Prefijo Ana-

Quizás lo más conveniente, previo a abordar una explicación sobre la partícula lingüística Ana-, sea revisar de forma breve algunas definiciones, que ayudarán a entender este morfema propio del Español dentro de su contexto preciso.


Lo más reciente:

Definiciones fundamentales

Sin embargo, puede que lo mejor sea también enfocar esta revisión teórica a dos nociones específicas: la primera de ellas, la definición misma de Prefijos, pues esto ayudará a cobrar conciencia sobre la naturaleza morfológica de estas partículas. Por otro lado, será también necesario tener en cuenta lo que concibe la Lingüística sobre los prefijos y prefijoides del Español. A continuación, una breve revisión sobre ambos aspectos:

Los prefijos

De esta forma, se comenzará por decir entonces que los prefijos han sido definidos por la Lingüística como aquellos morfemas, exclusivamente átonos, que cumplen con la misión de unirse de forma anterior a ciertos lexemas, con el fin de modificarlos, y construir junto con ellos, a través del proceso de Derivación, nuevas palabras, las cuales se caracterizarán a su vez por tener plena independencia semántica, en referencia a la palabra de la cual ha surgido. Ergo, los prefijos serán morfemas átonos derivativos.

Así también, la Morfología ha alzado su voz para advertir la necesidad que existe de no solo considerar los prefijos de esta forma, sino también comprenderlos como uno de los cinco distintos tipos de afijos que existen en las lenguas naturales, categorización que los llevará a ser contados igualmente junto a los sufijos, infijos, interfijos y circunfijos, morfemas que se diferenciarán entre ellos, básicamente, por su punto de inserción o anexión específica al lexema, así como por los procesos morfológicos desarrollados junto a él.

Prefijos y prefijoides del Español

Sin embargo, de acuerdo a lo que indica la Morfología, las partículas lingüísticas que se unen de forma anterior a ciertos lexemas, generando nuevas palabras, no pueden ser catalogadas todas como prefijos, puesto que se necesita corroborar que también estas partículas sean en realidad átonas, y que además el proceso por el cual se está obteniendo la nueva palabra en realidad sea de Derivación, de lo contrario se estará frente a otro tipo de morfema, y en ocasiones incluso frente a otro lexema.

Un ejemplo de esto es lo que ocurre dentro del Español, en donde se pueden encontrar dos tipos de partículas, las cuales han sido descritas de la siguiente manera:

  • Prefijos: por un lado, ciertamente, se encontrará un grupo que puede ser identificado como prefijos, puesto que son partículas átonas y derivativas, que se unen de forma anterior al lexema, para generar con ellos nuevas palabras.
  • Prefijoides: no obstante, existirá otro grupo de partículas lingüísticas, de naturaleza tónica, que también se unirán a ciertos lexemas del Español, de forma anterior, para crear nuevas palabras. Sin embargo, resultando tónicas, y además compuestas por morfemas y raíces cultas, estas partículas son definidas como prefijoides del Español, al tiempo que la morfología indica que los procesos que usan respectivamente para la creación de nuevas palabras no son en ningún caso la Derivación, sino por el contrario la Parasíntesis (unión de dos o más morfemas) o la Composición (unión de un lexema y un afijo derivativo).

De igual forma, la Morfología señala que dentro del Español pueden ser identificados tres grupos distintos de prefijos y prefijoides, cuyo principal criterio de distinción será la etimología de estas partículas, encontrándose entonces los siguientes:

  • De origen latino: en primer lugar, habrá todo un grupo de prefijos y prefijoides cuya procedencia podrá ser identificada en el Latín. En este grupo, la mayoría de las partículas son realmente prefijos, es decir, morfemas átonos derivativos, mientras existe una minoría conformada por morfemas tónicos y raíces cultas, que crean nuevas palabras por composición.
  • De origen griego: por otra parte, dentro del Español, también podrán encontrarse partículas de origen griego, las cuales son identificadas en su totalidad como raíces invariables y cultas, que en el Español, además de ser tónicas, se caracterizan por unirse de forma anterior a ciertos lexemas, creando nuevas palabras, por medio del proceso de composición, de ahí que también se les conozca como prefijos compositivos de esta lengua.
  • De origen eslavo y sánscrito: finalmente, de acuerdo a lo que señala la Morfología, dentro del Español también existirán tres prefijoides de origen eslavo y sánscritos, los cuales crean palabras por composición, y corresponden exclusivamente al ámbito químico o científico.

Prefijo Ana-

Una vez se han revisado cada uno de estos conceptos, puede que ciertamente resulte mucho más sencillo abordar una explicación sobre el prefijo Ana-, el cual es descrito como una partícula tónica, propia del Español, la cual se une de forma anterior a ciertos lexemas, para formar nuevas palabras.

Siendo tónica no puede ser considerada como un prefijo, situación a la que se une el hecho de que esta partícula proviene directamente del Griego, por lo que entonces será definida como un prefijoide o prefijo compositivo del Español, lengua en donde se une de forma anterior al lexema para generar por composición nuevas palabras, cuyos significados o cargas semánticas pueden ser a su vez agrupadas en tres distintos grupos:

  • Cuando indica repetición: Anáfora, Anafórico.
  • Cuando señala contrariedad: Anabaptista
  • Cuando señala igualdad o similitud: Analogía.

Imagen: pixabay.com

Prefijo Ana-
abril 25, 2018
Se habla de:                         

Ver más Artículo al azar