Pronombres numerales

Quizás lo más recomendable, antes de abordar una explicación sobre los Pronombres numerales, sea revisar de forma breve algunas definiciones, que de seguro permitirán entender este tipo de partículas, dentro de su justo contexto lingüístico.

Definiciones fundamentales

En este sentido, puede que también sea recomendable delimitar esta revisión teórica a tres nociones específicas: Palabra, Sustantivos y Pronombres, por encontrarse entonces directamente relacionados con las partículas que se estudiarán posteriormente. A continuación, cada una de estas definiciones:

La palabra

Por consiguiente, se comenzará por decir que la Palabra ha sido entendida por las diferentes fuentes como una partícula lingüística. Sin embargo, puede que un entendimiento global sobre la Palabra incluya igualmente el tener en cuenta la definición que han dado sobre ella las distintas disciplinas lingüísticas.

De esta manera, se tendrá por ejemplo que la Morfología ve en la Palabra una estructura morfológica, que se produce en base a una combinación coherente de Lexemas (unidades lingüísticas que aportan a la palabra su sentido léxico) y los Morfemas (unidades lingüísticas que se adhieren al Lexema, con el fin de complementarlo tanto de forma léxica como gramatical).

Así también, será necesario revisar la definición de Palabra que da la Semántica –disciplina que se encarga de estudiar las palabras desde sus significados- y que ve en ellas partículas lingüísticas con sentido propio, las cuales hacen vida entre dos silencios, que ocurren dentro de un texto. En este punto, será importante señalar que siempre que en la Lingüística se mencione el concepto “texto” se hará para referir al texto oral, y nunca al escrito, en tanto que para esta disciplina la Escritura es apenas un registro secundario del Lenguaje, al cual considera una entidad vida, residente a un tiempo en la Lengua, mientras también se realiza en el Habla, por parte de la acción de los Hablantes.

Por último, será también importante tener en cuenta la definición de Palaba que da la Sintaxis –materia que prefiere concentrarse en estudiar palabras de acuerdo a su posición en el oración- y que ve a la Palabra básicamente como el núcleo mismo de la oración, así como de los sintagmas nominales y preposicionales.

Es decir, que si se diera una observación del texto, que procurara una perspectiva que fuese desde lo micro a lo macro, se tendría entonces que la combinación de lexemas y morfemas produciría palabras, mientras que una disposición de palabras generaría oraciones, y finalmente un orden coherente y cohesionado de oraciones generaría textos.

Sustantivos

De igual forma, será también necesario pasar revista sobre el concepto de Sustantivos, los cuales han sido explicados de manera general como una de las principales clases de palabras. Sin embargo, puede que el entendimiento integral de este tipo de partículas también requiera una apreciación de cómo este tipo de partículas han sido definidas por las distintas disciplinas lingüísticas.

Por ende, se tendrá que la Semántica ha explicado los Sustantivos como aquellas partículas lingüísticas, que cumplen con la tarea de referir o señalar ciertas entidades, las cuales se encuentran conformadas por personas, animales, lugares, conceptos u objetos. Es decir, que desde una perspectiva semántica, los Sustantivos pueden ser vistos como nombres.

De igual forma, los Sustantivos han sido definidos por la Morfología, materia que ve en ellos un tipo de palabra variable, en tanto cumple con la capacidad de cambiar su estructura morfológica, para así concordar en género y número con la entidad que nombra. Por su lado, la Sintaxis considera los Sustantivos como el núcleo del sujeto, así como de los sintagmas nominales o preposicionales.

Pronombres

Finalmente, también vendrá bien traer a capítulo el concepto de Pronombres, los cuales han sido entendidos en primer momento como uno de los principales tipos de palabras. Sin embargo, puede que también sea necesario tener en cuenta la definición que ha dado sobre ella cada una de las distintas materias lingüísticas.

En consecuencia, se podrá ver cómo la Sintaxis concibe los Pronombres como una partícula con la capacidad de sustituir al sustantivo, reemplazándolo entonces tanto en sus funciones como en su posición. De esta forma, el Pronombre también ocuparía la posición de ser el núcleo del sujeto, así como de los sintagmas nominales y preposicionales.

Por su lado, la Semántica verá al Pronombre como la partícula que –una vez ha sustituido al Sustantivo- puede referir también a ciertas entidades, tanto si se encuentran conformadas por personas, animales, lugares, objetos y conceptos. Con respecto a la definición que tiene la Morfología con respecto a los Pronombres, estos han de ser entendidos como un tipo de palabra variable, que cuenta con la capacidad de cambiar su estructura morfológica, a fin de concordar en género, número, caso y hasta persona gramatical, con la entidad que comienza a nombrar, una vez que ha decidido sustituir al sustantivo.

Pronombres numerales

Luego de estudiar cada una de estas definiciones, puede que ciertamente sea mucho más sencillo abordar una explicación sobre los Pronombres numerales, los cuales han sido explicados por las distintas fuentes como las partículas lingüísticas, que cumplen con la misión de señalar o referir a una entidad específica, sustituyendo al sustantivo que lo nombraba originalmente, y que además cumplen con la función de señalar la cantidad, el orden, la fracción o incluso la multiplicación que constituye la entidad referida. Es decir, que señalan la cantidad u orden que tiene el Sustantivo al cual han sustituido.

Tipos de pronombres numerales

Así mismo, la Lingüística refiere a que no existe un solo tipo de Pronombre numeral, sino que al menos se pueden encontrar dos distintos tipos, los cuales han sido explicados de la siguiente forma:

  • Pronombres numerales: este tipo de partícula cumple con la función de sustituir al sustantivo, al mismo tiempo que indica cuál es su cantidad específica. De acuerdo a lo que han señalado las distintas fuentes este tipo de partícula coincide plenamente en forma con los determinantes cardinales. Un ejemplo de su uso en el Español podría ser el siguiente:

De los diez tíos que tengo, cinco viven en Italia

En este caso, la partícula “cinco” sustituye al sustantivo tíos, señalando también el número que tiene en el contexto. Por ende, puede ser considerado como un pronombre numeral cardinal.

  • Pronombres numerales ordinales: en segundo lugar, dentro de los distintos Pronombres numerales, se encontrarán también los de tipo ordinal, los cuales cuentan con la misión de sustituir al sustantivo, al tiempo que señalan cuál es el orden que este ocupa. Según han indicado las fuentes especializadas, estos pronombres coinciden en forma con los determinantes ordinales. Un ejemplo del uso de esta partícula será la siguiente:

Sube al tercer piso, ahí lo encuentras, en el tercero

En este caso tercero refiere a tercer piso, por lo que puede ser considerado, también en cuanto a su forma, como el Pronombre numeral ordinal.

  • Así mismo, dentro de este tipo de pronombres numerales la Lingüística reconoce dos distintos subtipos, los cuales han sido explicados de la siguiente manera:
  • Multiplicativos: serán pronombres que se encarguen de señalar en cuánto se ha multiplicado el sustantivo al cual sustituyen, o qué múltiplo constituye este. Un ejemplo de este tipo de partícula será la siguiente:

De los chocolates que tú tienes, yo tengo el doble

  • Partitivos: por el contrario, los Pronombres numerales ordinales partitivos tienen la misión de sustituir al sustantivo, al tiempo que indican cómo se encuentra dividido este. Un ejemplo del uso de este tipo de partículas en el Español será la siguiente:

De toda la ropa, se llevó la mitad

Imagen: pixabay.com

Pronombres numerales
noviembre 27, 2018
Se habla de:                 

Ver más Artículo al azar