Pasar un número de forma incompleja a compleja (Sistema métrico sexagesimal)

Entre los distintos ejercicios que pueden realizarse en base a las medidas de tiempo, expresadas según el Sistema métrico sexagesimal, se encuentra el de convertir una medida expresada de forma incompleja en compleja.

Sin embargo, antes de abordar una explicación sobre este procedimiento, se revisarán algunas definiciones, que de seguro permitirán entenderlo en su justo contexto matemático.

Definiciones fundamentales

Por consiguiente, podrá decidirse también delimitar esta revisión teórica a tres nociones específicas: Sistema métrico sexagesimal, Anotación de forma incompleja, Anotación de forma compleja, por encontrarse directamente relacionadas con el procedimiento que se estudiará posteriormente. A continuación, cada una de estas definiciones:

Sistema métrico sexagesimal

De esta manera, podrá comenzarse por decir que las Matemáticas explican el Sistema métrico sexagesimal como un sistema de numeración posicional, en donde los elementos que lo conforman se caracterizan por dos rasgos específicos: en primer lugar, definen su valor según la posición que ocupan en el sistema, así mismo su base aritmética son las potencias de sesenta.

Así mismo, tal como han señalado las distintas fuentes históricas, el Sistema métrico sexagesimal surgió en el mundo antiguo, específicamente en el seno de la civilización Sumeria. Igualmente, los árabes lo usaron activamente, encargándose también de su difusión. No obstante, pese a ser un sistema de numeración, el Sistema métrico sexagesimal no ha sido usado para contar elementos, sino que desde el inicio fue destinado a cálculos formales y mediciones específicas.

Desde hace algunas centurias, el Sistema métrico sexagesimal se emplea para medir el tiempo, contemplando entonces tres unidades específicas para expresar las medidas: Hora, Minuto y Segundo, las cuales guardan entre ellas diferencias de 60 unidades, que se disponen siempre de forma inferior.

También, las Matemáticas indican que el Sistema métrico decimal es empleado para medir la amplitud que pueden presentar los distintos ángulos, toda vez que esta disciplina considera que la circunferencia es un espacio geométrico, cuya medida es 360º.

Anotación de un número de forma incompleja

En segundo lugar, será igualmente necesario lanzar luces sobre el concepto Anotación de un número de forma incompleja, el cual ha sido explicado de forma general como una de las dos distintas maneras en las que puede ser expresada una medida de tiempo, en base al Sistema métrico sexagesimal.

De forma mucho más específica, la Anotación de un número de forma incompleja ocurre cuando una medida de tiempo es expresada en base a una sola unidad de tiempo, bien si esta es la Hora, el Minuto o el Segundo. Para hacerlo, bastará con anotar la medida en números, seguida del signo que le corresponde según la unidad.

Anotación de un número de forma compleja

Por último, se tomará un momento para revisar la definición de Anotación de un número de forma compleja, procedimiento este que consistirá en anotar una medida de tiempo señalando de manera detallada las unidades que le corresponda, es decir, anotando las horas, los minutos y los segundos que la constituyen.

Este tipo de anotación se hará igualmente indicando el número de la medida de tiempo, así como la unidad que le corresponde, teniendo la siguiente expresión:

Hora (h) Minutos (’) Segundos (”)

Conversión de un número de forma incompleja a compleja

Toda vez se han revisado cada uno de estos conceptos puede que ciertamente sea mucho más sencillo abordar una explicación sobre la Conversión de un número o medida de tiempo de una forma incompleja a compleja, el cual es entendido como un ejercicio matemático que permite cambiar la forma de expresar una medida de tiempo.

De forma un poco más precisa, este procedimiento se basa en pasar una medida de tiempo que ha sido expresada en cada una de las unidades que la conforman –es decir, de forma compleja- a una medida que cuenta con una sola unidad, o en forma incompleja. Para realizar este procedimiento se deberán seguir los pasos que se enumeran a continuación:

  1.  Anotar la medida que se encuentra de forma incompleja.
  2. Se toma la medida, se suprimen la unidad original, y se divide entre 60. El resto será considerado los segundos de la nueva forma compleja. Por su parte el cociente será tomado como los minutos de la forma compleja.
  3. Si los minutos obtenidos de la primera división resultan ser superiores a 60, entonces se deberá seguir dividiendo. Al hacerlo, el resto serán los minutos de la forma compleja mientras que el cociente será la hora.
  4. En caso de que la forma incompleja presentara un número decimal, este sería el responsable de arrojar cuántos segundos debe tener la forma compleja. No obstante, no se dividen sino que se multiplican por 60.
  5. Por último, se expresa la equivalencia que existe entre la forma incompleja y la forma compleja obtenidas, para así dar por terminado el proceso de conversión.

Es necesario señalar que si una medida de tiempo que ha sido expresada de forma incompleja y que se desea convertir a una forma compleja es expresada en minutos, no se calculan los segundos, sino solo las unidades de orden superior, es decir, minutos y segundos.

Imagen: pixabay.com

Pasar un número de forma incompleja a compleja (Sistema métrico sexagesimal)
junio 21, 2019

Ver más Artículo al azar