Poemas cortos con rima

Probablemente, antes de revisar algunos ejemplos sobre Poemas cortos con rimas, sea necesario recordar brevemente cuál es la definición exacta, tanto de poema, como de rima, a fin de entender en su contexto los versos que se usarán para ejemplificar dichas entidades literarias.

Definición de Poema

En este sentido, la Academia ha definido al Poema como una composición, conformada por versos –los cuales a su vez se agrupan en estrofas y cantos- que dan cuenta de las distintas imágenes, creadas por el poeta, para articular de forma simbólicas sus sentimientos, sensaciones, percepciones o deseos. Así mismo, el poema se caracteriza por ser escrito en lo que podría denominarse un lenguaje extrañado, puesto que el poeta hace uso del lenguaje cotidiano para configurarlo de otra forma, al tiempo que emplea los distintos recursos poéticos (metáfora, hipérbole, anáfora, aliteración, entre otros) para ayudarse a crear la realidad poética, en donde plasma su visión del mundo.

Definición de Rima

Por su parte, entre otras de las características del texto poético, se encuentra la Rima, la cual puede ser descrita como el fenómeno literario que se da cuando las sílabas tónicas finales de al menos dos versos coinciden en su sonido, dándole al texto cierto ritmo sonoro. Así mismo, las fuentes consultadas advierten que la Rima no necesariamente debe estar presente en todos los versos de un texto poético, sino que en ocasiones se intercala de versos, se establece entre versos distantes, dependiendo del tipo de verso (ver más Tipos de versos) que quiera componer el poeta, así como sus intenciones con respecto al ritmo que quiere imprimir en el poema.

Ejemplos de Poemas cortos con rima

No obstante, la Rima es una constante en casi todos los poemas clásicos, en donde la composición exigía respetar las reglas de la métrica, exigencia que ha ido relajándose un poco en el devenir del tiempo, con el advenimiento de la Poesía libre o poesía en prosa, donde la Rima deja de ser una exigencia para que el texto sea considerado poesía. En cuanto a los ejemplos que se pueden dar de Poemas cortos con rima, se encuentran los siguientes:

Cultivo una rosa blanca

Cultivo una rosa blanca
en junio como enero
para el amigo sincero
que me da su mano franca.

Y para el cruel que me arranca
el corazón con que vivo,
cardo ni ortiga cultivo;
cultivo la rosa blanca.

Este conocido poema del escritor cubano José Martí es un claro ejemplo de poemas con rima consonante, pues como se puede ver en el texto, las últimas sílabas tónicas de todos los versos encuentran una igual. Siendo en el caso de la primera estrofa las sílabas –ero y –anca, mientras que en la segunda estrofa el autor establece la rima con las sílabas tónicas –anca e –ivo. Por su extensión, no más de dos estrofas, puede ser considerado igualmente un poema corto.

Consuelo

Consuelo,
tu nombre me sabía
igual que un caramelo.

A pesar de su corta extensión, estos versos de Manuel Machado también pueden ser considerados como un Poema corto con rima consonante, pues la sílaba del primer verso estaría en combinación con la última sílaba del tercer verso, a través de la sílaba tónica –elo, puesto que la rima sólo exige que exista esta coincidencia como mínimo en dos versos del texto, hecho que se cumple a cabalidad en este texto.

Hoy me he encontrado marchitas

Hoy me he encontrado marchitas
todas las flores del huerto;
ya en el aire no hay perfumes,
ya pronto vendrá el invierno.

Por su parte, este poema de Juan Ramón Jiménez puede ser considerado un ejemplo de Rima asonante, puesto que la última vocal acentuada del segundo verso coincide con la del tercero: huerto – invierno, cumpliendo entonces con la teoría literaria que dicta que la Rima asonante será aquella existente a través de la repetición de los sonidos vocálicos que se encuentren presente, en al menos dos versos, a partir de la última vocal en donde recae el acento, aun cuando este sea sólo prosódico, como por ejemplo en las palabras: sueño, cuento y beso, entre las que podría establecerse una rima asonante, en caso de que cada una fuese la últimas palabra del verso de un poema.

Romance del establo de Belén

Al llegar la medianoche
y romper en llanto el Niño,
las cien bestias despertaron
y el establo se hizo vivo

Finalmente, este poema corto, de la autora chilena Gabriela Mistral, titulado Romance del establo de Belén, también puede ser considerado un ejemplo de poema con rima asonante, en donde el sonido vocálico de la última sílaba tónica del segundo texto (Niño) se encontraría estableciendo una rima asonante con el sonido vocálico de la última sílaba tónica del tercer verso (vivo). Así mismo su extensión, no más de una estrofa, también lo hace  clasificar dentro de la categoría de Poema corto con rima, en su caso con rima asonante.

Imagen: pixabay.com

Poemas cortos con rima
febrero 3, 2017
Se habla de:                 

Ver más Artículo al azar