Prefijo Amb- / Am- / Ambi-

Idiomas y lenguaje

Quizás lo más recomendable, previo a abordar una explicación sobre la partícula Amb- / Am- / Ambi- sea revisar de forma previa algunas definiciones, que de seguro permitirán entenderla dentro de su contexto específico.

Definiciones fundamentales

En este sentido, puede que también sea necesario enfocar esta revisión en dos nociones específicas: la primera de ellas, el propio concepto de Prefijos, a fin de cobrar conciencia sobre esta partícula morfológica. Así mismo, será pertinente tener en cuenta qué dice la Morfología del Español sobre los prefijos y prefijoides que se encuentran dentro de esta lengua. A continuación, cada una de estas cuestiones:

Los prefijos

De esta forma, se comenzará por decir que la Lingüística ha definido los Prefijos como un tipo de morfema, de naturaleza exclusivamente átona y derivativa, que se desempeña dentro de las Lenguas naturales, uniéndose de forma anterior a determinados lexemas, con el fin de generar, por medio del proceso de Derivación, nuevas palabras, las cuales se caracterizarán por ser plenamente independientes, a nivel semántico, de la partícula de la que se ha generado.

Sin embargo, la Morfología indica igualmente que los prefijos no deberán ser entendidos de esta manera simplemente, sino que también deberán ser considerados como uno de los cinco distintos tipos de afijos que existen dentro de las lenguas naturales, clasificación esta que llevará a contar los prefijos dentro del mismo grupo que los sufijos, infijos, interfijos y circunfijos, morfemas estos que se diferencian entre sí por anexarse en puntos diferentes del lexema, más allá de la naturaleza átona o tónica que posean, o los procesos morfológicos, que desempeñe cada uno de ellos.

Prefijos y prefijoides del Español

Por otro lado, la Morfología también ha alzado la voz para advertir que en el Español no todas las partículas que se unen de forma anterior al lexema, modificándolo semánticamente, y creando una nueva palabra, pueden ser consideradas prefijos, ya que no todas son de naturaleza átona, requisito fundamental para ser reconocido como un sufijo, ni forman nuevas palabras a través del proceso morfológico de la Derivación (unión de un lexema y un afijo derivativo).

De esta manera, esta disciplina señala que dentro de esta lengua puede hablarse de dos distintas categorías, en cuanto a los tipos de partículas que crean nuevas palabras por medio de la anexión anterior a un lexema, cada una de las cuales ha sido explicada de la siguiente manera:

Inmutabilidad del signo lingüístico Es probable, que previo a abordar la definición y demás aspectos de la...
Resumen de Al faro En el ámbito de la Literatura universal, se conoce con el nombre de Al...
El uso de la Ll Es probable que lo mejor, antes de avanzar sobre las normas ortográfic...
  • Prefijos: en primer lugar, habrá un grupo de palabras constituidas por verdaderos prefijos, es decir, morfemas átonos, que se unirán de forma anterior a ciertos lexemas, con el fin de generar por Derivación nuevas palabras, que se distinguirán a su vez por su independencia semántica.
  • Prefijoides: en segunda instancia, la Morfología identificará un segundo grupo de partículas, constituidas por morfemas y raíces cultas invariables, que se caracterizan por su naturaleza tónica, así como por unirse de forma anterior al lexema, para modificarlo y generar nuevas palabras, pero no por el proceso de Derivación, sino por el de Composición (unión de dos lexemas) lo que ha hecho que se les conozca también como elementos compositivos o prefijos compositivos, y en algunas ocasiones también por el proceso de Parasíntesis (unión de dos o más morfemas).

De igual forma, la Morfología del Español ha indicado que dentro de esta lengua se pueden distinguir tres distintas clases de prefijos y prefijoides, siendo su lugar de origen el criterio usado para su clasificación, encontrándose entonces un primer grupo, constituido por aquellas partículas provenientes del Latín, en donde la gran mayoría son entendidas como prefijos, y en menor grado como prefijoides, siendo sus principales diferencias la naturaleza tónica de las últimas, así como su carácter compositivo.

En segundo lugar, dentro del Español, también podrá hablarse de partículas provenientes del Griego, las cuales son descritas en su totalidad como elementos compositivos, es decir, que no son tenidos como prefijos, sino como raíces cultas tónicas e invariables, lo que hace que dentro de este grupo solo pueda hablarse de prefijoides. Finalmente, dentro de estos grupos se encontrarán también las partículas provenientes del eslavo y el sánscrito, las cuales por ser raíces invariables de estas lenguas, también serán comprendidas en el Español como prefijoides. Estas partículas  son inherentes al campo científico.

Prefijo Amb- / Am- / Ambi-

Una vez se han analizado cada una de estas definiciones, quizás entonces sea mucho más sencillo aproximarse a una explicación sobre el sufijo Amb- / Am- / Ambi-, la cual es entendida por la Morfología del Español, pese a su origen latino, no como un prefijo, sino como un elemento compositivo, es decir, que constituye una partícula tónica, de origen latino, con carga semántica, que se une de forma anterior a ciertos lexemas, para crear por Composición, una nueva palabra, independiente semánticamente del lexema que le ha dado vida.

Este prefijoide compositivo del Español cuenta con una carga semántica, relacionada con el concepto a “ambos lados o partes”. Por consiguiente, toda palabra que se forme en el Español por medio de la unión de esta partícula y un lexema se entenderá relacionada con este concepto. Algunos ejemplos de su uso dentro del Español serían los siguientes: Ambivalente, Ambidiestro. 

Imagen: pixabay.com

Prefijo Amb- / Am- / Ambi-


Se habla de:                             

Bibliografía

El pensante (abril 21, 2018). Prefijo Amb- / Am- / Ambi-. Bogotá: E-Cultura Group. Recuperado de https://educacion.elpensante.com/prefijo-amb-am-ambi/