Partes y funciones de la Raíz

Concepto de Raíz

En el ámbito botánico, se conoce como Raíz al órgano de la planta, que carece de hojas y por lo general se encuentra debajo de la tierra, caracterizado por crecer en sentido contrario a la planta, cumpliendo entre otras funciones la de servirle de anclaje, al tiempo que absorbe del suelo los nutrientes y agua necesarios para el buen desarrollo de la planta o árbol en cuestión.


Lo más reciente:

A pesar de que no existe una clara separación entre raíz y tallo, la raíz cuenta con una estructura mucho más sencilla, que de acuerdo a algunos especialistas se debe a su hábitat subterráneo. En este sentido, a la luz de lo que dictan los textos sobre Botánica, la raíz estaría conformada por cinco distintas partes: la Caliptra, la Epidermis, el Córtex, la Endodermis y el Cilindro Vascular. A continuación la definición de cada una de ellas:

Partes de la Raíz

La Botánica describe la raíz como un órgano de la planta que crece debajo de la Tierra y en sentido contrario a la luz solar, buscando en inversa del árbol o planta que tiende a alejarse del suelo, enterrarse lo más profundo que pueda en él. Así mismo identifica cinco distintas partes que de describen desde afuera hacia adentro, y que son las siguientes:

Caliptra: con este nombre se denomina la cobertura blanda y de forma cónica que se encuentra en la punta de la raíz. De acuerdo a los expertos, una de las principales funciones de esta parte de la raíz es proteger el tejido del crecimiento (tejido meristemático) a medida de que la raíz emprende su crecimiento empujando el suelo en el que se encuentra y abriéndose paso a través de él, a fin de que las partes que se encuentran detrás de ella (tejido de crecimiento, tejidos vasculares y la parénquima) no sufran ningún tipo de daño en el proceso de fricción que se genera con el suelo por el crecimiento y perforación que protagoniza la raíz en su proceso de desarrollo.

Epidermis: este vocablo se usa para llamar la superficie externa que recubre toda la raíz. Es en esta parte de la raíz donde se encuentras las células epidermales responsables de absorber agua del medio en el que se desarrolla. Igualmente, es en la epidermis donde se encuentran los vellos rediculares producidos también por las células epidermales y cuya tarea principal también es absorber el agua que se encuentra en el suelo, a través del proceso de osmosis. Los vellos radiculares por lo general cuentan con un período de vida muy corto, que no llega a superar los días. No obstante en su crecimiento, la célula epidermal vuelve a producir más, a fin de seguir absorbiendo el agua de las capas de tierra.

Córtex: Por su parte, según informan los especialistas en Botánica, el Cortex se sitúa debajo de la Epidermis, conformando casi la totalidad de este órgano de la planta o árbol. Esta parte de la planta se distingue por presentar numerosos espacios entre cada una de sus células, las cuales le otorgan a la planta la posibilidad de respirar adecuadamente durante las noches. Así mismo, se ha estimado que la principal función del Córtex   –según dictan los científicos- es dotar a la planta de la capacidad de almacenar almidón, necesario para ciertas funciones biológicas.

Endodermis: un poco más adentro de la estructura de la raíz, se encuentra la endodermis, la cual constituye una delgada capa situada en la parte interna del córtex de la raíz. Está compuesta en su totalidad por células, las cuales son ricas en una sustancia impermeable llamada suberina, la cual crea la banda de caspari, encargada de que el agua sólo pueda fluir en una dirección dentro de la endodermis: desde la dermis hacia el interior de la raíz.

Cilindro vascular: Con este nombre es conocido en Botánica toda la parte interna de la endodermis. Conformado por células, se encuentra protegido por la parte externa, la cual recibe a su vez el nombre de periciclo. A través del cilindro vascular se llevan a cabo las funciones por medio del cual se recibe el agua que fluye del suelo al centro de la raíz.

Funciones de la Raíz

Como todo órgano conformante de un ser vivo, la raíz también cumple con funciones vitales para el crecimiento, desarrollo y subsistencia de la planta o árbol. Dentro de las principales funciones orgánicas que cumple la raíz de una planta o árbol se encuentran las siguientes:

1.- Servir de anclaje al suelo: El primer órgano que nace de la semilla de una planta es la raíz, la cual desde el primer momento se encarga de anclar la planta al suelo, para proveerle entonces estabilidad y el sostén necesario para que este organismo comience a crecer hacia arriba. Algunas raíces son más profundas que otras, es decir que algunas avanzan más que otras hacia las capas subterráneas del suelo, no obstante todas cumplen con la función de permitirle a la planta estar firme en el suelo.

2.- Alimentación: A la par que la raíz de la planta se adentra o permanece anclada a la tierra, también se encarga de absorber a través de los vellos radiculares el agua y los diversos nutrientes que garantizarán el sano crecimiento de la planta. Así mismo, estos alimentos serán usados durante el proceso de la fotosíntesis, lo cual le permitirá a la planta tener frutos, y por ende reproducirse.

3.- Creación de sustrato: Así como la planta absorbe a través de la raíz ciertas sustancias vitales para su desarrollo y crecimiento, también libera moléculas y enzima que enriquecen el suelo. Por ejemplo, los científicos señalan que algunos árboles segregan ácidos orgánicos capaces de disolver piedras calizas, obteniendo con esto se libere calcio en el suelo en cuestión, así como otros minerales que van conformando el sustrato.

4.- Comunicación: por sorprendente que parezca, algunos botánicos describen que en los bosques las raíces de algunos árboles crean una red de comunicación por contacto en el cual comienzan a compartir recursos, cosa que hace que si un árbol enferma los otros puedan reencausar suministros que ayuden al organismo enfermo a mejorar.

Fuente de imagen: educaycrea.com

Partes y funciones de la Raíz
diciembre 15, 2015
Se habla de:     

Ver más Artículo al azar