Principales representantes de El Postimpresionismo

Artes y oficios diversos

En el ámbito de la Historia del Arte, se define con el término postimpresionista al momento artístico, ocurrido en Europa –específicamente en Francia- entre los años 1880 y 1905, y que básicamente engloba los distintos movimientos pictóricos, que sucedieron al impresionismo, y que constituyen también la base de las distintas vanguardias artísticas que ocurrirían durante el siglo XX.

Término “postimpresionismo”

Con respecto al término “postimpresionismo” las distintas fuentes coinciden en señalar que éste fue acuñado por primera vez en el año 1910, en voz del crítico de arte de origen británico Roger Fry, quien lo usó para englobar en un mismo término la obra pictórica de Vicent van Gogh, Paul Cézanne y Paul Gauguien, reunida en una misma exposición, celebrada en Londres. De entonces, el término comenzó a usarse para la obra pictórica de artistas, que fueron reconocidos en algún momento como impresionistas, y que luego siguieron su camino por distintas direcciones, como el cubismo, el abstracto, el simbolismo o incluso el propio expresionismo.

Características del postimpresionismo

Así mismo, al igual que todos los movimientos pictóricos o artísticos, y aun cuando el postimpresionismo estuviese conformado por varias tendencias o movimientos expresivos, éste cuenta también con características particulares, entre las cuales se pueden mencionar brevemente algunas, como las siguientes:

  • La principal característica de este movimiento es el surgimiento de un tipo de artista nuevo, el cual se caracterizaba por constituirse como una individualidad, con personalidad y talento propio.
  • Así mismo, la obra postimpresionista generó también un nuevo tipo de estética, en el cual el artista, lejos de aferrarse a la realidad objetiva, para representarla, se interesaba más por lograr plasmar en el lienzo su visión subjetiva. De esta forma, tanto el trazo como el color tuvieron una transformación importante a la hora de concebirlo, pues ya no se escogía desde lo representativo, sino desde la evocación, puesto que el artista dibujaba y coloreaba según la emoción que le producía un objeto o persona, es decir, pintaba el alma de las cosas, más que su realidad corpórea.
  • En este sentido, se puede decir entonces que el postimpresionismo también se destacó por ser una pintura mucho más psicológica, en donde el artista buscaba plasmar en el lienzo sus emociones y sentimientos, más que la realidad objetiva que observaba con su mirada.
  • Por otra parte, y aun cuando el postimpresionismo nació en parís, en su evolución generó un sentimiento antiparisino, el cual ocasionó que los artistas huyeran de esta capital, alzando las banderas de un arte mucho más primitiva. Esto sin embargo en ningún momento bajó a la ciudad luz del pedestal de ser el centro del arte.
  • Así mismo, a pesar de que los artistas se interesaron por representar sentimientos y emociones en las pinturas, el tema de inspiración continúo siendo la realidad circundante, es decir, que aun cuando se dibujara el aura de las cosas, se hacía sobre escenas de la vida inmediata y real.
  • Al ser una conflagración de movimientos y estilos pictóricos, no se puede hablar de un movimiento cohesionado a nivel estético, pues cada artista era una individual, además de estar conformado por varios movimientos.

Máximos representantes del postimpresionismo

Por otra parte, el postimpresionismo se basó en la personalidad individual de cada pintor, surgiendo entonces la figura del genio, del artista célebre. De esta forma, a pesar de que pueden leerse las diferencias entre sus principales estilos, los cuales incluso pueden pertenecer a movimientos estéticos determinados, se puede decir con seguridad –tal como lo afirman las fuentes de Historia del Arte- que los mayores representantes del postimpresionismo son los siguientes:

Georges Seurat

Pintor francés, quien vivió entre 1859 y 1891. Dentro de la Historia del Arte es reconocido como la cara más representativa y talentosa del puntillismo, así como también es señalado uno de los más importantes pintores del postimpresionismo. Seurat se convirtió en el principal estudioso y seguidor de la teoría del color de Chevreuil, así como de la técnica de conformar escenas de la vida real usando puntos de colores, dispuestos de forma premeditada para que el ojo mezclara los colores que se deseaban, en lugar de simples pinceladas. La obra más representativa de Seurat, Tarde de Domingo en la Isla.

Vicent van Gogh

Por su parte, van Gogh es un pintor holandés que vivió entre 1835 y 1890. Más allá de su pintura, van Gogh representa y a un tiempo inaugura la imagen del artista maldito, quien solo logra a veces la purga de sus demonios internos a través de sus obras. De un trazo que es reconocido como antecedente del expresionismo, van Gogh también resalta por haber logrado incorporar en sus pinturas expresiones psicológicas, de su dolor y tormento. De esta forma, el lienzo se sirve no sólo para representar imágenes de la realidad como se ven, sino auras y emociones de lo que realmente son o el cómo son percibidas. Entre las obras más reconocidas de este pintor se encuentran La noche estrellada, Los Girasoles y la Habitación en Arlés, obras sobre las cuales los especialistas opinan que son de gran contenido psicológico, quizás propio reflejo de la enfermedad mental que atormentaba al artista.

Tolouse-Lautrec

Artistas de origen francés, quien vivió entre 1864 y 1901, y que es identificado además de como uno de los máximos representantes del posimpresionismo, al igual que uno de los más grandes artistas del modernismo. Su obra resalta por haber logrado plasmar con líneas modernistas las escenas de la parís de noche, la de los márgenes y burdeles. Así mismo, este artista francés destaca por haber logrado llevar el cartel a la altura del arte. Entre sus obras más destacadas se encuentra Baile en el Moulin Rouge.

Paul Gaugin

Pintor de origen francés, quien vivió entre 1848 y 1903, y quien fue uno de los precursores de abandonar el impresionismo y la formación impresionista, en búsqueda de un arte mucho más primitiva. De esta forma, su camino lo llevó primero a Gran Bretaña, y posteriormente a Tahití. Así mismo es considerado también uno de los grandes precursores del simbolismo, destacándose por haber abandonado dentro de su pintura la perspectiva, así como los colores propios de la escena representada. Una de sus obras más reconocidas es Mujeres tahitianas.

Paul Cézanne

Pintor francés, cuya vida transcurrió entre 1839 y 1906, y quien también es considerado –además de una importante figura del postimpresionismo- el padre de la pintura modernista. Para este pintor, que cuenta entre sus aportes el haber regresado el sentido plástico a la pintura, el tema del volumen y la estructura básica de la figura eran de gran importancia, de esta forma sus pinturas se caracterizan por la disposición de figuras y volúmenes geométricos puros, así como un manejo del color a grandes manchas. Entre sus principales obras se encuentran Manzanas y naranjas, Juegos de Cartas y La montaña de Saint Victoire.

Imagen: pintura La noche estrellada de Vicent van Gogh / Fuente: pixabay.com

Principales representantes de El Postimpresionismo

Bibliografía

El pensante (agosto 28, 2016). Principales representantes de El Postimpresionismo. Bogotá: E-Cultura Group. Recuperado de https://educacion.elpensante.com/principales-representantes-de-el-postimpresionismo/