Palabras primitivas

Ampliar este tema:
  • Quizás lo más conveniente, antes de abordar una explicación sobre las Palabras Derivadas, sea revisar...
  • Quizás lo más recomendable, antes de exponer algunos casos, que puedan servir de ejemplo a las Palabr...

Quizás lo más conveniente, antes de abordar una explicación sobre las Palabras primitivas, sea revisar de forma breve algunas definiciones, que de seguro permitirán entender este tipo de partículas lingüísticas dentro de su contexto morfológico preciso.

Definiciones fundamentales

De esta manera, puede que también sea de provecho delimitar esta revisión teórica a tres nociones específicas: la primera de ellas, la propia definición de morfología, con el fin de crear conciencia sobre la naturaleza de la disciplina en medio de la cual ha surgido el concepto de Palabras Primitivas. Por igual, será necesario pasar revista sobre las definiciones de Monemas y Palabra, por encontrarse directamente relacionadas a la categoría morfológica, que se estudiará posteriormente. A continuación, cada una de estas cuestiones:

Morfología

En consecuencia, se comenzará por decir que la Morfología ha sido explicada por la mayoría de los lingüistas como una de las principales disciplinas de la Lingüística. Así mismo, es entendida como la materia cuyo principal objeto de estudio es la estructura de las palabras, en tanto a las diferentes unidades lingüísticas que la conforman, así como en relación a los distintos tipos de palabras, que pueden crearse en torno a estas unidades y posibles combinaciones.

Monemas

Por consiguiente, a la hora de señalar  la definición de Monemas, se dirá entonces que estas partículas lingüísticas pueden ser consideradas en primer lugar como el objeto de estudio de la Morfología, así como las unidades que André Martinet considera en su teoría de la Doble articulación del lenguaje, como las constituyentes de la Primera articulación, es decir, que son estructuras de infinitas posibles combinaciones, las cuales mantienen la vitalidad del lenguaje.

Así también, los Monemas han de ser explicados por la Lingüística como aquellas unidades lingüísticas, indivisibles, que aportan a la palabras distintos sentidos, tanto desde el punto de vista léxico como gramatical. De hecho, esta diferencia entre el tipo de información que los Monemas aportan a la palabra el criterio que se usa para que los Monemas puedan ser clasificados en dos grandes grupos, los cuales han sido explicados a su vez de la siguiente manera:

  • Lexemas: por un lado, se encontrarán los Lexemas, explicados como aquellas unidades lingüísticas e indivisibles, que conforman la parte invariable de la palabra. Su misión es aportar el sentido léxico de la palabra. De acuerdo a su capacidad de funcionar de forma autónoma, la Lingüística ha optado por concebir dos distintos tipos de lexemas:
  • Lexemas independientes: en primer lugar, se encontrarán aquellas partículas que pueden funcionar dentro de la oración como palabras totalmente autónomas o independientes, puesto que su sentido léxico se los permite.
  • Lexemas dependientes: en contravía, existen entonces aquellas partículas lingüísticas, indivisibles e invariables, las cuales no pueden funcionar sino unidas a otro tipo de partículas, bien si esta es un morfema, o por el contrario otro lexema.
  • Morfemas: así mismo, el segundo tipo de Monema serán los Morfemas, unidades lingüísticas indivisibles, que aportan a la palabra información gramatical, o en algunos casos también léxica. En este grupo existen dos diferentes tipos, los cuales dependerán también de su capacidad de autonomía:
  • Morfemas independientes: estas partículas serán consideradas como aquellos Morfemas que cuentan con la capacidad para desarrollarse como unidades autónomas, es decir, como palabras independientes. Por lo general, los Morfemas independientes cumplen una función gramática.
  • Morfemas dependientes: en segundo lugar, se encontrarán los Morfemas dependientes, los cuales se encuentran en la necesidad de unirse a otros lexemas, con el fin de complementarlos  y aportar información, bien si esta es de tipo netamente gramatical, como sucede con los morfemas flexivos, o también de tipo léxico, como pasa con los morfemas derivativos.

La palabra

Por último, también será necesario lanzar luces sobre el concepto de Palabra, el cual es entendido como la partícula lingüística, poseedora de sentido, y que se encuentra comprendida entre dos pausas, que tienen lugar en un texto. Es importante señalar que cuando la Lingüística se refiere a la noción de Palabra, lo hace siempre desde el punto de vista del Lenguaje, y no de la escritura, puesto que la Lingüística estudia el hecho de la Lengua realizada en el Habla, mientras que la Escritura es vista como un simple método de registro del primero.

En consecuencia, desde el punto de vista morfológico, la Palabra es entendida como una partícula lingüística con sentido, cuya estructura es producto de distintas combinaciones de morfemas y lexemas. Por su parte, ya desde un punto de vista sintáctico, la Palabra será vista entonces como la unidad de la Oración, puesto que una combinación de palabras, ordenadas y con sentido, producirán oraciones, así como una combinación coherente y cohesionada de oraciones, darán como resultado textos.

Palabras primitivas

Una vez se han revisado cada una de estas definiciones, puede que ciertamente sea mucho más sencillo abordar una explicación sobre las Palabras primitivas, las cuales han de ser explicadas como aquellas unidades lingüísticas con sentido léxico, que se encuentran comprendidas por dos pausas, que se han en un texto, y que se caracterizan específicamente por no provenir de ningún proceso de Derivación. Por el contrario, serían las palabras primitivas las que servirían como lexemas o raíces al generarse una familia léxica. Ergo, las palabras primitivas también podrían identificarse como raíces.

Ejemplos de Palabras primitivas

Sin embargo, puede que la forma más eficiente de cerrar una explicación sobre las Palabras primitivas, sea a través de un ejemplo en concreto, que permita ver de cerca, qué palabras pueden ser entendidas como primitivas, y cuáles familias léxicas pueden generarse en torno a ellas, una vez que son sometidas a procesos de Derivación:

Casa → caseta, casona, caserón, caserío.

Pelo → peludo, peluquero, peluca, pelusa.

Mesa → mesón, mesero, mesilla.

Zapato → zapatero, zapateando, zapatilla.

Imagen: pixabay.com

Palabras primitivas

Bibliografía ►

Se habla de:                     


Ver más Artículo al azar



x