Niveles del cambio fonético

Es probable que lo más conveniente, previo a abordar la explicación de cada uno de los niveles en los cuales pueden operarse los cambios fonético, sea pasar revista sobre algunas definiciones, esenciales para entender dichos niveles en su contexto teórico adecuado.

Definiciones fundamentales

Por consiguiente, será necesario entonces detenerse por un momento en definiciones como la de Fonología, Fonético, e incluso la del propio Cambio fonético, ya que esto ayudará a entender a cabalidad las distintas dimensiones a las que apuntan los distintos niveles en los que pueden producirse cambios fonéticos. A continuación, cada uno de estos conceptos:

Fonología

En este orden de ideas, el primer concepto que deberá revisarse será el de Fonología, la cual es entendida por la mayoría de autores como una disciplina de la Lingüística –aun cuando existan algunos autores que prefieran hablar de ella como una subisciplina- cuyo principal propósito será el de estudiar los distintos mecanismos de adquisición y funcionamiento de los sonidos de una lengua, desde su perspectiva fisiológica y abstracta. En consecuencia, su objeto de estudio será el fonema, representación mental e ideal, que tiene un hablante sobre un sonido específico de su lengua. Finalmente, al tratarse precisamente del estudio sobre entidades abstractas, el estudio de la Fonología se inscribe en la dimensión de la Lengua.

Fonética

Por otro lado, considerada también como una disciplina –o subdisciplina- lingüística, la Fonética en cambio se interesa por la realización concreta de los sonidos de una Lengua, hecha por los hablantes, a través del mecanismo del Habla. Así las cosas, el estudio de la Fonética se inscribiría entonces en la dimensión del Habla, mientras que su principal objeto de estudio será el Alófono, realización concreta y tangible de un fonema en el habla, el cual además según las distintas particularidades del hablante puede acercarse o alejarse de ese ideal de sonido.

Cambio Fonético

Finalmente será de gran ayuda revisar de forma breve el concepto que maneja la Lingüística respecto al Cambio Fonético, al cual ve como un cambio lingüístico que se produce a nivel fonético-fonológico, cuando en una Lengua se produce una alteración o cambio en la forma concreta en la que se articula un sonido de esta Lengua. De esta forma, el Cambio Fonético será entendido simplemente como los cambios que vive una Lengua en cuanto a sus sonidos.

Sufijo -ista Tal vez lo más recomendable, previo a abordar una definición sobre el sufijo –ista, sea revisar de f...
Sufijo -aje Quizás lo más conveniente, antes de abordar la definición y demás aspectos del sufijo –aje, sea revi...
Cómo se escribe ¿abrir o habrir? Probablemente uno de los momentos de mayor duda de una hablante ocurre cuando en un texto escrito se...

Niveles del cambio fonético

Sin embargo, estando el Lenguaje constituido por dos dimensiones dicotómicas, entendidas como Lengua (intangible, colectiva, abarcable, inmutable y no dinámica) y el Habla (tangible, individual, inabarcable, mutable y dinámica) los cambios que en él se operen corresponderán a cada una de estas dimensiones. En consecuencia, los cambios fonéticos-fonológicos también responderán a distintos niveles, que se diferenciarán precisamente por si el cambio se ha producido sólo a nivel del Habla, o incluso ha logrado instalarse en la dimensión de la Lengua. En este caso, la Lingüística distingue, en el caso de los cambios fonético, los siguientes niveles:

Puramente fonético

Como su nombre lo indica, los cambios puramente fonéticos consistirán en alteraciones que suceden en algunos alófonos, sólo a nivel del habla. De esta forma, en la dimensión del Habla, los hablantes de un comunidad lingüística experimentarán o asumirán una variación en la forma en la cual se articula un sonido específico, sin que esto llegue a alcanzar el plano fonológico, es decir, que aun cuando el fonema pueda empezar a ser pronunciado de forma distinta, en realidad sigue respondiendo al mismo fonema, puesto que el cambio fonético no alcanza la dimensión de la Lengua. Por consiguiente, cuando ocurre un cambio lingüístico puramente fonético, no se observan alteraciones de ningún tipo en el inventario fonológico de la comunidad lingüística, en donde sucede el cambio, es decir, que los fonemas de la Lengua permanecen inalterados, aún cuando su pronunciación en el Habla se vea modificada.

Fonológico

No obstante, puede suceder también que estos cambios fonéticos no sólo se queden en la dimensión del Habla, sino que sus alcances lleguen a la dimensión de la Lengua, produciendo cambios entonces a nivel Fonológico, lo cual se traduce también en la alteración del inventario fonológico de dicha Lengua. En este caso, pueden suceder dos tipos de cambios fonológicos: en primer lugar, existe en caso en donde los fonemas vayan perdiendo entre ellos niveles de contraste, al punto de que el inventario fonológico se deduzca, por la desaparición o asimilación de los fonemas; en caso contrario, también existe la posibilidad de que el contraste y las diferencias entre dichos fonemas aumente, lo que llevaría entonces a que el Inventario fonológico de la Lengua aumentara, creando o dando cabida a nuevos fonemas. De esta manera, los hablantes modificarán tanto su forma de pronunciar en el plano concreto el fonema, así como el mismo fonema con el que estaba relacionado previamente el sonido de la Lengua que presenta la variación.

Imagen: pixabay.com

Niveles del cambio fonético
agosto 27, 2017