Nombres de parentesco en la línea genealógica ascendente

Probablemente, antes de señalar cuáles son los niveles ascendentes dentro de las relaciones de parentesco, sea necesario revisar algunos conceptos, a fin de entender mejor en su contexto los nexos que comprende esta jerarquía.

Definición de Parentesco

En este sentido, sería pertinente traer a colación el concepto de Parentesco, el cual es definido por la Genealogía como el vínculo que existe entre dos personas, entre las cuales existe una relación de consanguinidad, así también como de afinidad, adopción, matrimonio, e incluso concubinato, aun cuando en referencia a este último nexo algunas fuentes puntualizan que se generarán lazos de parentesco siempre y cuando la legislación del país donde se encuentren los concubinos reconozca esta relación a nivel legal, es decir, que le dé valor jurídico.

Grado de Parentesco

Así mismo, la Genealogía no sólo determina si entre dos personas existe algún tipo de parentesco, sino que puede expresar igualmente el grado de parentesco que existe entre ellos, es decir, la distancia en que se encuentran dos personas dentro del árbol genealógico, que es la disposición gráfica que la disciplina de la Genealogía ha escogido para expresar los distintos descendientes que ha tenido una familia. Este dato genealógico reviste de gran importancia legal, pues es pertinente a la hora de establecer responsabilidades, derechos hereditarios, derechos o herencia de nacionalidades, entre otros.

No obstante, la proximidad o grados de parentesco es una medición que sólo corresponde a los lazos consanguíneos, es decir, entre familiares de la misma sangre (padres, hijos, hermanos, primos hermanos, abuelos, nietos, etc.) siendo reconocido como los parientes más importantes aquellos con los que se tiene hasta cuarto grado de consanguineidad. Igualmente, al respecto, la Genealogía ha definido el concepto de Línea de Parentesco recta, la cual no sino la lista de personas que se encuentran ligados por nexos consanguíneos al mismo tronco familiar, el cual tiene dos formas de leerse:

Línea de parentesco recta ascendente

Se refiere a todas las personas que pertenecen al mismo tronco familiar, organizadas desde el familiar más actual hasta uno de los primeros que se conozcan. En consecuencia, la lectura del árbol genealógico, en línea recta ascendente, se realiza precisamente identificando y señalando a los ascendientes: la persona sobre quien se realiza el árbol genealógico (el Ego), su padre, su abuelo, su bisabuelo, su tatarabuelo, etc.

Línea de parentesco recta descendente

Por otro lado, este tipo de lectura se realiza sobre el tronco genealógico de una persona, tratando de ubicar a los descendientes, es decir, a aquellos parientes que hayan nacido en base a su descendencia: la persona sobre la que se realiza la lectura genealógica (el Ego), los hijos, los nietos, bisnietos, tataranietos, etc.

La mujer que fue declarada muerta y se despertó en la funeraria Es una de las peores experiencias que alguien pueda vivir y, aunque ya se han presentado varios de e...
Resumen de Leviatán En el ámbito de la Filosofía política, se conoce con el nombre de Leviatán o la materia, forma y pod...
Ensayo sobre la equidad Palabra Equidad según la Real Academia De acuerdo a la Real Academia Española de la Lengua, la palab...

Familiares en línea recta ascendente

A pesar de que cada cultura tiene su propia forma de referirse a los parientes, la mayoría de ellas coinciden en sus nombres y definiciones. En cuanto a los familiares o parientes que conforman la línea recta ascendente de un árbol genealógico, los expertos han señalado los siguientes:

Ego

Es el pariente del tronco familiar sobre el cual se quiere establecer la Línea recta ascendente, es decir, el punto de partida de la lectura genealógica, y sobre quien se identificarán padres y abuelos, casi siempre hasta el cuarto grado de consanguineidad.

Padres

Así mismo, en Línea recta ascendente, los primeros parientes que se distinguen son los padres, es decir, padre y madre, del individuo sobre quien se desea establecer esta lectura genealógica. Igualmente poseen con la persona primer grado de consanguineidad.

Abuelos

Igualmente, se debe reparar en los abuelos, definidos a su vez como los padres de los padres del individuo sobre el cual se quiere despejar la línea genealógica ascendente. Debido a que se tratan de los padres del padre, así como de los padres de la madre, cada individuo contará con cuatro abuelos: abuela paterna, abuelo paterno, abuela materna y abuelo materno, con quienes establecerá segundo grado de consanguineidad.

Bisabuelos

En consecuencia, cada uno de estos abuelos contará a su vez con padre y madre, que serán en primer lugar, los abuelos de los padres y los bisabuelos del Ego, los cuales serán ocho y establecerán tercer grado de consanguineidad con éste.

Tatarabuelos

Siguiendo en línea recta ascendente en el tronco genealógico se encuentran también los tatarabuelos, los cuales resultan ser los padres de los bisabuelos, los abuelos de los abuelos, los bisabuelos de los padres y los tatarabuelos del ego, con quien mantienen cuarto grado de consanguineidad. Así mismo, cada tronco familiar cuenta normalmente con dieciséis tatarabuelos, ocho maternos y ocho paternos. Ya en este nivel de consanguineidad los parientes difícilmente llegan a conocerse.

Trastatarabuelo

También llamados tátara-tatara-abuelo o cuarto abuelo, los Trastatarabuelos vendrían siendo los padres de los tatarabuelos del ego, los abuelos de los bisabuelos, los bisabuelos de los padres del ego y finalmente los trastatarabuelo de éste, a quien lo unen lazos de consanguineidad en quinto grado. Estos parientes nunca llegan a conocerse, al menos que se dé el caso de familias con paternidades a temprana edad y un margen de longevidad bastante alto.

Así mismo, la lectura genealógica ascendente puede continuarse, tomando en cuenta entonces a los familiares que siguen en ascendencia: quinto abuelo, sexto abuelo, séptimo abuelo, octavo abuelo, etc., información que casi siempre tienen familias de larga y reconocida tradición, o que se hayan esmerado por pasar estos datos de generación en generación, aun cuando siempre cabe la posibilidad también de contratar un  especialista en el área.

Imagen: pixabay.com

Nombres de parentesco en la línea genealógica ascendente
febrero 14, 2017