Palabras homónimas

Previo a abordar una explicación sobre las Palabras Homónimas, quizás sea conveniente revisar de forma breve algunos conceptos que de seguro permitirán entender este tipo de palabras, dentro de su justo contexto semántico.

Definiciones fundamentales

En este sentido, puede que también sea preciso delimitar esta revisión teórica a dos nociones específicas: la primera de ellas, el concepto mismo de Semántica, pues esto permitirá entender la naturaleza de la disciplina dentro de la que se ha dado el concepto de Palabras Homónimas. Así mismo, será prudente lanzar luces sobre la propia definición de Palabra. A continuación, cada una de estas cuestiones:

Semántica

De esta manera, se comenzará por decir que la Semántica ha sido explicada por las distintas fuentes como una de las principales disciplinas lingüísticas, así como la materia que se concentra en estudiar las distintas palabras, pero desde su significado, es decir, desde el concepto al cual apunta cada una de estas partículas. Por ende, la Semántica también podría estudiar las distintas palabras de una oración o texto, para señalar si estas partículas están cumpliendo una función léxica, es decir, apuntan a un significado, o por el contrario cumplen solamente con una mera tarea gramatical.

La palabra

Por su parte, la palabra puede ser considerada también como uno de los importantes conceptos lingüísticos, al punto que ha sido explicada desde distintas perspectivas, basadas en la óptica de la disciplina que ha hecho la definición. En este sentido, por ejemplo, desde un punto de vista morfológico la Palabra puede ser entendida como una combinación coherente de lexemas y morfemas.

Así también, ya desde un punto de vista semántico, la Palabra ha sido explicada como una unidad lingüística, que se encuentra comprendida entre dos distintas pausas, que tienen lugar dentro de un texto. En este orden de ideas, es necesario resaltar que siempre que en Lingüística se hable de texto, se referirá a un texto oral o hablado, pues para esta disciplina la Escritura, en realidad es un sistema secundario de registro.

Finalmente, la Sintaxis también ha promulgado su propia definición, considerando que la Palabra puede ser entendida entonces como el núcleo de la oración, así como cada una de las partículas lingüísticas que la conforman. De esta manera, desde el nivel micro al macro, la combinación de lexemas y morfemas producirán palabras; a su vez la combinación de palabras generará oraciones, y finalmente la relación coherente y cohesionada de las distintas palabras producirán textos.

Palabras homónimas

Una vez se han revisado cada una de estas definiciones, puede que ciertamente sea mucho más sencillo abordar una explicación sobre las Palabras Homónimas. Sin embargo, antes de aproximarse a este concepto, será necesario entonces traer también a capítulo la definición de Homonimia, la cual ha sido descrita por las distintas fuentes como la relación que existe entre dos palabras, que aun teniendo significados diferentes, coinciden entonces en cuanto a su grafía o sonido.

En consecuencia, las Palabras homónimas serán aquellas que cuentan con otras palabras, que se escriben o pronuncian de la misma manera, pero que apuntan a sentidos semánticos diferentes.  No obstante, la Semántica diferencia también entre tres distintos tipos de palabras homónimas, las cuales se ordenan según el tipo de relación u homonimia que existan entre ellas. A continuación, una breve descripción de cada una de ellas:

  • Homógrafas: en primer lugar, se encontrarán aquellas palabras homónimas que se caracterizan por contar con una escritura idéntica, pero referirse a conceptos distintos. Un ejemplo de este tipo de palabras podría ser la grafía “mango”, la cual pude referirse tanto a la fruta denominada de esta manera, como también al mango por donde se agarra el cuchillo o el sartén. Otros ejemplos de palabras homónimas homógrafas serían las siguientes:

Vino → licor / Vino → del verbo venir

Copa → parte alta del árbol / Copa → recipiente para tomar bebidas / Copa → parte del cuerpo del sombrero.

  • Homófonos: en segunda instancia, se encontrarán también las palabras que pueden ser descritas como Homófonos, puesto que aun cuando sean pronunciados de la misma forma, en realidad se escriben de manera distinta, al tiempo que señalan conceptos diferentes. Un ejemplo de esto pueden ser las formas Ay / Hay / Ahí en donde pese a que existe un sonido idéntico, en realidad la primera es una interjección con la que se expresa dolor ( ¡Ay!), la segunda es un verbo (Hay) y la tercera es un adverbio de lugar. Otros ejemplos de este caso de homonimia dentro del Español podrían ser los siguientes.

A / Ah / Ha

Voto de votar por alguien / Boto de botar algo

  • Parónimos: por último, la Semántica también clasifica dentro de las Palabras homónimas los Parónimos, los cuales han de ser entendidos como aquellas palabras que además de tener sentidos semánticos distintos, cuentan con escrituras y pronunciaciones que se asemejan o aproximan, es decir, que de repente se diferencian solo por un carácter o fonema. Algunos ejemplos de este tipo de palabras son los siguientes:

Afectivo / Efectivo

Afecto / Efecto

Apto / Acto

Actitud / Aptitud

Imagen: pixabay.com

Palabras homónimas
agosto 18, 2018
Se habla de:                             

Ver más Artículo al azar