Otros tipos de sal y sus propiedades

Ampliar este tema:

Siempre escuchamos que el consumo de sal es nocivo para la salud, y que por ende es mejor comer sin usarla en nuestros alimentos. No obstante, la sola idea de consumir comida sin lo que identificamos como sabor nos asusta, pues para nada queremos comer desabridamente.

Sin embargo, la mayoría de nosotros ignoramos que en el planeta existen varios tipos de sales, que pueden ser usadas en sustitución de la sal de mesa, que compramos en el supermercado, y que pueden traernos altos beneficios a la salud, al tiempo de que dotarán a nuestros alimentos de propiedades nutricionales, que la sal comercial no tiene, y nos protegerán de los nocivos blanqueadores que ésta sí tiene en cantidad.

De esta forma, y aunque te parezca una terrible opción, siempre es recomendable bajar el consumo de sal. Los alimentos tienen su sabor por sí solos, dale a tu paladar la oportunidad de sentirlos, y a tu cuerpo la opción de desintoxicarse de los efectos negativos que le traen el consumo excesivo de sal que contienen los alimentos procesados, así como aquellos que preparas en casa, agregándoles sal comercial de cocina en exceso.

A continuación algunas de las sales con las que puedes sustituir la sal de mesa que usas para cocinar:

Bio-Sal

Conocida con este nombre comercial, constituye una excelente opción para aquellos que deseen ir dejando gradualmente el consumo de sal. En su fabricación se combina el cloruro de sodio (principal ingrediente de la sal de cocina) y el cloruro de potasio, por lo que resulta beneficioso para aquellos que necesitan regular su presión arterial. Sin embargo también contiene blanqueadores y antihumectantes, que pueden resultar nocivos para la salud. Así mismo no contiene ningún aporte nutricional, igual que la sal de mesa, sólo que su combinación de cloruros de sodio y potasio lo convierten en una opción más sana que la sal comercial, y más económica que otros de los sustitutos que existen para ella.

Pansalt

Esta Sal tiene cualidades químicas que resultan altamente beneficiosas para la salud, pues contiene yodo, al tiempo de que presenta un bajo contenido de sodio y un rico aporte de Magnesio y Potasio, por lo que produce un equilibrio en el cuerpo que propicia la reducción de la presión arterial. En la actualidad es considerada como la sal con más bajo contenido de cloruro de sodio.

 Igualmente en su composición presenta un aminoácido, llamado lisina, que le confiere un sabor parecido a la sal a la que estamos acostumbrados la mayoría de nosotros. Es fabricada por la universidad finesa de Helsinki, y ha sido parte de una campaña de cuidado de la salud cardíaca, promovido por el Gobierno de Finlandia, demostrando que puede reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares hasta en setenta y cinco por ciento.

Sal Kosher

A pesar de su garantía de ser altamente beneficiosa para su consumo y de cumplir con ciertos criterios para su procesamiento, esta sal en realidad –igual que la sal de mesa- no contiene nutrientes, aunque presenta menos aditivos que la sal común. Se puede conseguir en tiendas de productos kosher o en supermercados que vendan este tipo de productos. No obstante aunque pueda prometernos una sal de mejor calidad, en realidad no le aporta al cuerpo ningún tipo de beneficio.

Sal Orgánica

A pesar de que puedas encontrarla en tiendas naturistas, lamentamos decirte que el nombre de esta sal corresponde simplemente a eso, a un nombre, pues la FDA, que es la institución encargada de darle esta calificación a los alimentos, en este caso no puede hacerlo por tratarse de un mineral, que no contiene moléculas de carbono, requisito indispensable para ser considerado orgánico. Así que aunque haya sido fabricada con agua de alta pureza y procesos que velen por su inocuidad, y que pretendan reducir el contenido de sustancias químicas, el llamarla “orgánica” constituye una mentira, usada –no sabemos si consciente o inconscientemente- para impulsar su consumo.

Sal Celta

Se clasifica como Sal Celta cualquier variedad de sal que se fabrique de forma tradicional, es decir, que sea sacada del mar, secada al sol (a diferencia de la sal de cocina que es secada en hornos a grandes temperaturas) y no expuesta a ningún contacto con metales. Esta sal constituye una opción sumamente saludable, pues la sal marina tiene una composición química que coincide con la de nuestro cuerpo, además de aportarnos más de ochenta nutrientes y veinte minerales, por lo que su consumo es totalmente beneficioso para nuestra salud.

Está recomendada por los especialistas en medicina naturista para combatir cuadros psiquiátricos como la depresión o la bipolaridad, ya que ayuda al cuerpo a restablecer su equilibrio bioquímico. Igualmente puede ayudar a revertir enfermedades cardiovasculares. Normalmente es un poco cara, pues su fabricación se produce en Francia, no obstante algunos países se han sumado a su elaboración, la cual se basa simplemente en retomar los métodos artesanales de extracción de sal.

Fuente de imagen: pixabay.com

Otros tipos de sal y sus propiedades

Bibliografía ►

Se habla de:         


Ver más Artículo al azar