Morfemas dependientes flexivos

Quizás lo más conveniente, previo a abordar una explicación sobre los Morfemas dependientes flexivos, sea pasar revista sobre algunas definiciones, que de seguro permitirán entender este tipo de partículas, dentro de su contexto preciso.


Lo más reciente:

Definiciones fundamentales

En este sentido, puede que lo mejor sea revisar enfocar esta revisión a cuatro nociones específicas: la primera de ellas, la propia noción de Morfología, a fin de entender cuál es la naturaleza de la disciplina en la cual nace el concepto de Morfemas dependientes flexivos. Por igual, será menester detenerse un momento en las definiciones de Monemas, Morfemas y Morfemas dependientes. A continuación, cada una de ellas:

Morfología

De esta manera, se comenzará por decir que, de acuerdo a lo que señalan la mayoría de las fuentes, la Morfología puede ser entendida como una de las principales disciplinas de la Lingüística. Así también, la Morfología puede ser explicada como la materia que se encarga de estudiar la estructura de la palabra, en cuanto a cada una de las unidades que se combinan para producirla. Igualmente, la Morfología estudiará las clases de palabras que se producen dentro de una lengua.

Monemas

Por otro lado, también se hará necesario lanzar luces sobre la definición de Monemas. Al respecto, las distintas fuentes han señalado que estos pueden ser entendidos como las unidades morfológicas en base a cuya combinación se constituye una palabra. Por ende, los Monemas pertenecerán a la primera articulación de la que habla André Martinet en su teoría de la Doble Articulación del Lenguaje. De igual forma, la Lingüística señala que pueden distinguirse dos tipos de Monemas, cuya principal diferencia será si aportan un significado léxico o gramatical a la palabra, estos serán respectivamente los lexemas y los morfemas.

Morfemas

En consecuencia, tendrá que revisarse igualmente el concepto de Morfemas, los cuales son entendidos de forma general como uno de los dos tipos de Monemas que existen, es decir, que pueden ser reconocidos como una de los dos principales tipos de unidades morfológicas. De forma más específica, los Morfemas serán aquellas unidades mínimas, indivisibles y portadoras de información gramáticas.

Morfemas dependientes

Por último, también será propicio reparar en el concepto de Morfemas dependientes, los cuales han de ser concebidos como uno de los dos principales tipos de morfemas que existen, y cuya principal diferencia será la capacidad que tiene de funcionar unidos o no a un lexema. En el caso de los Morfemas dependientes, estos tendrán como principal característica la necesidad de anexarse o adherirse al lexema, para poder formar palabra con esta partícula, a la que completará, señalando su información gramatical correspondiente.

Morfemas dependientes flexivos

Una vez se han revisado cada uno de estos conceptos, puede que ciertamente sea mucho más sencillo abordar una explicación sobre los Morfemas flexivos, los cuales han sido explicados por las distintas fuentes como aquellas partículas morfológicas, clasificadas dentro de los Morfemas dependientes, las cuales se unen al lexema, casi siempre de forma posterior, por lo que también pueden ser denominados como Sufijos flexivos, con el fin de señalar los distintos accidentes gramaticales que puede sufrir la palabra.

Tipos de morfemas flexivos

Por consiguiente, a la hora de realizar una clasificación sobre los distintos tipos de Morfemas flexivos que existen en las lenguas naturales, se tomará en cuenta entonces el accidente gramatical específico que cada uno de estos morfemas señala en la palabra, teniendo entonces seis distintos tipos, tal como se puede ver a continuación:

  • Morfemas flexivos de género: este tipo de morfemas se anexan al lexema, para indicar si la palabra es del género masculino o femenino. En consecuencia, este tipo de morfemas se usa para formar tanto sustantivos como adjetivos. Existen cuatro tipos de morfemas flexivo de género:

-Ø, por ejemplo las palabras del género masculino: león, limón

-e, usado en palabras neutras o de género masculino: presidente, nene, bebé

-a, morfema empleado para señalar el género femenino: casa, mamá, gata

-o, partícula con la cual indicar género masculino: perro, carro, maestro

  • Morfemas flexivos de número: igualmente, existirán partículas morfológicas dependientes, que se unan de forma posterior al lexema, con el fin de señalar si la palabra que se ha formado refiere al singular o al plural, por lo tanto es empleada igualmente en palabras que pueden ser clasificadas como sustantivos y adjetivos. En este caso, existirán tres tipos de morfemas:

-Ø, usado para indicar el singular, y que más bien refiere a la ausencia del plural, por ejemplo: maestro, casa, perro.

-s, esta partícula es usada para referir que la palabra constituye el plural, se une a palabras cuyo singular es una vocal, por ejemplo: casas, tormentas, llaves.

-es, por su parte, esta partícula es usada para señalar igualmente el plural, pero en palabras que terminan en consonante, por ejemplo: leones, limones, canciones.

  • Morfemas flexivos vocal temática: sin embargo, no todos los morfemas dependientes flexivos serán sufijos, pues puede que también estén constituidos por interfijos. Estos morfemas se encargarán de funcionar como la vocal temática, es decir, la partícula que en las palabras, independientemente de que sean verbos, señala a qué tiempo pertenece la partícula, si es al tema presente, al tema pretérito y el tema futuro.
  • Morfemas flexivos de persona-número: de igual forma en los verbos podrá encontrarse una partícula, o morfema dependiente, que se unirá al lexema para señalar a qué persona refiere la acción, en consecuencia, esta partícula también señala el número con el que debe concordar el verbo.
  • Morfemas flexivos de Modo-Tiempo-Aspecto: por otra parte, también presente en los verbos, existe una partícula, o morfema dependiente, que se encargará de señalar en el verbo, el modo, tiempo o persona a la que refiere esta palabra.
  • Morfemas flexivos de infinitivo-gerundio-participio: finalmente, dentro de los distintos morfemas dependientes se encuentran aquellos que se unen al verbo para señalar cuál es la terminación verbal, es decir, si el verbo termina en infinitivo (r), gerundio (ndo) o participio (-do)

Imagen: pixabay.com

Morfemas dependientes flexivos
julio 23, 2018
Se habla de:                         

Ver más Artículo al azar