Principios del Cambio fonético (Neogramática)

Dentro del ámbito lingüístico, se conoce con el nombre de Cambio fonético aquellas variaciones en la articulación del sonido de una Lengua, que ocurren dentro de una comunidad lingüística, motivado a diversos factores, tanto de tipo fonológico, como sociolingüístico.

Niveles en donde ocurre el cambio fonético

Así mismo, la Lingüística señala que los Cambios fonéticos pueden estar motivados por varias causas, las cuales a su vez dan origen a los distintos tipos de cambios, y entre los que se puede contar la asimilación de unos fonemas a otros, debido a su cercanía (Asimilación), la búsqueda del hablante por no repetir el mismo sonido en algunas palabras (Dilación), la necesidad de facilitar la pronunciación de algunas formas (Matátesis) o incluso ser el resultado de accidentes históricos o modas adoptadas por la comunidad de hablantes. De igual forma, además de los diferentes tipos de cambios fonéticos que pueden existir, la Lingüística señala que estos se pueden dar en distintos niveles:

  • O ser puramente fonético: en caso de que el cambio ocurrido represente solo una variación de la articulación de un sonido de la Lengua, pero sólo a nivel fonético, es decir, solamente en la dimensión del Habla, sin que éste llegue a modificar el fonema con el cual el alófono que varía se encuentra relacionado.
  • Fonológico: sin embargo, también puede suceder que el Cambio fonético trascienda el plano fonético y alcance la Lengua, produciendo cambios también en los fonemas, en cuyo caso se producirá también una variación en el inventario fonológico de la Lengua en el que tenga lugar la alteración.

Principios neogramáticos del cambio fonético

Por su parte, en cuanto a los cambios fonéticos, se conocen con el nombre de Principios neogramáticos a aquellas leyes o postulados, originados del estudio realizado por la Escuela neogramática, en el siglo XIX, en base a este fenómeno lingüístico. En este sentido, los miembros de esta corriente lingüística se dieron a la tarea de estudiar los cambios fonéticos, determinando que estos siempre ocurrían en base a ciertas directrices, las cuales -pese a que en la actualidad no son consideradas leyes inquebrantables- siguen siendo asumidas como tendencias o principios universales, es decir, que ocurren por igual en cualquier Lengua, cuando está enfrenta los distintos cambios fonéticos, y que pueden ser resumidos de la siguiente manera:

Prefijo Ana- Quizás lo más conveniente, previo a abordar una explicación sobre la partícula lingüística Ana-, sea...
Derivación impropia Tal vez lo mejor, antes de avanzar sobre una definición del procedimiento lingüístico denominado Der...
Tipos de Asimilación fonética Probablemente, antes de abordar cada uno de los tipos de Asimilación fonética reconocidos por la Lin...

Sin memoria

La primera tendencia que los neogramáticos destacaban sobre los cambios fonéticos tenía que ver con la ausencia de memoria que podría ser percibida en éste. Al hablar de esto, los neogramáticos se referían a que los cambios fonéticos que suceden en una Lengua no reparan, o al menos no parecen tomar en cuenta la evolución histórica de la palabra o del fonema que cambia. Por consiguiente, el cambio sólo ocurre sin que se tenga en cuenta el origen del fonema, o el como este ha ido cambiando con el tiempo.

No toma en cuenta la Gramática

Así mismo, la Escuela Neogramática llegó a la conclusión de que en el momento de sucederse un Cambio fonético dentro de la Lengua, estos suceden activando procesos fonéticos-fonológicos, cuyas consecuencias también se suceden en este nivel lingüístico, sin que se tome en consideración en ningún momento la función o categoría gramatical que tenga la palabra que se ve afectada por el cambio en cuanto a su pronunciación. Esto quiere decir también que los cambios fonéticos ocurridos en una Lengua implican solo cambios fonéticos, sin que estos tengan ninguna repercusión en campos gramaticales o semánticos.

Otros principios

Por otro lado, esta escuela lingüística señaló en su momento que el Cambio fonético era un fenómeno lingüístico que operaba de forma regular, es decir que ocurría sin que existiese mecanismos graduales que fuesen cambiando de manera progresiva y anterior algunas otras palabras. Por otro lado, los lingüistas de la Escuela neogramática también señalaban que el Cambio fonético era un fenómeno inexorable, es decir, que toda Lengua estaba predispuesta a sufrir este tipo de alteraciones que modificaban la articulación de sus sonidos.

Posición actual de la Lingüística

Sin embargo, pese a que la Lingüística toma en cuenta estos postulados pronunciados por la Escuela Neogramática en cuanto a los Cambios fonéticos, también ha erigido algunas críticas a esta teoría, la cual se base especialmente en dos puntos de gran importancia:

  • En primer lugar, para la Lingüística actual puede que el Cambio fonético no sea de un carácter tan regular, sino que en algunos casos se dé también como resultado de una difusión léxica progresiva, es decir, que antes de que ocurra el cambio estudiado, algunas palabras cercanas pudieron estar viviendo cierto tipos de cambios. En tal sentido, el Cambio fonético sería entendido actualmente como un fenómeno gradual.
  • Por otro lado, la Lingüística actual señala que existen cambios fonéticos que no ocurren por igual en todos los hablantes de una Lengua, sino que pueden verse mucho más afianzados en algunos grupos lingüísticos. En este orden de ideas, una de las críticas más importantes a la teoría de los Principios del Cambio Fonético estipulada por los neogramáticos es el no haber tomado en consideración los factores sociolingüísticos (edad, género, nivel social o nivel educativo de los hablantes) en donde y por los cuales ocurren.

Imagen: pixabay.com

Principios del Cambio fonético (Neogramática)
agosto 27, 2017