Personajes de la Divina Comedia

Dentro del mundo de la Literatura Universal, se conoce con el nombre de Divina Comedia a la obra maestra del poeta florentino Dante Alighieri, la cual se cree fue compuesta por este artista entre 1304 y 1321 (año de la muerte de Dante) dedicándole así a su perfeccionamiento al menos diecisiete largos años.


Lo más reciente:

Importancia de la Divina Comedia

No obstante, el tiempo dedicado a su redacción y composición rendiría sus frutos, pues esta historia que narra el viaje espiritual del personaje de Dante, a través de los nueve círculos del infierno, doce gradas del purgatorio, las nueve esferas del cielo y el empíreo, en su búsqueda de la purificación es considerada por escritores como Jorge Luis Borges como la obra literaria más perfecta de la humanidad. Así mismo, la Divina Comedia de Dante representa la obra que sirve de transición entre el pensamiento medieval, el cual tenía a Dios como centro, al Renacimiento, que coloca al humano en el eje fundamental del pensamiento. De esta forma, esta obra constituye entonces un patrimonio de la Literatura Universal, y cuna del pensamiento occidental renacentista.

Personajes principales

En cuanto a los personajes de esta obra, los especialistas en estudios literarios han decidido distinguir entre dos tipos: los principales, que son los que aparecen o se nombran durante el desarrollo de los cien cantos que conforman la obra; y los secundarios, quienes apenas son vistos o nombrados durante el viaje que emprende Dante, a través del infierno, el purgatorio y el cielo.

De esta manera, resulta preciso entonces reservar un apartado para cada tipo de personaje, así como para cada estadio por el que su protagonista realiza su recorrido. Entre los personajes principales de la Divina Comedia de Dante resalta su protagonista, así como los compañeros de viaje que éste va teniendo durante su recorrido. De esta forma, en esta categoría entrarían los siguientes:

  • Dante: aun cuando coincide con el nombre del autor, el Dante de la Divina Comedia –como obra ficcional al fin- es el personaje protagónico de la historia, quien contando con 35 años (la mitad de la vida) se sentía perdido en el plano espiritual, tratando de buscar la purificación. De esta forma, se encuentra en disposición para comenzar un viaje rumbo al encuentro de su Beatrice, mujer a la que ama, y que ahora pertenece al plano espiritual, convirtiéndose en símbolo de pureza.
  • Virgilio: poeta y autor de la célebre Eneida, quien dentro de la obra de Dante, lo acompañará y guiará por cada uno de los círculos del infierno y los giros del purgatorio. De acuerdo a algunos críticos, Virgilio representa la Filosofía y el conocimiento dentro de la historia.
  • Beatrice: personaje inspirado en la hija de un noble florentino, de quien Dante se enamoró, aceptando sin embargo su destino de verla casado con otro. No obstante, al poco tiempo la joven murió, convirtiéndose para Dante en un símbolo de pureza, la idealización de la belleza, y en término espirituales en símbolo de la Teología, dentro de la Divina Comedia.

Personajes secundarios

Por otra parte, los personajes secundarios de la Divina Comedia representan un gran número. Cada uno de ellos ocupa un lugar en el mundo espiritual, creado por Dante, y recibe su castigo o premio, de acuerdo a las acciones que ha cometido en vida. No obstante, los personajes de Dante refieren a importantes personajes históricos de la cultura occidental, por lo que su disposición en este orden espiritual, de alguna forma –tal como han señalado algunos críticos- constituye un juicio histórico por parte de su autor.

En este sentido, resulta pertinente nombrar los personajes de esta obra, según al ámbito al que pertenecen dentro de la historia y su paisaje. Por consiguiente, se hará referencia a los más importantes, así como el sitio en donde Dante los designa:

Personajes de la selva

La obra de Dante comienza haciendo referencia de que el poeta, cuando contaba con 35 años –en la mitad de su camino- sintió que se encontraba en una selva oscura. Más que una sensación, en realidad el Dante de la historia se extravía, llegando a una selva, en donde tiene un encuentro con algunas figuras animales, que se erigen como símbolo de la avaricia y la lujuria, entre otros pecados. Así, entre los personajes más representativos de este canto se encuentran: la Lonza, el león, la Loba y Virgilio. De igual forma, se nombran o aparecen: Lebrel. Augusto, Anquises, Camila Euralio, Turno, Niso, las Musas, Silvio, San Pablo, Beatriz, Raquel, María, Santa Lucía y Augusto, destacadas figuras de la cultura e historia occidental.

