¿Por qué es importante investigar?

En términos generales, la investigación puede ser definida como el proceso a través del cual se recopila, estudia y se originan conclusiones, con respecto a un tema específico, en aras de producir nuevo conocimiento, o incluso descubrir las razones que motivan determinado fenómeno, en pro de sus comprensión, estudio y entendimiento.

De esta manera, la investigación puede ser aplicada en todas las áreas de la vida, a fin de poder conocer cada día más la realidad en la que se mueve el ser humano. En cuanto al ámbito académico, la investigación es un hecho vital para sumar conocimientos y clarificar las ideas, pues su proceso hará que el estudiante entre en relación de forma directa con las distintas teorías y autores, haciendo que éste se adentre en el conocimiento. Así mismo le permite afinar cada día su capacidad de raciocinio, a fin de evitar las ideas erróneas con respecto a determinadas situaciones y disciplinas.

¿Por qué es importante investigar?

En sintonía con esto, algunos especialistas y académicos has resaltado durante décadas la importancia que reviste para un individuo en etapa de formación, así como para aquel que haya culminado sus estudios, el hacer de la investigación un hábito cotidiano, puesto que en él reside la calidad del conocimiento que tanto el estudiante como el profesional manejaran. A continuación, algunas de las razones, por las cuales es importante investigar:

1.-  Al investigar, la persona que desarrolla el proceso investigativo, cuenta con la ventaja –en la medida en que sepa escoger adecuadamente los textos y autores- de beber el conocimiento directamente de la fuente, por lo que el conocimiento que adquiera tenderá a ser el más verídico posible.

2.- En consecuencia, al contacto directo con los textos académicos y los autores especializados, los estudiantes cuentan con la ventaja de no tener que creer en lo que alguien dice, sino que contarán con la capacidad de buscar directo de la fuente adecuada si un postulado o concepto es cierto o no.

3.- Por su parte, el profesional que en sus años de estudiante haya desarrollado adecuadamente el hábito de la investigación, al continuar con él durante su carrera, tendrá mucha más oportunidad de ser un profesional actualizado. Para ilustrar este punto sería pertinente colocar el ejemplo de un individuo que estudie Gramática en una institución, dedicándose posteriormente al oficio de Corrector de Estilo, en este sentido, este profesional no sólo deberá hacer uso de los conocimientos aprendidos en sus años de formación, sino mantenerse al día con las reformas y nuevos acontecimientos que la Real Academia Española de la Lengua, a fin de que sus correcciones sean cónsonas con la actualidad de la Lengua y su norma. De no hacerlo, puede incluso caer en errores, como por ejemplo seguir acentuando el monosílabo “fé”, cuando esa norma fue abolida por la Academia hace años.

4.- Finalmente, entre los muchos beneficios que puede tener el proceso de la investigación, en términos mucho más generales, el hábito de la investigación ayuda también a incentivar el hábito de la lectura, lo cual igualmente se traduce en un efecto positivo en la salud intelectual, pues permite que el cerebro se encuentre en constante ejercicio.

Principales usos y aportes de a investigación

En definitiva, la investigación es un ejercicio intelectual y académico, presente en todos los ámbitos de la vida, y que se encuentra involucrada directamente en el desarrollo científico, social, económico y artístico que ha tenido la Humanidad a lo largo de su historia, puesto que todos aquellos científicos, artistas, escritores, filósofos, exploradores y hombres de luces, que han contribuido con la construcción de la sociedad, en esencia eran grandes investigadores, que movidos cotidianamente por el germen de la curiosidad se dieron a la tarea de investigar un determinado fenómeno, bien para entenderlo o para encontrarle solución, generando con esto nuevos conocimientos e investigaciones.

Así mismo, en la actualidad son miles los investigadores que trabajan a diario, para con su conocimiento descubrir formas de hacer la vida humana mucho más cómodo, saludable, efectiva e incluso divertida. De esta forma, se pueden identificar algunas de las disciplinas que mayor beneficio toman de este tipo de ejercicio. A continuación, un breve listado de ellas:

  • La Ciencia: esta disciplina se basa esencialmente en la Investigación, la cual está orientada en aproximarse y conocer los distintos fenómenos y seres que conforman el mundo y el universo, en aras de entenderlos, y saber a su vez cómo conservarlos o defenderse de ellos. Entre las disciplinas beneficiadas de este tipo de conocimiento destacan la Física, la Química, la Biología y por su puesto la Medicina.
  • La investigación policial: así mismo, otra de las disciplinas que más han aprovechado el carácter investigativo del pensamiento humano son las Ciencias policiales, las cuales enfocan los conocimientos científicos en pro de rastrear, identificar, ubicar y apresar a los culpables de determinados delitos.
  • Investigación Histórica: igualmente, la Historia también hace acopio de las técnicas científicas e investigativas del momento, para adentrarse aún más en los hallazgos y documentos históricos, en miras de entender y precisar cada vez más el pasado.
  • Investigación: así también, disciplinas humanísticas como el Arte, la Literatura, la Lingüística, la Filosofía, la Geografía e incluso la Educación constituyen disciplinas que se nutren frecuentemente de la investigación, lo cual permite que día a día haya un mejor entendimiento de los fenómenos que cada una de ellas estudia.

Imagen: pixabay.com

¿Por qué es importante investigar?
mayo 18, 2016

Ver más Artículo al azar