Palabras parasintéticas

Antes de avanzar en una explicación sobre las Palabras parasintéticas, puede que sea conveniente revisar de forma breve algunas definiciones, que de seguro permitirán entender este tipo de partículas lingüísticas, dentro de su contexto morfológico preciso.

Lo más reciente:

Definiciones fundamentales

De esta manera, puede que también sea de provecho delimitar esta revisión teórica a cuatro nociones básicas: la primera de ellas, la definición misma de Morfología, pues esto permitirá entender cuál es la naturaleza de la disciplina en medio de la cual ha surgido el concepto de Palabras parasintéticas. Así mismo, también será necesario pasar revista sobre los conceptos de Monemas, Palabra y Parasíntesis. A continuación, cada una de estas cuestiones:

Morfología

En consecuencia, se comenzará por decir que la Morfología ha sido concebida de forma general, por los distintos autores, como una de las principales disciplinas de la Lingüística. Así mismo, de manera mucho más específica, la Morfología es definida como la materia cuyo principal objeto de estudio es la estructura de la palabra, en tanto la naturaleza y función de las distintas unidades que la conforman. Sin embargo, la Morfología también estudia el tipo de palabras que pueden generarse en tanto las distintas combinaciones de las estructuras, que conforman la palabra.

Monemas

Por consiguiente, se podrá entonces tomar a los Monemas como las unidades mínimas de la palabra, las cuales constituyen el principal objeto de estudio de la Morfología. Así mismo, existen autores que señalan que los Monemas podrán ser vistos también como las partículas que conforman o en base a las cuales se da la Primera articulación, de la cual hablaba André Martinet, en su teoría de la Doble articulación del Lenguaje, es decir, que serán partículas que producen infinitas combinaciones, manteniendo la vitalidad del Lenguaje.

De forma un poco más precisa, la Morfología ha definido los Monemas como las unidades mínimas con sentido, bien sea gramatical o léxico. De hecho, es esta diferencia entre la información que aportan los Monemas a la palabra, lo que hace que estas partículas puedan clasificarse en dos distintos grupos, cada uno de los cuales han sido explicados de la siguiente manera:

  • Lexemas: en primer lugar, se encontrarán los Lexemas, los cuales son definidos como aquellas unidades lingüísticas indivisibles, que constituyen la parte invariable de la palabra, y que aportan en ella información léxica. A su vez este tipo de partículas se diferenciarán entre sí, de acuerdo a su capacidad de funcionar de manera autónoma o no, diferenciándose entonces en los siguientes tipos de Lexemas:
  • Lexemas independientes: en primer lugar, se encontrarán aquellas partículas, que pueden funcionar como partículas autónomas, es decir, que no necesitan unirse a otro tipo de partículas, para completar su información.
  • Lexemas dependientes: por igual, dentro de los distintos tipos de Lexemas, se encuentran aquellos que pueden ser identificados como dependientes, pues necesariamente deberán unirse a otras partículas, para conformar nuevas palabras, o por el contrario completar su información. En este sentido, los lexemas podrán unirse a otros lexemas, como ocurre en el proceso de Composición, o también podrán unirse entonces a otros morfemas.
  • Morfemas: así también, dentro de los dos grupos en que pueden ser clasificados los Monemas, se encuentran entonces los Morfemas, los cuales serán entendidos como aquellas partículas lingüísticas, que se cumplen con la función de aportar información gramatical, y en algunos casos léxica a la palabra. En ellas también podrán concebirse dos distintos grupos, los cuales variarán según la capacidad de estas partículas, de presentarse autónomas o no. Estas palabras son entendidas de la siguiente manera:
  • Morfemas independientes: partículas morfológicas, portadoras de información gramatical, que cuentan con la capacidad de funciones de manera autónoma, como si de una palabra independientes se tratara, es decir, que no deben unirse a ningún lexema o partícula.
  • Morfemas dependientes: serán aquellas partículas morfológicas, que funcionarán necesariamente unidas a los lexemas, a los cuales se unen, con el fin de añadir información gramatical (Morfemas flexivos) o información léxica (Morfemas derivativos).

La palabra

También será necesario pasar revista sobre el concepto de Palabra, la cual es entendida entonces como una unidad lingüística de sentido, comprendida entre dos pausas, las cuales suceden en un texto. Así también, es imprescindible señalar que toda vez que en el campo lingüístico se haga referencia a la Palabra, esta referirá a un hecho lingüístico como tal, es decir, a una noción de la Lengua que se realiza en el habla, y no a un hecho escrito, el cual para la Lingüística es visto simplemente como un registro del primero.

Así mismo, desde un punto de vista morfológico, la Palabra será entendida como una combinación de unidades lingüísticas, es decir de Morfemas y Lexemas. Por igual, ya desde un punto de vista sintáctico, la Palabra será vista como el núcleo de la oración, así como del sintagma. De esta forma, las combinaciones ordenadas y con sentido de palabras producen oraciones, mientras que las oraciones, dispuestas de forma coherente, producen textos.

Parasíntesis

Por último, será igualmente necesario traer a capítulo la definición que da la Lingüística respecto a la Parasíntesis, la cual podrá ser explicada como un proceso morfológico que puede combinar a su vez varios procesos, como por ejemplo la Composición (Unión productiva de dos lexemas) y la Derivación (unión productiva entre un lexema y un afijo derivativo).

Palabras Parasintéticas

Una vez se han revisado cada una de estas definiciones, puede que ciertamente sea mucho más sencillo abordar una explicación sobre las Palabras parasintéticas, las cuales serán entendidas como aquellas partículas lingüísticas con sentido, comprendidas entre dos pausas, que se presentan en un texto, y que se han originado en base a un proceso morfológico de Parasíntesis.

Estas partículas podrán considerarse divididas en dos grupos, cuya principal diferencia será el proceso morfológico que guarda detrás de cada una de ellas. A continuación, una breve descripción de los dos tipos de Palabras parasintéticas que existes:

  • Palabras compuestas con morfema derivativo: en este caso, se tratarán de palabras, que se han dado previamente como producto de un proceso de Derivación, y a la cual además se les anexa un morfema derivativo. Un ejemplo de esto podría ser por ejemplo la palabra Cumple+añ+ero. Así mismo, la Lingüística señalan que en este tipo de palabras pueden presentarse casos por Yuxtaposición y también por Conjunción.
  • Sin derivadas previas no existentes: en segundo lugar pueden haber también palabras parasintéticas, las cuales sean producto de un proceso de Parasíntesis, y en donde pueda ser igualmente identificables el prefijo o el sufijo, pero que no cuente con una forma anterior a esta derivación. Por ejemplo, estará la palabra afeminado, la cual no tendrá una forma anterior como fimado.

Imagen: pixabay.com

Palabras parasintéticas
julio 31, 2018
Se habla de:                         

Ver más Artículo al azar