Personajes del Ante-infierno

Comenzado el viaje de Dante, Virgilio lo conducirá a las puertas del infierno, conocido también con el nombre de vestíbulo. Según la obra, en este lugar moran los neutrales, quienes sufren la condena de correr desnudos, detrás de una bandera, mientras son picados incesantemente por moscas y avispas. Sus lágrimas sirven para alimentar a los gusanos que los atormentan. Entre los personajes más destacados que se encuentran en este estadio son: Caronte, Celestino V, Esaú y por su puesto Poncio Pilato, aquel que se lavó las manos ante la decisión de condenar a Jesús de Nazaret.

Personajes del Infierno

Es importante destacar que el infierno de Dante es representado como un cono invertido, que se va haciendo más estrecho hacia su centro y profundidad, y que se encuentra dividido en nueve círculos, cada uno de los cuales sirve de receptáculo y castigo a cada tipo de pecado, guardando el noveno y más profundo círculo a Satanás. Para algunos críticos, irónicamente, el Infierno de Dante cuenta con los personajes más interesantes a nivel histórico, dentro de ellos destacan los siguientes:

  • Primer círculo: en este círculo han sido enviados aquellos hombres que a pesar de ser virtuosos no han sido bautizados, o que a pesar de su virtud nacieron antes de la primera venida de Jesús. Su castigo consiste precisamente en un deseo incumplido de estar ante la presencia de Dios. En este Estadio, Dante destina a algunos de las más importantes figuras de la historia del pensamiento occidental y cristiano. Entre estos personajes destacan: Adán,  Abel, Abraham, Noé, David, Jacob, Moisés. Así mismo se encuentran bastiones del pensamiento occidental como por ejemplo Ovidio, Horacio, Homero, Electra, Julio César, Lavinia, Héctor, Bruto, Cornelia, Aristóteles, Sócrates, Platón, Anaxágoras, Diógenes, Cicerón, Demócrito, Orfeo, Dioscórides, Séneca, Ptolomeo, Hipócrates, Avicena, Averroes y Galeno.
  • Segundo círculo: este círculo es destinado para los lujuriosos, su pena es ser arrastrados por un viento incesante. En este estadio del infierno, Dante ubica a reconocidos personajes de Occidente, como por ejemplo: Minos, Francesca y Paolo, Semíramis, Acerbas, Cleopatra, Aquiles, Tristán, Helena, Paris y Galeotto.
  • Tercer círculo: un poco más abajo encuentran morada aquellos que han sido juzgados por ser Golosos. Ellos cumplen con el castigo de permanecer sumergidos en el barro, mientras una lluvia pestilente los moja y son arañados por el perro que cuida el infierno, Cerbero. En este círculo Dante nombre algunos personajes como Cerbero, Ciacco, Uberti, Farinata degli, Tegghiaio, Jacopo, Rusticucci, entre otros.
  • Cuarto círculo: este estadio ha sido destinado para los avaros y pródigos, su pena consiste en formar dos grupos que se empujan eternamente. Entre los personajes más destacados de este episodio resaltan: Fortuna, Arcángel Miguel y Pluto.
  • Quinto círculo: lugar destinado a los iracundos (condenados a sumergirse en la laguna de la Estige, haciéndose daño) y los perezosos (obligados a permanecer hundidos sin poder levantarse. Entre los personajes que Dante nombra en este territorio infernal se encuentran los siguientes: Filippo, Argenti, Flegias, Erinias, Persífono, Teseo, Cerbero, Medusa, Medio celeste, entre otros.
  • Sexto círculo: donde moran los herejes, quienes cumplen la pena de morar en tumbas ardientes. Entre los personajes que Dante designa a este círculo, se encuentran: Epicuro, Cavalcante de Cavalncanti, Farinata degli Uberti, Federico II del Sacro Imperio Romano, Anastacio.
  • Séptimo círculo: casa de quienes han ejercido la violencia contra su prójimo, y han sido condenados a permanecer sumergidos según el grado de culpa en el río hirviente de Flegetonte. En este estadio infernal, Dante nombra a algunos personajes como por ejemplo: el Minotauro, Ariadna, Quirón, Folo, Alejandro de Feres, Rinieri de Corneto, Sexto Pompeyo, Obizzo II d´Este, Guido de Montfort, Atila, por sólo nombrar algunos.  Así mismo, en este círculo se encuentran aquellos que han ejercido la violencia contra ellos mismos, tanto a través del suicidio (en cuyo caso se condenan a estar convertidos en árboles nudosos que son destrozados eternamente por arpías) y los derrochadores (perseguidos eternamente por perras furiosas). Entre las personalidades que se distinguen en este círculo resaltan: Harpías, Pier della Vigna, Marte, Lano de Siena, por ejemplo. Igualmente, se encuentran aquellos que han sido violentos contra Dios (blasfemadores) y la Naturaleza (usureros y sodomitas) quienes son obligados a yacer de formas diferentes en un desierto en donde cae eternamente una lluvia de fuego. A este estadio, Dante designa personajes como Alejandro Magno, Vulcano, Capaneo, Viejo de Creta, Prisciano, Brunetto, Andre a de´ Mozzi, Ícaro, Dédalo, Faetón, entre otros.
  • Octavo círculo: destinado a los rufianes y seductores, quienes cumplen con la pena de correr eternamente en círculos, mientras son golpeados por demonios. Entre los más destacados personajes de este estadio se encuntran Venedico Caccianemico, Obizzo II, Medea, Jasón, Hipsípila, Ghisolabella.
  • Noveno círculo: en este noveno círculo se encuentran en primer lugar los gigantes (quienes son condenados a permanecer inmóviles en un pozo por haber desafiado y traicionado a Dios. Entre los personajes más destacados se encuentran Peleo, Aquiles, Roldán, Marte, Gigantes, Efialtes, Hércules. Luego tienen lugar cuatro rondas, cada una con un nombre: Caina (destinada a los traidores a su familia, condenados a estar hundidos en el hilo hasta la cara, el personaje más resaltante en esta ronda es Mordred, quien atacó al rey Arturo); Antenora (traidores a su nación, yacen también en el hielo, y entre los que destacan el arzobispo Ruggieri degli Ubaldini); Ptolomea (traidores a los huéspedes, hundidos en el hielo salvo la cara, como por ejemplo Tolomeo, el fray Alberigo y Atropo); Judaeca (traidores a sus benefactores, distorcionados dentro del hielo, y en donde se encuentran Judas Iscariote, Bruto, Casio). En el centro de este círculo habita Lucifer.

