Principales características de los animales vivíparos

En el ámbito de la Biología, se conoce con la clasificación de animales vivíparos a todos aquellos individuos que cuentan con un tipo de reproducción en donde la cría se gesta dentro del vientre materno, sin que haya presencia de un huevo alrededor de ella como sería en el caso de los animales ovovivíparos.


Lo más reciente:

De esta forma, la gestación se hace totalmente dentro del cuerpo de la madre, en un órgano, conocido generalmente con el nombre de útero, en donde la cría pasa desde el estado de embrión hasta el de feto y cría viable, obteniendo durante este proceso su forma y el desarrollo de todos su órganos y estructuras, las cuales se encuentran medianamente maduras al momento de producirse el nacimiento, el cual se da de forma natural, cuando la cría está apta para sobrevivir en el mundo exterior.

Tipos de animales vivíparos

Sin embargo, existen varios tipos distintos de animales vivíparos, los cuales básicamente se diferencian por el momento en el que la cría es expulsada por el cuerpo de la madre al exterior. No obstante, algunos biólogos han destacado que esta diferencia se ve principalmente estimulada en primer lugar en la existencia o no de alimentación placentaria dentro del útero, así como el tamaño y tiempo de gestación de la cría. En este sentido, se estaría distinguiendo entre dos tipos de animales vivíparos:

  • Gestación interna completa: son animales vivíparos, cuyas crías además de gestarse dentro del vientre materno, durante este proceso se encuentran envueltos dentro de una bolsa, llamada placenta, en donde tienen la protección y alimentación necesaria. Así mismo, por su tamaño pueden terminar de formarse dentro del vientre materno, sin que esto involucre un peligro para la madre. De esta forma, la gestación ocurre por completo dentro del cuerpo materno, y finaliza con el alumbramiento, el cual da como producto crías totalmente formadas.
  • Gestación interna prematura: por otro lado, existen animales vivíparos que cuentan con una gestación interna que no culmina con el alumbramiento de crías maduras, sino en la cual, a falta de alimentación placentaria y debido también al tamaño que puede alcanzar la cría, la madre da a luz una cría prematura, que termina de formarse en el exterior, casi siempre protegida dentro de una bolsa especial con la que cuenta la madre en su cuerpo. Este tipo de gestación es propia de marsupiales, como el canguro, por ejemplo.

Principales características de los animales vivíparos

Así mismo, más allá del hecho de contar con gestación interna de las crías, los animales vivíparos cuentan también con una serie de características, inherentes a su forma reproductiva, los cuales los distinguen de otros tipos de animales, como los ovíparos y ovovivíparos. En este sentido, resulta pertinente describir brevemente algunos de los principales rasgos de los animales vivíparos. A continuación, algunos de ellos:

Reproducción sexual

Por tratarse de animales complejos, el tipo de reproducción es de tipo sexual. Es decir, se da a través del apareamiento sexual de un macho y una hembra de la misma especie, quienes propician con este contacto la posibilidad de unir sus distintos gametos reproductivos, en búsqueda de la fecundación que produzca su reproducción.

Fecundación interna

De esta forma, los animales vivíparos también se distinguen por contar con un tipo de fecundación interna, la cual se da de forma posterior a que el macho de la especie, durante la cópula, verte esperma dentro del cuerpo de la madre, en donde los espermatozoides encuentran al óvulo, produciéndose la fecundación y la procreación de un nuevo individuo.

Gestación interna

De inmediato, las células comienzan su multiplicación, la cual está destinada a crear los órganos y distintas estructuras del nuevo individuo. Así mismo, una vez formado el embrión este continúa con su crecimiento y conformación, hasta que es expulsado de forma prematura para concluir su formación en el exterior, o es conservado por más tiempo dentro del cuerpo de la madre, para nacer ya de forma madura. En este sentido, bien si es prematura o no, todo el proceso de fecundación y gestación se desarrolla dentro del cuerpo de la madre.

Alimentación placentaria

Aun cuando no todos los animales vivíparos poseen presencia de placenta durante su gestación, como por ejemplo los marsupiales, los más desarrollados sí cuentan con la presencia de esta bolsa, en la cual la cría lleva a cabo su proceso gestacional, encontrándose protegido y recibiendo alimentos por parte de la madre, a través de la placenta, la cual se encuentra lleva del líquido amniótico en donde flota la cría, evitando los golpes o movimientos fuertes.

Alumbramiento

A diferencia de los animales ovíparos, y al igual que algunos animales ovovivíparos, las hembras de esta especie dan a luz crías maduras, las cuales aun cuando deben todavía crecer y aprender a defenderse del medio exterior, cuentan con todos los órganos y partes que permiten su sobrevivencia.

Instinto maternal

Finalmente, los biólogos han apuntado que la mayoría de las hembras vivíparas cuentan con un gran sentido maternal, el cual las obliga a encargarse de sus crías una vez las han dado a luz, propinándoles la alimentación, la protección y los conocimientos necesarios, que prepararán a estos nuevos individuos para desenvolverse en el medio externo.

Imagen: pixabay.com

Principales características de los animales vivíparos
octubre 31, 2016

Ver más Artículo al azar