Pronombres indefinidos

Antes de abordar una explicación sobre los Pronombres indefinidos, puede que lo mejor sea revisar de forma breve algunas definiciones, que de seguro permitirán entender este tipo de partículas dentro de su propio contexto lingüístico.

Definiciones fundamentales

En este sentido, puede que también resulte conveniente enfocar esta revisión teórica a tan solo tres nociones específicas: Palabra, Sustantivos y Pronombres, por encontrarse directamente relacionados con las partículas lingüísticas, que se estudiarán posteriormente. A continuación, cada una de estas definiciones:

La palabra

Por consiguiente, se comenzará por decir que las Palabras han sido explicadas de forma general como una partícula lingüística. Sin embargo, puede que un entendimiento integral de la Palabra conlleve a tener en cuenta cada una de las definiciones, que han dado sobre ella las distintas disciplinas lingüísticas.

De esta manera, se tendrá por ejemplo que la Morfología –disciplina que estudia las Palabras desde su estructura- considera que estas partículas son una estructura morfológica, conformadas por una combinación coherente de Lexemas –unidades lingüísticas que aportan a la palabra sentido léxico- y de Morfemas –unidades lingüísticas que se unen al Lexema, para complementarlo, aportándole o bien información léxica o gramatical.

Por otro lado, resultará también importante tener en cuenta la definición que da de Palabra la Semántica, disciplina que estudia estas partículas desde su significado, y que básicamente ve las Palabras como una partícula lingüística, con sentido propio, y que hace vida entre dos silencios, que ocurren igualmente dentro de un texto.

En este punto es necesario hacer un paréntesis para señalar que siempre que en la Lingüística se hace referencia al concepto  “texto” se hace con el fin de referir al “texto oral”, y nunca al escrito, por cuanto para esta disciplina la Escritura es apenas un registro secundario del Lenguaje, al cual considera una entidad viva, que reside a un tiempo de forma intangible en la Lengua, y de forma concreta en el Habla, lugar donde se realiza por medio de la acción de los Hablantes.

Finalmente, será importante considerar la definición de Palabra que da la Sintaxis, materia que se interesa por estudiar las palabras desde la posición que estas ocupan dentro de la Oración, y que ven en la Palabra el núcleo mismo de esta estructura superior de sentido, así como cada uno de los eslabones que la conforman.

Por ende, en una visión que fuese desde lo micro hasta lo macro, se tendría que una combinación de lexemas y morfemas produce palabras, así como una disposición de palabras genera oraciones, y por último un orden coherente y cohesionado de oraciones dará como resultado textos.

Sustantivos

En segunda instancia, será igualmente necesario reparar sobre el concepto de Sustantivos, los cuales han sido explicados por las distintas fuentes como uno de los principales tipos de palabras, que existen en las Lenguas naturales, entre ellas el Español. Empero, un entendimiento integral de este tipo de partículas puede que también involucre tomar en cuenta los conceptos de Sustantivos que manejan las diferentes disciplinas.

Por consiguiente, se comenzará por referir que la Semántica entiende los Sustantivos como un tipo de palabra, que cumple con la función de señalar o referir entidades específicas, las cuales pueden estar conformadas por personas, animales, lugares, objetos o conceptos. Por ende, los Sustantivos son tenidos como nombres, pues su función es nombrar estas entidades.

Con respecto a la Morfología, esta disciplina opta por considerar los Sustantivos como un tipo de palabra variable, en tanto que es capaz de cambiar su estructura morfológica, en específico, sus morfemas flexivos, con el fin de concordar en cuanto a género y número con las entidades que nombra. Para la Sintaxis, en cambio, los Sustantivos serán vistos como el núcleo del Sujeto, así como de los Sintagmas nominales y preposicionales.

Pronombres

En último lugar, antes de continuar con la definición de Pronombres indefinidos, será conveniente tener en cuenta el propio concepto de Pronombres, los cuales son entendidos de forma general como uno de los principales tipos de palabras que existen en las Lenguas naturales.

Así mismo, desde una perspectiva un poco más precisa, los Pronombres serán entendidos por la Sintaxis como aquella palabra con la cualidad de sustituir a los Sustantivos, a fin de cumplir con sus funciones, y ocupar también su posición. Por otro lado, la Semántica asumirá los Sustantivos como aquellas partículas, que una vez han reemplazado al Sustantivo, se encargan entonces de referir a una entidad específica, pero sin nombrarla, como lo hacía la partícula que ha sustituido.

Por su lado, para la Morfología, los Pronombres serán también palabras de tipo variable, capaces de cambiar su estructura morfológica, para así concordar en cuanto a género, número, caso y hasta persona gramatical con la entidad que refiere, señala o recuerda.

Pronombres indefinidos

Una vez se han revisado estos concepto, puede que ciertamente sea mucho más sencillo abordar una explicación sobre los Pronombres indefinidos, los cuales han sido explicados como aquellas partículas lingüísticas que se encargan de sustituir los sustantivos, para así referir a las entidades que estas señalan o refieren, al tiempo que expresan de forma indefinida o imprecisa la cantidad, identidad o algún otro atributo que esta posea.

