Palabras homógrafas

Antes de abordar una explicación sobre la naturaleza de las Palabras homógrafas, quizás lo mejor sea revisar de forma breve algunas definiciones, que de seguro permitirán entender este tipo de palabras dentro de su contexto semántico preciso.

Definiciones fundamentales

En consecuencia, puede que también resulte conveniente delimitar esta explicación teórica a tres nociones precisas: la primera de ellas, la propia definición de Semántica, pues esto permitirá cobrar conciencia sobre la disciplina lingüística en la que ha sido concebido el concepto de Palabras homógrafas. Por otro lado, también será necesario lanzar luces sobre las definiciones de Palabras y Palabras homónimas. A continuación, cada una de estas definiciones:

La semántica

De esta forma, se comenzará por decir que la Semántica ha sido explicada por las distintas fuentes como una de las principales disciplinas de la Lingüística, así como la materia que se encarga de estudiar las palabras, desde el punto de vista de su significado, es decir, del sentido o concepto al cual apuntan.

La palabra

Por su parte, la Palabra ha sido explicada de forma general como una partícula lingüística, contando –de forma más específica- con tres distintos conceptos, según la disciplina que la ha considerado. En tal sentido, se puede decir por ejemplo que la Morfología ha señalado que las palabras pueden ser consideradas como una combinación coherente de lexemas (unidades mínimas de sentido) y los morfemas (unidades lingüísticas mínimas que pueden cumplir funciones tanto léxicas como gramaticales).

Así mismo, la Semántica ha promulgado igualmente su definición de Palabra, considerándola como una partícula mínima de sentido, comprendida entre dos pausas, que tienen lugar dentro de un texto. Al respecto, es necesario señalar que siempre que en la Lingüística se hable de un texto, se referirá a un registro oral y no escrita, ya que para esta disciplina la Escritura es en realidad un registro secundario del Lenguaje, existente en la Lengua, y materializado en el Habla.

En cuanto a la Sintaxis, esta disciplina ve la Palabra como el núcleo de la Oración, así como cada una de las partículas que conforman esta estructura de sentido. De tal manera, desde una visión que va de lo micro a lo macro, se verá entonces que así como las Palabras son una combinación coherente de lexemas y morfemas, las oraciones serán una combinación coherente de palabras, y los textos, una organización coherente y cohesionada de oraciones.

Palabras homónimas

En último lugar, deberá revisarse entonces el concepto de Palabras homófonas. Sin embargo, puede que antes de esto sea necesario revisar por sí mismo la Homonimia, la cual ha sido considerada como la relación que existe entre dos o más palabras, que presentan igualdad bien sea en su grafía, o en su pronunciación, pero que pese a esta coincidencia apuntan a conceptos distintos.

Sufijo -metro Quizás lo mejor, antes de abordar una explicación sobre el sufijo –metro, sea revisar de forma breve...
Ejemplos de sustantivos primitivos Antes de exponer algunos casos que puedan servir de ejemplo a los distintos Sustantivos primitivos q...
Uso del asterisco La Real Academia Española de la Lengua define el asterisco (*) como un símbolo tripográfico, el cual...

Por ende, las Palabras homófonas serán aquellas unidades mínimas de sentido, que se encuentran comprendidas dentro de dos pausas, que suceden en un texto, y que pese a que pueden coincidir tanto en su ortografía o pronunciación con otra u otras palabras, en realidad son partículas que cuentan con sentidos semánticos diferentes. No obstante, no existe un solo tipo de palabras homónimas, sino que estas se diferenciarán entre sí de acuerdo a la clase de igualdad que sostenga con otras partículas, es decir, si la relación se da por su ortografía, o por su pronunciación, encontrándose entonces las Palabras homógrafas, las Palabras homófonas y las Palabras Parónimas.

Palabras homógrafos

Una vez revisadas estas definiciones, puede entonces que sea ciertamente mucho más sencillo abordar una definición de Palabras homógrafas, las cuales serán explicadas entonces como una clase de palabras homónimas, que establecen relaciones de igualdad con otras partículas lingüísticas o palabras, en tanto su ortografía o escritura, pese a que cada partícula cuente con sentidos semánticos distintos. Ergo, las palabras homógrafas son aquellas que se escriben igual, pero que apuntan a significados diferentes.

Ejemplos de palabras homónimas

No obstante, puede que la forma más eficiente de cerrar una explicación sobre las Palabras homónimas sea a través de la exposición de algunos ejemplos, que de seguro permitirán apreciar de forma concreta cómo se da este tipo de relación de Homonimia. A continuación, algunos de ellos:

  • En el caso de las palabras homónimas se puede encontrar la forma “banco”, la cual puede responder a tres distintas palabras. Por ejemplo, la forma “banco” puede referir a un mueble de parque en donde las personas se pueden sentar. También, en el Español, la palabra “banco” puede referirse a un grupo de peces: el banco de peces. Por último, la forma “banco” también apuntará a la entidad financiera, en donde se puede depositar el dinero.
  • Dentro de las distintas palabras homónimas que existen dentro del Español se puede encontrar la forma “vino”, la cual por un lado puede significar el licor hecho a base de uva: el vino merlot es uno de mis favoritos; o un verbo: él vino la semana pasada a la casa.
  • Por último, como ejemplo de palabras homógrafas puede encontrarse también la forma “copa”, la cual puede apuntar a distintas palabras: Copa o parte alta del árbol; Copa, cuando se refiere a la parte superior del sombrero; también puede referirse a la Copa como campeonato o como trofeo; finalmente, existe también la palabra “Copa”, la cual apunta al objeto en el cual se beben líquidos.

Imagen: pixabay.com

Palabras homógrafas
agosto 19, 2018