Muestra representativa (Estadística)

Muestreo y Muestra representativa

En el ámbito de la Estadística, se conoce con el nombre Muestreo a una técnica de investigación, la cual consiste en determinar – a través de parámetros científicos- cuál es la parte precisa de una población que debe escogerse para su estudio, teniendo como finalidad el poder inferir, en base a los comportamientos o rasgos de dicho grupo, las tendencias generales del total de esa población.

Este tipo de técnicas se emplea cuando el estadista se topa con la imposibilidad de realizar un censo que abarque a todos y cada uno de los miembros de la sociedad, a fin de poder solicitarles su opinión o apuntar las características o preferencias específicas, por consiguiente la opción es escoger una muestra de dicha población, es decir, una muestra representativa de dicha sociedad, a fin de evaluarla, y en base a los resultados inferir que el total de la población a la que pertenece tendría las mismas inclinaciones o rasgos.

Errores comunes en la elección de la muestra representativa

No obstante, la escogencia o evaluación de la muestra de una población no es un hecho que se pueda realizar al azar, pues cometer errores en la selección de dicha muestra acarrearía resultados, proyecciones y conclusiones erróneas, por lo que se debe conseguir en efecto un grupo poblacional que en realidad reproduzca en sus características y comportamientos aquellos elementos que son comunes a la población en general, y que puedan conducir a la investigación estadística realmente a las conclusiones que está buscando.

En este sentido, la mayoría de las fuentes sobre Estadística y Metodología advierten sobre los errores más comunes que pueden cometerse a la hora de escoger una muestra representativa de una población, a fin de realizar sondeos con fines estadísticos. A continuación, los dos errores más frecuentes:

  • Error de Muestreo: constituye uno de los principales errores que pueden cometerse al aplicar esta técnica estadística, y se basa en el hecho de producir conclusiones de tipo general, cuando se está estudiando solo una parte de la población. En tal sentido, se debería realizar un censo exhaustivo y no basarse sólo en lo que muestra una parte de la sociedad.
  • Error de inferencia: así mismo se puede caer en el error de aplicar conclusiones a poblaciones mucho más grandes de aquella de la cual se tomó originalmente la muestra, en cuyo caso se estima que dichas inferencias son erradas porque proceden de técnicas no apropiadas.

Tipos de muestreo o muestras representativos

Igualmente, aun cuando el Muestreo constituye en sí mismo una técnica, ésta a su vez cuenta con varios tipos o formas de seleccionar una muestra representativa de una población, aunque básicamente, la Estadística concibe dos clases de muestreo: los de tipo probabilístico y los que no lo son.  A continuación una breve descripción de cada uno de ellos:

  • Muestreos de tipo Probabilístico: este tipo de muestreos se caracteriza por basarse en la probabilidad que tienen todos los miembros de una población de resultar elegidos como parte del muestreo que se quiere realizar, es decir, que responde a un factor de equiprobabilidad. Entre los distintos tipos de muestreos probabilísticos que se conocen en la Estadística se encuentran los de Muestreo Aleatorio Simple (cuando la muestra se toma al azar); Muestreo Aleatorio Sistemático; Muestreo Aleatorio Estratificado; Muestreo Aleatorio por Conglomerados.
  • Muestreos de tipo No Probabilísticos: por su parte los muestreos de tipo no probabilísticos se basan en estudios donde la muestre escogida no es representativa, puesto que no se da bajo el término de las probabilidades que tienen todos los sujetos de ser elegidos, sino que por el contrario se establecen criterios claros para escoger a los sujetos a los cuales se le realizará un estudio. De esta forma se delimita un espacio, un personal, un horario y la asistencia de las personas a estudiar, a las cuales por lo general se les reconoce su tiempo con un incentivo, el cual incluso resulta mucho más económico de lo que puede representar un muestreo de tipo probabilístico para una compañía pequeña. Entre los tipos de estudios que pueden abarcar esta clase de muestreo se distinguen los siguientes: Muestreo por Cuotas; Muestreo intencional o de Conveniencia; Bola de Nieve; así como el Muestreo Discrecional.

Ventajas de los Muestreos o Muestras Representativas

Tal vez uno de los muestreos más realizados o por el que más inclinación presentan los estadistas sea el Muestreo Probabilístico de tipo Aleatorio Simple, pues entre las ventajas que ofrece este estudio, se encuentran las siguientes:

1.- Da la posibilidad de decidir el tamaño de la muestra, que se tomará de una población, la cual igualmente no debe ser muy pequeña, puesto que se corre el riesgo de no ser realmente representativa.

2.- Este tipo de estudio tiene a su favor el también resultar sencillo, además de permitir al estadista datos sobre los cuales se puede sacar rápidamente el cálculo de medias y varianzas.

3.- Su fidelidad también se ve reconocida, puesto que sus métodos corresponden directamente a la teoría estadística, lo cual le permite a quien lo realiza el poder utilizar métodos informáticos y programas estadísticos.

Imagen: pixabay.com

Muestra representativa (Estadística)
abril 23, 2016

Ver más Artículo al azar