Palabras monosémicas

Tal vez lo más conveniente, previo a abordar una explicación sobre las Palabras monosémicas, sea necesario revisar de forma breve algunas definiciones, que de seguro permitirán entender esta clasificación semántica, dentro de su contexto lingüístico específico.

Definiciones fundamentales

En consecuencia, puede que también resulte conveniente delimitar esta revisión teórica a dos nociones específicas: la primera de ellas, el propio concepto de Semántica, pues esto permitirá cobrar conciencia sobre la naturaleza de la disciplina en medio de la cual nace la noción de Palabras monosémicas. Por otro lado, será conveniente analizar igualmente la definición de Palabra. A continuación, cada una de estas cuestiones:

Semántica

Por consiguiente, se comenzará por decir que la Semántica ha sido explicada por los distintos autores como una de las principales disciplinas de la Lingüística. Por igual, de una forma más específica, la Semántica es entendida como una materia que toma como objeto de estudio las unidades y partículas lingüísticas, según su sentido léxico, es decir, como una partícula lingüística que se usa para apuntar o referir a un concepto, objeto o sujeto específico.

Palabra

Así mismo, será necesario revisar el concepto de Palabra, la cual es vista desde la óptica semántica como una partícula lingüística, con sentido –bien si este es léxico o gramatical- que se encuentra comprendida entre dos pausas, las cuales suceden a su vez dentro de una oración. No obstante, es necesario señalar que toda vez que la Lingüística se refiere a la Palabra, lo hace desde el punto de vista del Lenguaje, es decir de una noción de la Lengua que tiene su realización en el Habla, y no desde la visión de la Escritura, pues ésta siempre será considerada como un simple registro del primer sistema.

Por otro lado, la Palabra también ha sido analizada por la Morfología, disciplina que la ve como una estructura lingüística conformada por una combinación de Monemas, es decir, de Morfemas y Lexemas. Por su parte, la Sintaxis ve a la Palabra como el núcleo del sintagma y de la oración. De tal manera, una combinación ordenada de monemas produce palabras, mientras que una combinación coherente de palabras producen oraciones, así como estas últimas al ser dispuestas con coherencia y cohesión dan como consecuencia textos.

Palabras monosémicas

Una vez se han revisado estas definiciones, puede que ciertamente sea mucho más sencillo abordar una explicación sobre las Palabras monosémicas, las cuales han sido descritas por las distintas fuentes semánticas, como aquellas partículas lingüísticas, comprendidas entre dos pausas, que tienen lugar en una oración, y que se distinguirán por apuntar o referir a un solo significado, es decir, una partícula lingüística, cuyo sentido léxico refiere a solo una idea, objeto o sujeto.

Sufijo -uzo / -uza Tal vez lo más recomendable, previo a abordar una explicación sobre el sufijo –uzo / -uza, sea revis...
Prefijo Pre- Quizás lo más conveniente, antes de abordar una explicación sobre el prefijo Pre-, sea realizar una ...
Tipos de derivación Es probable que lo mejor, antes de avanzar sobre cada uno de los tipos de Derivación, que han sido d...

A estas palabras se le oponen directamente las Palabras polisémicas, las cuales son conocidas igualmente como palabras homónimas, y que serán explicadas simplemente como aquellas partículas lingüísticas, comprendidas entre dos pausas, pero que son utilizadas para referir a conceptos diferentes, o en otras palabras, una palabra que cuenta con varios significados.

Ejemplos de Palabras monosémicas

No obstante, puede que la forma más eficiente de cerrar una explicación sobre las Palabras monosémicas sea a través de la exposición de algunos ejemplos, que de seguro permitirán entender de forma práctica este tipo de palabras. A continuación, algunos de ellos:

  • Viernes: sustantivo que es empleado para denominar el quinto día de la semana, contando desde el lunes. Esta palabra contará con un solo sentido, pues no se conocen otros conceptos que puedan ser denominados con esta palabra. Por lo tanto puede ser considerada como Monosémica.
  • Motocicleta: otro ejemplo de Palabra monosémica es la palabra Motocicleta, la cual solo podrá ser usada para referir a un automóvil de dos ruedas, e impulsado por un motor.
  • Apendicitis: así mismo, la palabra Apendicitis constituye un sustantivo que servirá para referirse exclusivamente a una afección de salud, caracterizada por la inflamación del Apéndice. Por ende, esta palabra también será considerada como una Palabra monosémica, puesto que refiere a un solo concepto.
  • Televisor: finalmente, otro ejemplo puede ser la palabra “televisor”, el cual es concebido como un sustantivo, que puede ser usado en el Español para señalar un aparato electrónico por medio del cual se pueden ver o apreciar producciones audiovisuales. Siendo este el único significado con el que cuenta esta palabra, se entiende entonces que la palabra “televisor” es Monosémica.

Para poder entender la definición de las Palabras polisémicas, las cuales se oponen a la Palabras monosémicas, también será importante exponer un ejemplo concreto, tal como el que se muestra a continuación:

Banco: al analizar desde el punto de vista semántico la palabra “banco” se pueden encontrar en él varios sentidos, funcionando siempre como un Sustantivo, en donde existirán los siguientes significados:

  • En primer lugar, estará el que refiere a la banca del parque, u objeto en el cual un individuo puede sentarse o reposar sentado.
  • No obstante, la palabra “banco” también podrá señalar la entidad financiera en donde pueden depositarse el dinero, para ahorrarlo.
  • Finalmente, la palabra “banco” referirá igualmente a un sustantivo biológico, el cual se usa para denominar un grupo de peces.

Imagen: pixabay.com

Palabras monosémicas
julio 31, 2018