Tipos de pronombres indefinidos

Así mismo, la Lingüística señala que dentro del Español pueden encontrarse al menos veinticuatro distintos tipos de Pronombres indefinidos. A continuación, una breve explicación de cada uno de ellos:

  • Algo: cumple con la función de señalar una entidad con cantidad indeterminada. Semánticamente se opone  a la partícula “nada”. De acuerdo a lo que señalan las distintas fuentes, esta partícula no coincide en género ni en número con la entidad que refiere, es decir, es neutro. Algunos ejemplos de uso en el Español serán las siguientes: Él siempre trae algo.
  • Alguien: por su lado, la partícula “alguien” puede ser considerado como un tipo de Pronombres indefinidos, que se usan específicamente para señalar solo personas. Desde un punto de vista gramatical, la partícula “alguien” es siempre de género masculino y singular. Por ejemplo: ¿Alguien ha visto a Juan? No obstante, si se refiere a una persona de un grupo específico, entonces esta partícula puede tomar la forma “alguno”. Por ejemplo: ¿Alguno de la clase sabe cuándo es el examen?
  • Alguno / Alguna / Algunos /Algunos: dentro del Español también se encontrarán estas formas, las cuales podrán ser consideradas como Pronombres indefinidos, y que son usados para referir tanto a personas como a objetos, cuya identidad se presenta como indeterminada. Algunos ejemplos del uso de este tipo de pronombres serán los siguientes: En la casa había algunos libros de este autor / En clase hay algunos que piensan que la mejor opción electoral es el candidato de centro.
  • Bastantes: por otro lado, dentro de las distintos pronombres indefinidos del Español se encuentra la partícula “Bastante”, la cual sirve para referir a una entidad que se presenta en una cantidad numerosa, pero indeterminada. Esta partícula concuerda siempre en número, más no en género pues es neutro, con la entidad que señala. Por ejemplo: Maritza tenía bastantes.
  • Cada uno: por su parte, esta forma ejerce como pronombre indefinido, y sirve para expresar una entidad que se distribuye. No varía en cuanto a su número, pero sí en cuanto a su género. Por ejemplo: La lección se repartió a cada uno.
  • Cualquiera / Cualquier: así mismo, esta forma es entendida como un pronombre indefinido, y cuanta con la misión de referir a entidades indeterminadas. Cuando esta entidad es masculina, se usa entonces la forma apocada “cualquier”. Algunos ejemplos de este uso será el siguiente: Cómprame cualquiera.
  • Demás: es usado para referir a diversidad. Tiene una sola forma, por lo que no cambia ni de género ni de número. Por ejemplo: Por lo demás, todo está resuelto.
  • Demasiado / Demasiada / Demasiados / Demasiadas: por su lado, esta partícula cuenta con la capacidad de referir a una entidad cuya cantidad que resulta indefinida, y sí varía de género y número. Por ejemplo: De esos tengo demasiados / Son demasiadas.
  • Diferente / Diferentes: esta partícula cumple funciones de pronombres indefinidos, el cual refiere a una entidad, al tiempo que señalan su atributo de diversidad. Estas partículas concuerdan con esta partícula en cuanto a género y número. Por ejemplo: Son diferentes entre sí.
  • Iguales: por su parte, esta partícula que también presenta variaciones para concordar en cuanto a género y número con las entidades a las cuales refiere. Son usados para expresar igualdad o coincidencia. Por ejemplo: Me compré un vestido azul y uno rosado, pero son iguales.
  • Mismo / Misma / Mismos / Mismas: así también esta partícula presenta variaciones, con el fin de concordar en género y número con la entidad a la que nombra. Es usada para expresar identidad. Un ejemplo de su uso será lo siguiente: Fui a verlos, y son los mismos.
  • Mucho / Muchos / Mucha / Muchas: dentro del Español también podrá reconocerse este tipo de Pronombres indefinidos. Tienen la característica de variar con el fin de concordar en género y número con la entidad a la cual refieren. Sirven igualmente para referir a una entidad que existe en cantidad abundante pero no precisa. Por ejemplo: Son muchos.
  • Nada: sirve para señalar la inexistencia de entidad. Así mismo es neutro, es decir, no tiene ni género ni número. Semánticamente se opone a los conceptos “todo” y “algo”. Por ejemplo: Fui a pedirle los libros, y me dio nada.
  • Nadie: esta forma también indica inexistencia, y es usada siempre para referirse a personas, sin embargo, siempre es de género masculino y singular. Por ejemplo: Ahí no había nadie.
  • Otros pronombres indefinidos del Español serán los siguientes: Ninguno, Ningunos, Ninguna, Ningunas (siempre usados para referirse a personas indeterminadas) / Otro, Otras, Otros, Otra (usado para expresar diversidad) / Poco, Poca, Pocos, Pocas (empleado para referir a la poca cantidad de la entidad a la que refiere) / Propio, Propia, Propios, Propias / Quienquiera que / Tal, Tales / Todo, Toda, Todos, Todas / y Uno, Una, Unos, Unas.

Imagen: pixabay.com

Pronombres indefinidos
noviembre 30, 2018

Ver más Artículo al azar