Personajes del Purgatorio

Antes de que Dante se desmaye ante la terrible visión de Lucifer, Dante lo empujará a seguir su camino, llevándolo entonces a las puertas del purgatorio, en donde transitará por doce distintos estadios, de forma ascendente, en su camino para llegar al paraíso. Al igual que sucede en el infierno, cada estadio del Purgatorio está destinado a determinadas fallas, encontrándose en él ciertos personajes relevantes en la historia occidental. A continuación en detalle qué personajes pueden encontrarse en el Purgatorio de Dante:

Antepurgatorio: este estadio sirve para darle la bienvenida a las almas que han sido condenadas al Purgatorio, bien porque se arrepintieron tarde o porque han sido excomulgados. Entre los personajes que Dante nombra en este recinto, destaca Piche, Catón, Casella y Calíope, Jaime II de Aragón, Clemente IV, Federico de Sicilia, entre otros.

  • Primera grada: en este primer estadio han sido designados aquellos que cometieron el pecado de soberbia, siendo condenados a cargar grandes pesos, mientras logran la expiación. Entre ellos destacan Policleto, Gregorio Magno, Franco, entre otros.
  • Segunda grada: en ella moran los envidiosos, quienes deben penar con los párpados cosidos con alambre, entre los que se encuentran acá destacan Pietro de Campi, Circe, Orestes, Caín, Pagani, Aglauro, por ejemplo.
  • Tercera grada: hogar de los iracundos, ellos deberán pagar la condena de caminar entre el humo. Entre los más destacados personajes se encuentran Pisístrato, Marco Lombardo, Levi, Mardoqueo, entre otros.
  • Cuarta grada: lugar de los perezosos, quienes deben correr gritando siempre, entre los condenados a este espacio se encuentran Cesare, Federico Barbarosa, Eneas, por nombrar algunos.
  • Quinta grada: lugar de los avaros y pródigos, quienes deben penar acostados boca abajo y atados. Entre los personajes nombrados o presentes en este estadio se encuentra Adriano V, San Nicola, Mida, Polidorno, Ananil Clot, Iride, Taumante, CLio, Plauto, Lucio Vario, Varrone.
  • Sexta grada: es el sitio destinado para los golosos, siendo su castigo precisamente pasar hambre y sed. Entre los personajes signados o nombrados en este lugar se encuentra: Daniele, san Giovanni, Forese, Nella Donati, Piccarda, Bonifazio.
  • Séptima grada: los lujuriosos y sodomitas, quienes deben caminar constantemente por encima del fuego. Entre los personajes nombrados o reconocidos en este estadio, se encuentran Meleagro, Lachesi, Venus, Elice, Guido, Toante, Guittone, Piramo, Daniel, por ejemplo.
  • Paraíso terrenal: es el estadio superior, y se encuentra destinado a almas que han completado su proceso de expiación. En este estadio se encuentran o nombran algunos personajes como Eolo, Proserpina, Argo, Scipione, Ippocrate, Sfinge, Nai y por supuesto Beatrice.

