempre es de tipo temporal, es decir, que ocurren solo en un nivel puramente fonético.

Metátesis

Dentro de los distintos tipos de Cambios fonéticos condicionados, se encuentra la Metátesis, tipo de fenómeno lingüístico en donde un fonema específico de una cadena de habla cambia de posición, bien sea porque se intercambie por otro, o simplemente altere su lugar, debido quizás –como ofrecen algunos autores como explicación- al intento del hablante por producir sonidos mucho más sencillos, es decir, palabras mucho más sencillas de producir.

Metátesis recíproca

Teniendo presente estas definiciones, tal vez entonces sea mucho más sencillo comprender la Metátesis recíproca, la cual es señalada como uno de los cuatro tipos de Metátesis reconocidos por la Lingüística, y que consiste básicamente en el cambio de sonidos que ocurren en una cadena de sonidos, cuando dos fonemas –sean contiguos (Metátesis por contacto) o se encuentren separados (Metátesis a distancia)- intercambian sus posiciones, originando formas que, aun cuando en principio puede no parecer, en realidad resultan un poco más sencillo de producir, identificar o reconocer por parte del hablante. Al ser un tipo de cambio fonético condicionado, la gran mayoría de Metátesis recíproca tiene igualmente carácter temporal, es decir, sucede en un nivel puramente fonético, siendo revertido también en algún momento, sin que llegue a modificar los fonemas.

Ejemplo de Metátesis recíproca

No obstante, puede que la forma más eficiente de explicar este tipo de Metátesis sea a través de la exposición de algunos ejemplos concretos. En este caso, es necesario decir que los casos de Metátesis no temporales suelen estar relacionados con la evolución de ciertas palabras desde el latín al español actual o moderno. Así mismo, ocurren algunos casos de Metátesis recíproca de carácter temporal, que no son reconocidas por la Real Academia Española de la Lengua, y que por lo general son asociadas con errores de articulación por parte del hablante. A continuación, algunos de ellos:

Evolución de la forma “palabra”

Un primer ejemplo sería el cómo ha cambiado desde sus orígenes la forma actual “palabra”, la cual habría seguido esta evolución: parábola (lat.) > parabla (esp. ant.) > palabra (esp. moderno). Si se revisan los cambios ocurridos, sobre todo desde la forma antigua del Español hasta su versión moderna, se verá cómo el fonema líquido “r” intercambia su posición por el fonema líquido “l”, constituyendo un caso de Metátesis recíproca.

Evolución de la palabra “peligro”

Otro de los ejemplos de Metátesis recíproca, ocurridos en la evolución de un fonema se da en cuanto a la evolución de la palabra peligro, proceso que habría pasado por los siguientes estados: periculo (lat.) > periglo (esp. ant.) > peligro (esp. moderno). Revisando el cambio entre su forma en el Español antiguo y el actual, se observará cómo el fonema líquido (r) modificó su posición, intercambiando su lugar con el fonema (l), representando igualmente un ejemplo de Metátesis recíproca.

Otros ejemplos

Así mismo, pueden ocurrir episodios lingüísticos en donde por un error del hablante, o de incluso una comunidad de habla, se produzcan de forma diferente ciertos sonidos de las palabras o cadenas de habla, los cuales originen a su vez ejemplos de Metátesis, tal como se ve seguidamente:

Gabriel > Grabiel
Murciélago > Murciégalo
Neandertal > Neardental
Estómago > Estógamo
Dentrífico > Dentífrico

Imagen: pixabay.com

Metátesis recíproca

¿Conoces acerca de...?

Bibliografía

El pensante (septiembre 12, 2017). Metátesis recíproca. Bogotá: E-Cultura Group. Recuperado de https://educacion.elpensante.com/metatesis-reciproca/