Poemas del Romanticismo

Descripción del Romanticismo

Según la Historia del Arte, se conoce como Romanticismo a un movimiento artístico, surgido en Alemania, durante el siglo XIX, el cual –a través de la Plástica, la Literatura, el Teatro, la Poesía y la Música, planteaba una respuesta hacia la ilustración y otros movimientos como el Neoclasicismo, en detrimento de la razón y a favor de los sentimientos, la imaginación, la creatividad y la Libertad

En este sentido, la Poesía escrita durante el Romanticismo expresa una métrica más libre, imágenes fantásticas producto de la libertad creativa. Igualmente, la temática también cambió, dejando de lado los grandes temas abordados por la Poesía neoclásica, para adentrarse en temas que eran marginados, por considerarse menores. Así mismo, se rescató la Poesía popular y comenzó a dársele valor a la creación nacional. A continuación algunos ejemplos de Poemas, escritos durante este período:

 

Lord Byron

Acuérdate de mí

Llora en silencio mi alma solitaria,
excepto cuando esté mi corazón
unido al tuyo en celestial alianza
de mutuo suspirar y mutuo amor.

Es la llama de mi alma cual aurora,
brillando en el recinto sepulcral:
casi extinta, invisible, pero eterna…
ni la muerte la puede mancillar.

¡Acuérdate de mí!… Cerca a mi tumba
no pases, no, sin regalarme tu plegaria;
para mi alma no habrá mayor tortura
que el saber que has olvidado mi dolor.

Oye mi última voz. No es un delito
rogar por los que fueron. Yo jamás
te pedí nada: al expirar te exijo
que sobre mi tumba derrames tus lágrimas.

Este Poema, cuyo título original corresponde al inglés Remember Me, fue escrito por Lord Byron, uno de los más destacados poetas del Romanticismo, el cual vivió entre 1788 y 1821. En sus líneas se evidencia el sentimiento de afectación característico de los precursores de este movimiento. Igualmente resalta la naturaleza trágica del autor, propia de los llamados Poetas malditos (como se les llamaba a los representantes de este género durante el Romanticismo) que en sus líneas proyecta su futura muerte, el dolor que puede ocasionar esto, y el cómo se le pide a la persona amada que al menos dirija una plegaria por el alma del padre Poeta, temiendo el olvido en este mundo, después de su expiación.

 

Gustavo Adolfo Bécquer

Volverán las oscuras golondrinas

Volverán las oscuras golondrinas
en tu balcón sus nidos a colgar,
y otra vez con el ala a sus cristales
jugando llamarán.

Pero aquellas que el vuelo refrenaban
tu hermosura y mi dicha a contemplar,
aquellas que aprendieron nuestros nombres….
ésas… ¡no volverán!

 Volverán las tupidas madreselvas
de tu jardín las tapias a escalar,
y otra vez a la tarde aún más hermosas
sus flores se abrirán.

Pero aquellas cuajadas de rocío
cuyas gotas mirábamos temblar
y caer como lágrimas del día…
ésas… ¡no volverán!

Volverán del amor en tus oídos
las palabras ardientes a sonar,
tu corazón de su profundo sueño
tal vez despertará.

Pero mudo y absorto y de rodillas
como se adora a Dios ante su altar,
como yo te he querido…, desengáñate,
así… ¡no te querrán!

 Por su parte, estos versos del poeta español Gustavo Adolfo Bécquer, escrito durante el año 1868, también es uno de los más representativos poemas del Romanticismo. En sus líneas, Bécquer toca principalmente el tema de la Nostalgia hacia algo que se sabe perdido, en este caso el amor. Así mismo, se construye un paisaje natural –siendo precisamente la naturaleza otro de los grandes temas de este período- donde se coloca al humano frente a elementos que se renuevan en cada ciclo, para maravillarlo con su belleza, y al mismo tiempo recordarle que sólo el amor de su vida no es capaz de renovarse. En este sentido, el Poeta expresa su tristeza e infinita nostalgia por algo que no volverá, enfatizándole a su amada –como también era costumbre de los poetas románticos- que nadie más podrá quererla como él, pues su amor es único e insuperable.

 

Edgar Allan Poe

Un Sueño dentro de un Sueño

 ¡Toma este beso sobre tu frente!
Y, me despido de ti ahora,
No queda nada por confesar.
No se equivoca quien estima
Que mis días han sido un sueño;
Aún si la esperanza ha volado
En una noche, o en un día,
En una visión, o en ninguna,
¿Es por ello menor la partida?
Todo lo que vemos o imaginamos
Es sólo un sueño dentro de un sueño.

 Me paro entre el bramido
De una costa atormentada por las olas,
Y sostengo en mi mano
Granos de la dorada arena.
¡Qué pocos! Sin embargo como se arrastran
Entre mis dedos hacia lo profundo,
Mientras lloro, ¡Mientras lloro!
¡Oh, Dios! ¿No puedo aferrarlos
Con más fuerza?
¡Oh, Dios! ¿No puedo salvar
Uno de la implacable marea?
¿Es todo lo que vemos o imaginamos
Un sueño dentro de un sueño?

Así mismo, este poema –cuyo título original en inglés responde a A Dream within a Dream– del célebre escritor Edagar Allan Poe (1809-1849) contiene en sus líneas varios aspectos característicos del Romanticismo. Entre los más destacados se encuentra la idea de que la vida es una creación de la imaginación de alguien –otro ser o el mismo individuo- en la cual la verdadera ilusión o engaño es la de no poder darse cuenta de que tan sólo se trata de “un sueño dentro de un sueño”. De igual manera, en este poema de Poe están presentes otros rasgos propios de este movimiento como la angustia, el dolor, el desgarramiento y la pérdida, ilustrados a través de imágenes de la naturaleza, la cual es usada como imagen de constante cambio, que deja al poeta sin posibilidades de retener aquello querido o deseado.

William Blake

El hada

Acudid, gorriones míos,
flechas mías.
Si una lágrima o una sonrisa
al hombre seducen;
si una amorosa dilatoria
cubre el día soleado;
si el golpe de un paso
conmueve de raíz al corazón,
he aquí el anillo de bodas,
transforma en rey a cualquier hada.

 Así cantó un hada.
De las ramas salté
y ella me eludió,
intentando huir.
Pero, atrapada en mi sombrero,
no tardará en aprender
que puede reír, que puede llorar,
porque es mi mariposa:
he quitado el veneno
del anillo de bodas.

Igualmente, William Blake (1757-1827) fue otro de los grandes poetas románticos. En las líneas de este poema, titulado originalmente en inglés The Marriage Ring, Blake incluye otro de los grandes temas del Romanticismo: los mundos fantásticos, así como el rescate de mitologías o leyendas propias de la cultura a la que pertenecía el escritor. Siendo Blake británico muchos de sus escritos, así como de sus ilustraciones, giran en torno al mundo fantástico de las hadas, seres mitológicos comunes en las historias inglesas para niños, y que sin embargo algunos importantes representantes del arte, como en este caso, elevaron a protagonistas de reconocidos poemas, pinturas y obras escénicas.

Fuente de imagen: espaciolibros.com

 

 

Poemas del Romanticismo