Personajes del Cielo

A este nuevo mundo, Virgilio no puede acompañarlo, por encontrarse condenado al Purgatorio. De esta forma, en el Cielo, Dante contará con la compañía de Beatrice, quien lo irá acompañando por cada una de las nueve esferas, que lo conducirán al Empíreo. Así mismo, cada estadio celestial contará con la presencia de algunos destacados personajes históricos. A continuación, un breve resumen de lo que Dante encuentra en cada esfera celestial:

Primera esfera: en este estadio moran los inconstantes, y es representada como la Luna. En él habitan espíritus débiles que no pudieron mantener su promesa a Dios. Entre los personajes que se encuentran o nombres, destacan: Apolo, César, Santa Clara, Constanza I de Cicilia, Enrique VI.

Segunda esfera: destinada a su vez a Mercurio y a los iracundos. Es el lugar designado para aquellos que hicieron el bien, pero sólo para hacer fama. Entre los personajes nombrados o vistos se encuentran Justiniano I, Eneas, Agapito, Sabine, Numa, Hostilio, Anco.

Tercera esfera: relacionado con el planeta Venus, se asume esta esfera para los amantes, las almas de aquellos que pecaron al no ser capaces de conservar su templanza. Entre los personajes que se nombran o señalan se encuentra Venus, Cuprido, Carlos II, Roberto I de Anjou, Esaú.

Cuarta esfera: relacionada con el Sol, en esta esfera se encuentran aquellos que manejaron su vida con Prudencia, Templanza, Coraje y Justicia. Entre los personajes nombrados o vistos en este esfera se encuentra Salomón, santo Tomás, santo Domingo, Areopagita, Diana, Leto, entre otros.

Quinta esfera: esta esfera identificada con Marte, se encuentra destinada a aquellos que han peleado por su fe. Entre ellos se encuentran o se nombran algunos personajes como por ejemplo: Elio, Anchis, Alighiero, Sardanapalo, entre otras importantes familias florentinas.

Sexta esfera: asociada con Júpiter, en ella se encuentran los buenos gobernantes. Entre aquellos personajes nombrados o que se ven en este recinto se encuentran: Muse, Giovani XII, Lucifero, Alberto I, Ferdinando IV di Castiglia, Venceslao, Rifeo.

Séptima esfera: relacionada con Saturno y preparada para albergar a los contemplativos. Entre los personajes que la habitan o son nombrados, se encuentran Sémele, Cefán, san Pablo, san Pedro,  san Benito, Romualdo, san Macario, entre otros.

Octava esfera: es la esfera de las estrellas fijas. En ella habitan aquellos que han profesado la Fe, la Esperanza y el Amor. Entre sus principales personajes se encuentran o se nombran Hiperión, Maia, Cristo, arcángel Gabriel, Polimnia, Saturno, Juan XII, por colocar algunos ejemplos.

Novena esfera:  es el primer móvil, en ella Dante logra ver los serafines y coros angélicos. Así mismo, se nombran algunos personajes como Bóreas, Dionisio, Gregorio Magnos, entre otros.

Empíreo: En este mundo habita Dios, al que Dante ha llegado por medio de la Teología (Beatrice). Una gran paz lo envuelve. También se hace mención a San Bernardo.

Imagen: escultura en la que se representa al poeta Dante Alighieri / Fuente: pixabay.com

Personajes de la Divina Comedia
agosto 31, 2016

Ver más Artículo al azar